1 oct. 2012



(Por La Retaguardia) La fecha prevista es el 25 de octubre. Se incluirán los casos de 796 víctimas y serán 67 los represores imputados. La abogada Elizabeth Gómez Alcorta, integrante del Movimiento de Profesionales para los Pueblos, dio detalles de los preparativos para el inicio de este juicio .
Elizabeth Gómez Alcorta asegura que el de la Escuela de Mecánica de la Armada es un caso paradigmático porque es el centro clandestino por el que, en principio, pasaron la mayor cantidad de personas. Se calcula que fueron alrededor de cinco mil. Sobre lo que ocurrió en el predio de Avenida del Libertador al 8100 se había realizado una investigación previa al dictado de las leyes de impunidad. Pero una vez que se declararon inconstitucionales, los casos de las víctimas que ya formaban parte de este tramo se juzgaron en el primer juicio, cuya sentencia se conoció el año pasado e incluyó doce prisiones perpetuas, dos condenas a 25 años, una de 20 y otra de 18, además de dos absoluciones. “Ahora quedaron otros tramos distintos – explica la abogada, en diálogo con Oral Y Público –, por ejemplo el último que se agregó fue el de los vuelos de la muerte. De lo que se trataba era de no hacer infinitos juicios, porque por cada tramo se puede hacer un juicio, por lo que se agruparon muchos tramos o lo que se conoce técnicamente como requerimientos de elevación a juicio, y lo que se hace es una megajuicio en términos reales”. En este marco, se están realizando audiencias preliminares, una dinámica bastante nueva que surge tras una acordada dictada en marzo de este año por la Cámara de Casación Penal, que fija pautas para los considerados juicios complejos; es decir, los que tienen muchos imputados, defensores, querellas, hechos, pruebas, testigos, como es el caso de la ESMA: “en un juicio que se calcula que va a tener dos años de trámite, resulta lógico que los jueces tengan que ponerse de acuerdo con las partes, los querellantes, los defensores, hay que pensar en todas las cuestiones cotidianas para que después cada uno pueda organizarse”, afirma Gómez Alcorta.  La acordada también prevé modificaciones en cuanto a la lectura de la acusación con la que se inician los juicios: “es la única parte por escrito y se tienen que leer las acusaciones no sólo de los fiscales sino de cada uno de los acusadores privados que son los querellantes, por eso en el primer juicio a la ESMA se tardó más de un mes solamente en la lectura de estos requerimientos. Ahora se están poniendo de acuerdo en que solamente se van a leer las partes fundamentales, lo que no llevará más de dos audiencias. Con esto vamos ganando muchísimo tiempo”, indica Gómez Alcorta.  Otro cambio previsto es en relación a los testigos que ya han declarado en varias oportunidades, no sólo en la etapa de instrucción sino también en otros juicio orales: “por ejemplo, en este juicio de ESMA se calcula que más o menos ochenta testigos serán nuevamente convocados para declarar sobre exactamente lo mismo que declararon en el anterior juicio. Esto implica un altísimo nivel de re-victimización para las personas, son todas víctimas-testigos que es otra particularidad que tienen estos juicios. Por lo cual también las reglas de Casación prevén que cuando hay registros fílmicos de esas declaraciones se pongan a disposición de todas las partes y del tribunal, y si una vez que se ve ese video se cree que hay más que preguntar se lo convoca pero sólo para consultarle por lo que no se le preguntó”, aclara la abogada y agrega: “en los juicios en que esto ya se ha utilizado, como en ABO II (Circuito Atlético, Banco, Olimpo), las defensas naturalmente se oponen; usan en general todas las estrategias dilatorias para poder después solicitar las nulidades del juicio”. Lo que sorprendió a Gómez Alcorta y otros abogados es que la fiscal de este segundo juicio de la ESMA también se opuso a la incorporación fílmica de los testimonios y hasta adelantó que lo consideraba nulo: “el argumento central por el que dicen esto es que las defensas, el imputado, tienen derecho a controlar la prueba, a uno no le pueden decir qué dijo una persona ya que uno tiene que poder controlarlo, para poder verificar que el testigo dijo lo que dijo, para poder preguntar si tiene alguna duda. La Cámara de Casación Penal es el organismo jurisdiccional más importante en materia penal del país, el superior de todos los tribunales orales y juzgados. Ésta acordada está dictada por los jueces supremos penales del país, por lo tanto resulta burdo suponer que a ellos se les pudo haber escapado el derecho a defensa de los imputados. Todo imputado, y en este caso la fiscal, va a tener la oportunidad si cree que hay algo que deba preguntar o re-preguntar lo puede solicitar y así será tenido en cuenta. No pierden la posibilidad pero sí van a tener que justificar la lógica de revictimizar a un testigo que además ha sido víctima de delitos llevados adelante por el propio Estado. Por lo tanto tenemos que pensar que debemos protegerlo tanto en su integridad física como psicológica”, manifiesta Gómez Alcorta. Comienza, entonces, la cuenta regresiva para el inicio de este segundo juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA durante la última dictadura. La fecha prevista es el 25 de octubre, pero la abogada prefiere ser cautelosa: “ocurre, diría, todos los meses, que algunos juicios se posponen porque le sucede algo a algún imputado el día que comienza o el día anterior, o que alguna de las defensas hace algo para dilatar (como sucedió en La Rioja o Santiago del Estero). Acá estimo que no, porque en principio ya ha habido modificaciones, el juicio estaba previsto que se iniciara en agosto y se pasó para el 25 de octubre, que sería el día que se va a comenzar con la lectura del requerimiento de elevación a juicio”.
Se acerca el comienzo del juicio más grande de la historia argentina. Las atrocidades de la ESMA volverán a ventilarse en el doloroso pero necesario camino de memoria, verdad y justicia.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario