17 ene. 2013

(Por La Retaguardia) En el marco del programa que realizamos desde Mar del Plata, entrevistamos a la integrante de Red Solidaria contra las Violencias, el Abuso Sexual Infantil y la Trata de Personas. Nos habló sobre las falencias en la asistencia, prevención y el tratamiento de estas problemáticas. Gordon asegura que el presupuesto previsto desde el gobierno municipal no es suficiente, como así tampoco los recursos humanos, y afirma que muchas veces son las organizaciones sociales las que deben cubrir lo que desde el Estado no se hace.


En diálogo con La Retaguardia, Patricia Gordon detalla la forma en que se abordan las problemáticas de violencia, abuso sexual infantil y trata de personas específicamente en Mar del Plata. Señala que en materia de violencia ha visto a lo largo de sus años de trabajo todas las transformaciones posibles: “antes, al ir a una comisaría a hacer una denuncia sobre algún tema de violencia, lo único que decían es que la denunciante tenía que estar sangrando, golpeada y demás. Más allá de las críticas que se puedan hacer a ciertas intervenciones en forma individual, yo creo que las cosas se vienen manejando de otra manera en cuanto a la capacitación de género que se está recibiendo, entonces creo que hoy por hoy la situación no es la misma. Respecto al tratamiento de violencia, este es un tema que en Mar del Plata lo aborda la Dirección de la Mujer y hay un hogar, el hogar Galé, donde van las víctimas de la violencia, nada de esto alcanza porque no hay un presupuesto que esté destinado a que haya más de un hogar, y es necesario que haya un espacio más amplio porque las denuncias por violencia lamentablemente van creciendo. Conozco el esfuerzo y el trabajo de muchos colegas que están dentro de estos equipos técnicos, que tienen realmente las mejores intenciones y trabajan a conciencia, pero nada de esto es suficiente. O sea que el presupuesto que hay no es suficiente, los recursos humanos no alcanzan, entonces venimos las organizaciones sociales a cubrir esta parte que es la que no se llega a hacer”.
La problemática en la que Gordon tiene más críticas es la de abuso sexual infantil. Considera que es un tema que no se está tomando en forma suficiente tanto por las organizaciones sociales, como por los partidos, los movimientos y fundamentalmente el Estado: “en Mar del Plata no hay un solo centro especializado que atienda a víctimas de abuso sexual infantil. Lo digo como crítica y autocrítica porque yo también pertenezco a una organización social, quiero decir con esto que muchas veces el abuso sexual infantil no es un tema que esté tan digerido, es un tema fuerte que conecta con una escena que no quisiéramos ver nunca, que es irrepresentable para el psiquismo. El abuso sexual de un menor es algo que nos parte la cabeza a quienes no somos perversos ni perversas. Entonces creo que hay muchas resistencias que no siempre son conscientes, pero me parece que eso no es justificación, debería ser un tema que tendría que ser más abordado. Nosotros desde la Red estamos generando más espacios para que se conozca, por ejemplo, cuál es la situación de las madres protectoras de niños y niñas víctimas de abuso sexual que son maltratadas permanentemente en distintos sectores de la justicia, especialmente en tribunales de familia donde se descree de la palabra de los niños, de la palabra de los profesionales y de la palabra de las madres. Los y las profesionales recibimos ataques constantes, hay reacciones violentas hacia quienes denuncian temas de abuso sexual. Hay una industria que se creó para defender a abusadores, que gana mucho dinero, así como con la trata se gana millones, en defensa de los abusadores también se gana mucha plata, y generalmente los profesionales somos denunciados en nuestros colegios profesionales, recibimos amenazas, hay colegas en otras ciudades que hasta han sido atacadas violentamente. La situación con el tema del abuso es bastante alarmante”.
Gordon explica que desde la Red están tomando este tema, no solo para brindar asistencia sino también para crear dispositivos grupales para las madres que son permanentemente descalificadas en esta lucha, y para impedir sobre todo el contacto con el abusador: “lo que se viene en materia judicial es la llamada re-vinculación, ahora les dicen ´los puntos de encuentro´. El otro día en el diario La Capital salió una nota muy ilustrativa sobre los puntos de encuentro que propone la jueza de familia, los puntos de encuentro significa ´bueno, nos encontramos todos, si te maltrataron, si te abusaron, acá lo que va es la familia´, y la concepción de familia patriarcal, con innumerables prejuicios de clase, de género y de todo tipo”.
Cuando Gordon habla de la Red Solidaria contra las Violencias, el Abuso Sexual Infantil y la Trata de Personas, la describe como “un colectivo que está integrado por distintas personas, no solamente profesionales sino por diferentes actores sociales, sensibilizados, que comparten objetivos en cuanto a esta lucha contra el abuso, la violencia y la trata”: “por supuesto que hay profesionales especializados dentro de la Red que pueden brindar tratamiento en forma solidaria a personas que son o han sido víctimas de estos flagelos. Es importante aclarar que nosotros trabajamos en el área de tratamiento, de prevención y de capacitación también”, explica respecto al funcionamiento y objetivos de la Red.
“Hay tantos temas en los que tenemos que poner el cuerpo y estar presentes, que en realidad cada uno aporta desde donde sabe, desde donde puede, y nosotros desde la Red venimos trabajando desde el año pasado con un grupo de compañeras y un compañero de lujo que tenemos que es Alfredo Grande que también es miembro de la Red aunque viva en Buenos Aires porque de hecho ya estamos proyectando un trabajo en forma conjunta”, agrega.
Gordon hasta hace poco tiempo formaba parte también de la Fundación La Alameda: “comparto muchos de los objetivos que tiene La Alameda, pero son momentos y situaciones que la llevan a una a tomar ciertas decisiones, que tienen que ver con la elección para poder seguir aportando algo, y yo realmente me siento más útil desde el trabajo que venimos haciendo desde la Red, que tiene que ver más con la asistencia y no tanto con la denuncia, asistencia a las víctimas de trata de personas, de abuso sexual infantil que es un tema que vengo desarrollando desde que me inicié en mi profesión prácticamente, y la violencia de género. Por supuesto que seguimos muy cerca de nuestros compañeros y compañeras de La Alameda, inclusive en las derivaciones que nos podemos llegar a hacer; La Alameda es la organización por excelencia en Mar del Plata que trabaja con las denuncias de trabajo esclavo, explotación sexual”.
Respecto a lo que desde la Red Solidaria contra las Violencias, el Abuso Sexual Infantil y la Trata de Personas conciben como tratamientos para sobrellevar y superar estas problemáticas, Gordon aclara que no se trata de un tratamiento a puertas cerradas, relacionado con la atención psicológica dentro de un consultorio, sino que “es la salida de operadores y operadoras comunitarios a la calle, de quienes hacen acompañamiento terapéutico a la calle: “estamos trabajando con vecinos y vecinas de los barrios que son los que no se conocen de la ciudad de Mar del Plata que muchas veces entran en largas listas de espera para recibir asistencia y atención. Además, muchas veces la gente no puede llegar (a los lugares donde se realizan tratamientos), y no puede hacerlo por algo tan simple como que no tiene plata para el colectivo para venirse a atender al centro, entonces nosotras dentro de este equipo, contamos con la posibilidad de ver qué fue lo que le pasó y le pasa a esta persona. Trabajamos en la casita de HIJOS Mar del Plata que solidariamente nos han cedido este espacio frente al Hospital Materno Infantil para poder trabajar. Tenemos también una política de intervención comunitaria, porque muchas veces tenemos que acompañar a alguien a tribunales a hacer un trámite, o a una audiencia donde ya sabemos que va a hacer maltratada esa persona, entonces necesitamos acompañarla”.

0 comentarios:

Publicar un comentario