6 oct. 2012

(Por La Retaguardia) Para el periodista Modesto Guerrero los comicios del domingo en su país no son una elección más, ya que allí se cruzan demasiadas líneas de tensión nacionales e internacionales. El 7 de octubre se juega el destino de un proceso político, jurídico, social y económico que ha transformado a Venezuela pero que aún está en marcha y no ha culminado, que es liderado por Hugo Chávez, quien busca una nueva reelección. Enfrente se encuentra Henrique Capriles, un hombre de la burguesía tradicional del país caribeño, tal como lo caracterizó Guerrero, quien estará presente durante toda la transmisión especial de la RNMA que se realizará este domingo desde las 15.




Modesto Guerrero es venezolano pero vive desde hace algunos años en Argentina. Es corresponsal de la agencia de noticias Aporrea y ha representado a diversas organizaciones sociales y políticas de su país. Además es el autor de una biografía analítica del presidente bolivariano, llamada “Quién inventó a Chávez”.
En diálogo con el programa “Sueños Posibles”, que conduce Alfredo Grande, Guerrero consideró que el domingo se juega también la propia vida política del gobierno ya que se trata de una elección muy cerrada y difícil: “son trece años y ha habido algún nivel de desgaste, hay problemas de efectos y contradicciones que traen más desgaste, la suma de eso lo aprovechan los opositores al gobierno para crecer o acumular votos”. Y, en este sentido, también se plebiscita la continuidad de los nuevos mecanismos de integración o aproximación de América Latina, como UNASUR, el ALBA y Petrocaribe, por sólo mencionar tres grandes organismos que para el analista hablan por sí mismos de la participación protagónica que ha tenido el gobierno venezolano con bastante sostén social, ya que no se trata de acciones del gobierno alejadas de la gente, sino que una buena parte de la población politizada participa, está pendiente, asiste a las charlas, lo que genera un valor agregado.
Respecto al principal candidato de la oposición, Henrique Capriles, Guerrero lo comparó a lo que en Argentina simbolizan Mauricio Macri, Roggio o Pérez Companc: “Capriles es el apellido del dueño del más grande emporio de medios nacionales que tiene el país. Pero desde el punto de vista intelectual, lamentablemente para Chávez es un pobre muchacho que no tiene formación política, no hablo ya economía, historia, lógica, filosofía, es un muchacho que se hizo político porque fue elegido en medio de un vacío y punto, eso ocurre muchas veces en muchos países”, explicó.
En el marco de la campaña electoral, Chávez no aceptó realizar un debate porque, según explicó Guerrero, si se desarrollara el que quedaría mal sería el propio Chávez, porque es demasiada la diferencia de formación intelectual: “es controversial, porque si yo fuera Chávez, si fuera el presidente yo hago el debate porque es una muestra de libertad, democracia y de seguridad en mis propias ideas, pero Chávez argumenta que ese muchacho no tiene ninguna idea, ni siquiera tiene verbo como para hacer una polémica, entonces usa ese hecho que es real, lo convierte en argumento y quizás ahí hay un error del presidente. Eso no sería extraño porque él suele cometer ese tipo de fallas”, analizó Modesto.
Respecto a cuáles son los componentes profundamente revolucionarios del proceso que está llevando adelante Chávez, el reconocido periodista enumeró: la expropiación del 25% de la propiedad capitalista de la tierra; más de 32 fábricas bajo control político obrero, sin Estado ni patrón, por ejemplo las milicias bolivarianas obreras controlan la seguridad de la fábrica; además, más de 1800 fábricas están en una fórmula jurídica en la que no hay patrón privado, sino s{olo Estado y trabajadores, bajo cooperativas, consejo de trabajadores, sindicatos o cualquier formulación jurídica de la mediación. Otro gran aporte ha sido la difusión del socialismo como idea, programa, concepto, en buena parte de la población.
En cuanto a las debilidades de la revolución bolivariana, mencionó la corrupción y la inseguridad: “en Venezuela a nadie le pueda caber dudas, salvo que esté disociado de la realidad que hay un problema de corrupción, que no es mayoritario - explicó -. El uso que tienen los escasos casos de corrupción son potenciados porque siempre es así, nadie puede ser corrupto mayoritariamente o llevarse la mayoría del presupuesto de un ministerio, pero lo poco que se lleve es tan grave como dolo moral que se potencia aunque la derecha no lo potenciara, pero es más el daño que se hace mediáticamente que lo que se roban los que roban o hacen negociados o contratos fáciles a través del Estado”.
Para estas elecciones, Chávez hizo un programa que llamó “Las cinco estrategias para el siglo XXI”. En la segunda, hay un largo capítulo contra los mecanismos de la corrupción del Estado y cómo combatirlo. Para Guerrero eso no sirve, ya que Chávez se ha declarado contra la corrupción y ha llamado a la guerra a muerte contra ella muchas veces y no ha servido: “no se resuelve con declaraciones un problema que tiene raíz social – agregó –, que es que se ha conformado en el país, en la economía y el Estado una nueva protoclase, nuevos enriquecidos del Estado o con el Estado, con contratos, relaciones internacionales, que han conformado una capa o sub-capa de la clase burguesa que no es la vieja clase, sino una nueva conformación que todavía no está completada que es la que alimenta la corrupción. Yo conozco a varios de esos corruptos, los denuncié en el libro ´Quién inventó a Chávez´, hago un capítulo dedicado a la corrupción, con nombre y apellido, y a varios de ellos los he sabido por Buenos Aires, porque acá han venido a pagar comisiones de negocios que hacen con capitalistas argentinos a través de los dos Estados. Siempre el que corrompe es el capitalista, el que tiene la plata; el corrompido, el compadre de la corrupción es el funcionario de Estado que es el que firma o sella el papel”.
Respecto a la inseguridad, Modesto lo consideró un problema involuntario: “el gobierno ha hecho ya siete planes en doce años para combatir la violencia, la inseguridad callejera y no lo ha logrado, ha sido derrotado en la calle pero ha hecho ese intento, ha trabajado duro, incluso en dos casos con asesoría internacional, eso es muy complejo porque es más de medio siglo, sesenta años con eso incrustado en las capas bajas de la sociedad y en las capas altas a nivel del gran negocio del narcotráfico, cuello blanco, la banca, la especulación, son esos graves problemas que la sociedad mantiene, conserva y quedan como peso muerto cuando quieres transformar se convierten en el peor de los problemas”.
En el programa “Sueños Posibles” también se le preguntó a Modesto sobre las coincidencias y diferencias entre Venezuela y Argentina. Hizo referencia a los ciento veinticuatro tratados, pactos, convenios y protocolos firmados entre ambos países, que marcan un nivel de acercamiento gigantesco: “Argentina multiplicó por once sus ventas agrarias a Venezuela y le compró por primera vez toneladas de combustible. Hay un gran acercamiento, además de la amistad política entre Chávez y Néstor (Kirchner) que se jugaron juntos contra Fox y Bush en el ALCA en Mar del Plata. Las diferencias no es que sean más o menos, sino que son de esencia, sustancia. En Venezuela hay un proyecto político que se llama ´Transición al Socialismo´, es un proyecto del Estado, del gobierno de Chávez; en Argentina el proyecto es economía extractivista para el mercado mundial, neodesarrollo o desarrollo de nuevo tipo de un sector de la industria nueva con extractivismo, incluyendo una alianza con cinco multinacionales; en eso Venezuela es lo opuesto; al ser lo opuesto en lo económico y en lo político produce un tipo de régimen distinto. En Venezuela buscamos el socialismo, en Argentina el gobierno no lo busca y en esa medida hay una gran diferencia. Y la otra es que en Venezuela el poder popular de la época chavista para acá es un factor social, allá el movimiento obrero, campesino, barrial e intelectual tiene poder social. En Argentina son movimientos que apoyan al gobierno o movimientos que lo adversan, es lo normal”.
Finalmente, Modesto se refirió a la salud de Chávez y el manejo que se ha hecho del tema. Dijo que el presidente venezolano se encuentra muy bien en términos clínicos y manifestó que sus enemigos han hecho un gran campaña afirmando que estaba muerto o por morirse, que había un doble gobernando, que iba a hacer la campaña en silla de ruedas o en internet con pantalla gigante: “hiperbolizaron tanto la posibilidad de muerte de Chávez a nivel internacional que ahora suena anormal que no se hable de su muerte o de su enfermedad. Chávez clínicamente tiene los valores equilibrados, está muy bien, pero es el estado muy bien de un cuerpo que tiene un cáncer adentro. Chávez anda parrandeando, bailando, tocando maracas, cantando en los actos, haciendo catorce actos de masas, con la presión que significa eso, porque está bien, está recuperado, pero tiene un cáncer que le reincidió en el mismo lugar y eso es más peligroso incluso que la primera vez”, señaló Modesto.
Este domingo, desde las 15, durante la transmisión especial de la RNMA, Modesto Guerrero aportará su visión comprometida y ecuánime acerca del proceso venezolano.
DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario