8 ene. 2013

(Por La Retaguardia) El legislador de Buenos Aires para Todos visitó nuestro estudio para participar en Sueños Posibles, el programa que conduce Alfredo Grande los lunes desde las 21. Los acuerdos del kirchnerismo con el PRO, a pesar de su discurso anti-Macri, los proyectos aprobados en el parlamento porteño que incrementan las desigualdades en la Ciudad, y la necesidad de construcción de una alternativa superadora por parte de la oposición, fueron algunos de los ejes de la charla.


Para Fabio Basteiro, lo que pasa actualmente en la ciudad de Buenos Aires es una muestra de cómo se puede estructurar un discurso antagónico a Mauricio Macri y luego tener una actitud de consentimiento en cada una de las políticas que el gobierno porteño lleva adelante. Esto ocurre sobre todo en lo referido al espacio público: “quizás la piedra angular desde donde se monta un modelo de ciudad, fundamentalmente por el boom inmobiliario”, señaló el legislador de Buenos Aires para Todos en diálogo con Alfredo Grande.
Basteiro hizo referencia específicamente a la conducta del kirchnerismo en la Ciudad: “las últimas sesiones que se hicieron en la Legislatura porteña realmente tienen que estar transcriptas y mostrarse en las escuelas, porque fue quizás la muestra más cabal de lo que es un discurso estructurado de oposición al macrismo y una práctica de votar en forma sistemática por parte del Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro, Frente Popular y Progresista, once leyes a las dos de la mañana, sin tratamiento en comisión, sin despacho, sin veredictos, y al solo efecto de transferir 37 hectáreas del Parque Roca de la Ciudad a una cámara patronal de transporte; ceder todos los terrenos de Villa Luro, Liniers, Caballito, Palermo, para hacer junto con IRSA del Grupo Elsztain, que es a la vez presidente del Hipotecario, un boom inmobiliario; desarrollar la venta de lo que es el Edificio del Plata, casi 100 millones de dólares, que se votó de una forma solapada para construir un centro cívico sacándole terrenos al neuropsiquiátrico Borda; de la misma manera que eran los propios legisladores los que habían dicho que no había que hacer esto”, especificó Basteiro.
El diputado porteño también mencionó la aprobación del desarrollo del Distrito de las Artes, en lo que es la Comuna 4, que comprende los barrios de La Boca, Barracas y Parque Patricios: “se hizo un polo teóricamente para la distribución artística, que tiene como objeto beneficiar a las empresas audiovisuales, de imprentas, las editoras; entre las que se encuentra el Grupo Clarín; sacarle impuestos a las ganancias, de sellos, de ABL, generando de esta manera la posibilidad de que los verdaderos trabajadores de la cultura queden marginados de esta política, que tendría que ser de aliento, sostenimiento, creatividad e inteligencia”.
Basteiro aclaró que no está acusando ni calificando a nadie, pero sí criticando que se diga una cosa y luego se vote lo contrario: “o por lo menos si se hace esto, que se sepa, porque después se habla de que el gobierno de Mauricio Macri es de corte fascista, que profundiza la desigualdad, que no construye políticas de cultura, pero también tiene un correlato en cuanto a las votaciones. El 65% de todas las leyes ejecutadas por el gobierno de Macri fueron votadas por aliados circunstanciales que son justamente los del gobierno nacional. La transferencia del subte se podría haber hecho con un proyecto alternativo superador, no se hizo de esa manera, sino con el proyecto del PRO. Todas estas cuestiones muchas veces no se saben, y esto es porque hay un blindaje mediático a Mauricio Macri a través del Grupo Clarín y La Nación, pero también hay un blindaje mediático al gobierno nacional con Página 12 y Tiempo Argentino. Entonces no sale en ningún lado que la Ciudad de Buenos Aires teniendo 44.500 millones de pesos de presupuesto, solamente con el uno por ciento garantizaría lo que es el gasto corriente del sostenimiento del subterráneo de Buenos Aires, mientras que en esa última sesión se votó un endeudamiento de 250 millones de dólares con un proyecto que entró a la seis de la tarde y se votó a las ocho de la noche”.
Sobre esta situación, Basteiro hizo también un llamado de atención hacia el sector político al que pertenece: “el problema no es solamente que el PRO tiene 26 diputados y el Frente para la Victoria 15, el problema es que el resto de los legisladores no tenemos la capacidad de generar un ámbito inteligente y creativo para conformar una alternativa superadora. Y eso no es culpa ni de Clarín, ni de Página 12, eso es responsabilidad política de quienes decimos tener una práctica diferente. Creo que la Ciudad de Buenos Aires sirve como plataforma de lanzamiento de un proyecto nacional de derecha y reaccionario como el de Mauricio Macri, pero la mejor manera de ponerle freno no es denunciándolo estertoreamente (SIC) en (el programa de televisión) 678, sino construyendo con honestidad y apertura de cabeza, la posibilidad de que se conforme un amplio sector o conglomerado de sectores pero con profundidad en las definiciones que le pongan freno real a ese proyecto de derecha”, reflexionó.
En este sentido, Basteiro afirmó que con un presupuesto como el que tiene la Ciudad de Buenos Aires no deberían existir problemas de vivienda, pero lo concreto es que cada 5 personas que viven en la ciudad 1 sí los tiene: “esto ocurre ya no solamente focalizado en las villas, asentamientos, conventillos, barrios carenciados, sino también en sectores medios, fundamentalmente en la juventud. No hay una planificación sostenida de políticas de viviendas popular, mi primer alquiler, sostenimiento de la vivienda ocia. Y esto se debe a que justamente esta ciudad se está modificando estructuralmente para que haya dos ciudades en una misma. Esto no se puede resolver solamente con policía metropolitana, con mano dura, acá lo que se necesita es la capacidad del distrito de la Ciudad de generar un ámbito con la provincia de Buenos Aires y el gobierno nacional, porque hoy una megalópolis como Buenos Aires no se maneja solamente desde los 200 kilómetros cuadrados que tiene, sino que está el AMBA, el área metropolitana, y necesita generarse una política de transporte, vivienda e infraestructura sanitaria y educativa que contemple todas las realidades que conviven en un mismo espacio. Y este no es solamente un problema de izquierda y derecha, es fundamentalmente tener la capacidad, inteligencia y posibilidad de proyectar para el futuro, y me parece que Mauricio Macri se va a llevar puesta la ciudad si nosotros seguimos discutiendo por los diarios cuestiones que tendríamos que resolver no solo en el ámbito legislativo sino fundamentalmente en el conflicto social. Se necesita mayor Legislatura en la calle y más calle en la Legislatura, y para eso necesitamos generar los canales que sean efectivos y a la vez conducentes a generar una alternativa superadora al macrismo”, manifestó el legislador.
De todos modos, al momento de hablar de la construcción alternativa superadora por parte de la oposición, Basteiro dejó en claro cuáles son los límites para este armado: “en la Ciudad de Buenos Aires hay una lógica de funcionamiento donde se está ampliando esta capacidad de convocatoria a sectores como el radicalismo, (Alfonso) Prat Gay o cuestiones por el estilo, donde nosotros por lo menos desde Buenos Aires para Todos y Unidad Popular decimos no, el límite está puesto por fuera de las estructuras tradicionales de lo que es el PJ y la UCR. Hay límites muy concretos y me parece que hay que tener mucha más capacidad de sostener una propuesta que tratar de ganar una elección, y en esto creo que el Frente Amplio Progresista está corriendo el riesgo de, por querer ganar una elección, ampliar la capacidad de convocatoria de una forma que no tenga límites. Y me parece que el Frente Amplio tuvo por ejemplo una traducción muy concreta en Uruguay en la que fue fundamental el tiempo, la paciencia y la capacidad de sostener un programa, lo que hizo creíble a una propuesta. Las terceras fuerzas en Argentina por fuera del PJ y la UCR terminan en general en fracasos fundamentalmente a partir de esta concepción electoralista, parlamentarista, creyendo que ganar una elección es ganar la posibilidad de gobernar un país. A mí me parece que hay que combinar muy fuertemente que la política no es solo ir a una elección, ser un candidato; hay que tratar de reconstruir el movimiento popular en Argentina, reconstruir la fuerza de los trabajadores a partir de centrales que sean realmente creíbles, que se hable, se viva y se trabaje como trabajadores. Esto sí puede generar la posibilidad de gobernar un país. No es solamente conformando un frente donde sumemos estilos políticos para ganar una elección, me parece que hay que generar un ámbito permanente, inteligente, creativo, que genere la posibilidad de gobernar un país, que es gobernar nuestra propia fuerza. El poder popular es una combinación de factores que concurren a un escenario mucho más complejo y necesitamos tener la paciencia y la capacidad y la consecuencia entre lo que se dice y se hace”.
De esta manera, el legislador de Buenos Aires para Todos, Fabio Basteiro dejó planteados los desafíos para este 2013 de un importante sector de la política porteña y también argentina.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario