27 ene. 2012


Antonio Elio Brailovsky nos aportó sus conocimientos (y la foto que ilustra esta nota) para tomar real dimensión de las consecuencias que puede ocasionar la minería: "es una actividad en la cual los accidentes pueden ser enormes y tener efectos de gran magnitud. Hay que evaluar si vale la pena correr el riesgo. Esto no se dice en los medios del establishment. La gran minería tiene permiso de la ley para no tratar los residuos peligrosos. Los amontona en los diques de cola, que son grandes reservorios de una manzana y 100 metros de alto llenos de residuos peligrosos. En zona sísmica el riesgo de que se rompa y vaya a parar a las aguas que abastecen a las grandes poblaciones es alta". Brailovsky advirtió que en el primer mundo también hay desastres, y puso el ejemplo de las rupturas de dos diques de cola, en Hungría (foto) y en España, que pusieron en riesgo los ríos Danubio y Guadalquivir.
"Si las empresas trataran los residuos peligrosos no habría manera de que les cierren los costos. El secreto es dejar los residuos tirados e irse".

0 comentarios:

Publicar un comentario