20 jun. 2012


Image 
En la séptima audiencia del juicio por contaminación en el barrio de Ituzaingó, provincia de Córdoba, declararon un oficial de la patrulla ambiental, un vecino del barrio, y Ariel Depetris, médico epidemiólogo de la OPS, quien coordinó el Plan de Acción en el barrio Ituzaingó en 2005. Por www.juicioalafumigacion.com.ar

Ariel Depetris: “Están todas las evidencias científicas”
El epidemiólogo Depetris se refirió a la importancia del derecho precautorio y ejemplificó con la ley 24.051 sobre residuos peligrosos, que dice que es delito aquello que “ponga en peligro” y no “que compruebe el daño”. Asimismo, afirmó que los agroquímicos Glifosato, Endosulfan y DDT hacen daño a la salud y que los otros metales no registraron valores altos en los estudios realizados en el barrio.

Alrededor de las 14 hs ingresó el Dr. Ariel Depetris Medico Epidemiólogo, ex Coordinador OPS, y participó como coordinador del Plan de Acción de Bº Ituzaingo Anexo.

En su inicio el Perito comenzó describiendo la importancia del trabajo interdisciplinar y por
medio de redes para abordar la problemática. Desde el inicio, aclaró que “la historia refleja
el desencuentro institucional para dar situación adecuada y responde mas a lo coyuntural y
demandas particulares como fue el cambio al agua potable, la pavimentación de calles, que fueron
medidas paliativas que no respondieron a lo importante hacia una gestión del riesgo adecuada.”

Los estudios previos


Dentro de la cantidad de análisis y estudios previos destaca que “Lo mas contundentes fue el
estudio de biodemarcadores de exposición, hecho por el Hospital Infantil”. Allí, se trata de
determinar en orina, sangre y cabello posibles contaminadores. Ese estudio fue realizado en el
2005 en la muestra aleatoria de 30 niños en el que se identificaron clorados que fueron muy
superiores a la norma de referencia. Instantes siguientes remarcó “Esos fueron indicadores de
exposición es decir estos niños estuvieron expuestos a esos plaguicidad, y que aparte de esto, los
han incorporados.”

Ante la pregunta del Tribunal si estos plaguicidas afectan a la salud humana, el perito lo
confirmó y aclaró que algunos ya están calificados como contaminantes humanos por su
potencialidad de producir cánceres.

Derecho precautorio

Según el analista de la OPS, el derecho precautorio explica cuándo hay peligro, en
epidemiologia de riesgo, no hay que tener toda la evidencia disponible para poder actuar.
Comparó con la ley 24.051 sobre residuos peligrosos, que dice que es delito aquello que “ponga
en peligro” y no “que compruebe el daño”. “Es hasta irresponsable y moralmente inaceptable
esperar que se produzca la enfermedad, la muerte; esperar que se desarrolle un hecho
directamente causal y comprobarlo” aseguró en medio de un respetuoso silencio de la
audiencia.

El Presidente del Tribunal pidió que se conste en acta. Por su parte, la Querella solicitó que conste
en acta que los 2500 metros de no fumigable parte del principio de derecho precautorio.

Con respecto a las preguntas de la Defensa sobre la cantidad necesaria de contaminantes,
explicó que si bien este comienza a ser una preocupación científica internacional, no puede sólo
establecerse por cantidad o de modo causal por las interacciones y riesgos que los plaguicidas
producen entre si.

Sin embargo, ante nuevas preguntas de la Defensa que versaban sobre la indeterminación e
imposibilidad de relacionar los agroquímicos con la enfermedad afirmó que “hay que tener límite
entre la fumigación y el ejido urbano.” Y volvió a ejemplificar con el resultado de los informes.

De los estudios resaltó el del 2010 donde se hizo un diseño mas elaborado con una muestra de
142 chicos y otros 62 de grupo de control (un grupo que no esté expuesto con el cual comparar) donde se contrasta con otros chicos de barrios de Córdoba. “En el grupo de chicos de Bº ituzaingo se encontraron que el 80 por ciento tenían algún elemento clorado, mientras que en el grupo control sólo el 50 por ciento. Ambas muestras fueron tomadas al azar. La diferencia es muy importante aun si había niños expuestos a estas condiciones en otros barrios de la muestra probatoria” afirmó.

Los contaminantes potenciales

Con respecto a los agroquímicos encontrados resalta el estudio del 2010 donde “aparece el
Endosulfan que en otras muestras no existían”.

En el primer estudio del 2005 se habían incluido los contaminantes potenciales como el
cromo, plomo y arsénico, el PCB dio cero y los otros muy bajos porcentajes. De ahí que no se
consideraron como potenciales contaminantes y no se tuvieron en cuenta para las próximas muestras.

Posteriormente aclara que “tanto la FAO como agencia de protección ambiente, instan a prohibir
y eliminar el uso de estos plaguicidas como Endosulfan que son potencialmente productores de
problemas en el ambiente y la población humano. Son ochenta países los prohibidos. Están todas
las evidencias científicas al respecto.”

“El problema de los agroquímicos es que no hay suficiente tiempo de probar los daños
que producen. Po eso, como hablamos de probabilidades es importante el principio precautorio”
afirmó posteriormente en el medio de la alocución.

Hablando sobre el mapa y marcando los biodemarcadores remarcó que “lo importante de
esta información fue que atendimos a la población como un todo con variables económicos,
ambientales, sociales entre otros”.

Los biomarcadores


Tras un error del abogado defensor Carlos Hairabedian, donde volvió a poner como fuente un articulo periodístico confundiendo el Endosulfan con glifosato. El testigo recordó que Monsanto era le principal productor mientras Bayer era el laboratorio del Endosulfan. El testigo recordó también que Monsanto tuvo que falsear informes donde decía que el glifosato no era toxico, “hay denuncias sobre esto de los juicios contra Monsanto” recuerda.

Ante las preguntas de Araoz sobre el informe de biomarcadores y al presencia de cromo, plomo y
arsénico, el perito explico que como en el 2005 no había valores importantes de estos metales,
no fueron referencia en los informes posteriores.

La mayor parte de esos clorados, son capaces de permanecer años en los matrices ambientales.
El cáncer tiene un periodo de latencia por eso están operando desde el tiempo que se estaban
usando. Por eso hay antiguos mas nuevos como el Endosulfan y el Glifosato.

Según el especialista, los plaguicidas como el HCH, DDT se pueden obtener o utilizar en forma
ilegal “incluso se envasan en formas prohibidas y que puedan seguir siendo usados”.

Araoz pide mas determinaciones respecto a otros contaminantes. El perito vuelve a remarcar que
si bien había filtraciones en el PCB y también puede producir cáncer estos fueron removidos en
el 2002. Puntualizó “el problema es que el PCB no se encontró en los chicos ni en las matrices
ambientales pero como había filtraciones se removieron todos los tanques de Bº ituzaingo y de
otros barrios de Córdoba”.

Minutos antes de retirarse, recuerda que el Endosulfan apareció en el estudio a niños del
año 2010.” Igualmente aclara que las fumigaciones van de noviembre a marzo, el endosulfan
presenta poca vida en sangre asi que hay que ver cuando se toma la muestra y la cantidad de
casos. Si bien los clorados son bioacumulables, el Endosulfan se detecta rápidamente la presencia
de fumigaciones cerca, precisó.

La Dra Conti pregunta sobre el final si el DDT, Endosulfan y Glifosato son peligrosos para la
salud. El Perito responde afirmativamente y remarca que “es por eso se toman los recaudos
como principio precautorio para alejar estos riesgos”.

 www.juicioalafumigacion.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario