27 mar. 2012

Los medios de comunicación se han convertido en un tema recurrente de cualquier agenda periodística: nos gusta hablar de nosotros mismos. Narcisismo puro podría decir Alfredo Grande. Quizá por eso lo eligió como tema de Sueños Posibles.
Para eso, los entrevistados aportaron no solamente sus experiencias como víctimas de la censura, sino que también fueron más allá, aportando una mirada más general sobre el oficio de periodista en este tiempo.


Tomás Eliaschev denunció hace algunas semanas la censura que sufrió una de sus notas en la Revista Veintitrés. Era un informe acerca de la situación de los trenes tras la masacre de once.
Darío Aranda escribe en Página 12, aunque cada vez menos. El año pasado sufrió varios hechos de recortes de sus notas que tratan, habitualmente, la temática de los movimientos campesinos y pueblos originarios.
Ambos nos ayudaron a hacer un programa muy interesante, como para alimentar nuestro narcisimo.

0 comentarios:

Publicar un comentario