11 dic. 2012



(Por La Retaguardia) En Tucumán se está desarrollando un importante juicio por crímenes de lesa humanidad, importante por la cantidad de imputados y los casos juzgados, y también por lo que significa el encuentro de justicia en delitos de lesa humanidad. Pero esa no es la única instancia judicial importante en esa provincia por estos días. La Sala II de la Cámara en lo Penal dará a conocer hoy a partir de las 17.30 la sentencia en el juicio oral y público por la desaparición de María de los Angeles (Marita) Verón.

Los imputados son trece: María Jesús Rivero, Víctor Rivero, Daniela Milhein, María Azucena Márquez, Carlos Luna, Irma Medina, José Fernando Gómez, Gonzalo Gómez, Humberto Derobertis, Andrés González, Domingo Andrada, Paola Gaitán y Mariana Bustos. Las querellas han pedido entre 12 y 25 años de prisión.
El fiscal Carlos Sale pidió la detención inmediata de los trece imputados, y reclamó 25 años de prisión para María Jesús Rivero y su hermano, Víctor Rivero, como supuestos autores intelectual y material del hecho.
Solicitó esa misma pena para Daniela Milhein, Alejandro González, Irma Medina, José Fernando (Chenga) Gómez y Gonzalo Gómez, como partícipes necesarios de la retención de Marita y su sometimiento a prostitución.
Para todos los otros imputados pidió una condena a 12 años y 6 meses de cárcel. Esta mañana, los acusados tuvieron la posibilidad de expresar sus últimas palabras antes del veredicto.
Mariana Rodriguez Fuentes, de Contrapunto, que está cubriendo el juicio desde sus comienzos, no oculta su sorpresa cuando nos cuenta: "Irma Medina y Chenga Gómez sostuvieron el argumento de su inocencia y que la causa es una causa armada, que es como un chivo para la Fundación María de los Angeles -la fundación de Susana Trimarco-, poniéndose en el lugar de víctimas. Chenga dijo que hubiera querido conocer a Marita para llevarle datos a su mamá. Mostró las fotos de Andrea cuando estaba de vacaciones con él". Se refiere a Andrea de Rosas, la chica misionera que habría estado ocho años secuestrada y habría visto cuando pagaban 50.000 pesos por Marita. Rodriguez Fuentes sostiene que en el Chenga no se percibe culpa: "hay testigos que sostienen que tenía a Marita como su mujer, y que tuvo un hijo de él". La periodista remarcó la dificultad de recabar datos y pruebas en el desarrollo del juicio: "todo el tiempo llegaban pistas falsas. La causa estuvo permanentemente intervenida y alterada por la policía".
Se refirió también a las razones por las que no se encuentran entre los imputados integrantes de "la mafia" de los Ale y explicó que el querellante de José Dantona pidió que se continué con la investigación sobre Julio Miranda -ex gobernador de la Provincia cuando ocurrió el secuestro de Marita-, sobre Rubén Ale, Ernesto Baclini y Chuchuí Linares, que hoy está imputado por en el juicio Arsenales II.
DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario