28 nov. 2012

(Por La Retaguardia) La definición corresponde al ex legislador del Partido Social de la Ciudad Facundo Di Filippo, integrante además del Colectivo por la Igualdad, que desde hace un tiempo trabaja junto a otras organizaciones en un armado político que pretende lograr una Ciudad de Buenos Aires a la que puedan acceder los sectores populares. Con él dialogamos para que nos acerque su mirada sobre la ciudad, nos brinde más detalles sobre esta construcción y para conocer su opinión acerca de la actual gestión porteña.

“Desde que conozco la política de este distrito y desde que lo puedo analizar a la vuelta de la democracia, es el paquete normativo más perjudicial, de mayor entrega de patrimonio público al sector privado, y que obviamente va a desencadenar en la expulsión de los sectores populares de la Ciudad”, así definió Facundo Di Filippo el paquete de leyes vinculadas al negocio inmobiliario que impulsa el PRO y que cuenta con el apoyo del Frente para la Victoria (FPV). “el bloque del macrismo siempre pretendió eso de la Ciudad de Buenos Aires, pero lo que sí nos llama la atención es el bloque del kirchnerismo, que en la actualidad llegó a un marco de acuerdo con el PRO para sacar una serie de iniciativas, de leyes, vinculadas a los negocios inmobiliarios de la Ciudad, que son sinceramente muy alarmantes. Lo contradictorio del discurso del gobierno nacional y los sectores kirchneristas por lo menos en el ámbito porteño, es que discursivamente hablan del campo nacional y popular, y en realidad en la Ciudad están jugando lisa y llanamente con los sectores concentrados de la economía inmobiliaria”, agregó el ex legislador, en diálogo con La Retaguardia.
En este sentido, Di Filippo se refirió a la articulación que desde el Colectivo por la Igualdad vienen realizando junto a otras organizaciones y grupos político partidarios acerca de la necesidad de poner en el tapete la discusión del acceso a la ciudad, de que los sectores populares puedan tener el derecho a vivir, conformar su familia, desarrollar su actividad productiva y cultural en el marco de la Ciudad de Buenos Aires: “las urbes a nivel mundial tienen este síntoma de expulsión de sectores populares, que se ve reflejado en muchas grandes ciudades del mundo y también de América Latina, y desde la asunción del macrismo en la Ciudad de Buenos Aires. Hay que saber bien qué es el macrismo: tiene una forma político partidaria pero, en realidad, es un grupo empresarial que va llevando paulatinamente adelante estas iniciativas que siempre pensó para la ciudad, como la privatización de lo público: estamos hablando de la venta de tres terrenos para la creación de torres y negocios inmobiliarios, de la habilitación de dos nuevos shoppings en tierras estatales, de lo que es el desarrollo de la Dubai argentina que es el mega-emprendimiento que tiene la empresa IRSA en la ex Ciudad Deportiva de La Boca, estamos hablando de lo que es la Isla Demarchi. Todos grandes desarrollos inmobiliarios tendientes a tributar a los grandes jugadores financieros inmobiliarios, especialmente a la empresa IRSA. Entonces, lo que nosotros cuestionamos, es que la política pública se debata en torno de los intereses que tienen pequeños grupos económicos, pequeños en cantidad pero grandes en volumen de negocios y de dinero. Claramente no se legisla para solucionar los problemas de los sectores populares”, reflexionó Di Filippo. Este es el sentido con el que están pensadas algunas de las gráficas de la campaña que viene realizando el Colectivo por la Igualdad junto a otras organizaciones, como la que lleva el nombre: “Buenos Aires, una ciudad para quienes puedan pagarla”.
A  su vez, el ex legislador recordó algunos antecedentes a esta iniciativa inmobiliaria, como lo sucedido en la Costanera Norte: “Nosotros ahí tenemos, como colectivo, acciones judiciales planteadas, ya ganadas en primera instancia. Por ejemplo, ahora para recuperar el camino costero que bordea lo que es Costa Salguero. Costa Salguero es un desarrollo generado hace casi quince años, donde se edificó una mini ciudad, con hoteles, centro de convenciones, oficinas, estacionamientos, boliches en una zona que es UP, esto es una zonificación que es urbanización-parque, eso debería ser un parque y fue concesionada por el manejo turbio de la política a este desarrollo inmobiliario”. Di Filippo aseguró que lo mismo está pasando ahora en el resto de la Capital Federal, particularmente en el sur con el desarrollo de IRSA en la ex Ciudad Deportiva de La Boca, ubicada enfrente de la Reserva Ecológica, que está inscripta en un trazado (Ramsay) por el que no se podría llevar adelante un desarrollo inmobiliario de esa escala. A esta situación se suma la intención de inundar un canal que limita el barrio que planifica la empresa IRSA ahí y la Reserva Ecológica, con el objetivo de hacer un calado profundo para que puedan entrar embarcaciones. Esto generaría inundaciones no sólo en parte de la Reserva sino también en la Villa Rodrigo Bueno, cuyos vecinos están luchando contra este mega emprendimiento inmobiliario que impulsan el PRO y el Frente para la Victoria en la Legislatura porteña.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario