25 ene. 2013

(Por La Retaguardia) De visita a los estudios de La Retaguardia, Raúl Wanzo, delegado paritario de ATE por los trabajadores de la mina del carbón de Río Turbio, en la Provincia de Santa Cruz, le respondió a la nota publicada por el diario La Nación en el suplemento económico del domingo 20 de enero.
El artículo escrito por los periodistas Mariela Arias y Diego Cabot, mezcla verdades a medias con falsedades comprobadas. En una charla con Luis Angió en el programa Otras Voces, Otras Propuestas nos dejó su mirada.


Luis Angió: ¿porque La Nación dice que en Río Turbio se está quemando dinero?
Raúl Wanzo: Partiendo de la falacia de la nota de La Nación, de la mala intención descarada, ellos están cuestionando de fondo las políticas que se están haciendo en relación al Estado. Sin por ello dejar de ser crítico a muchas de las cuestiones que hacen al Estado o a este gobierno.
En Río Turbio con las decisiones políticas que se han tomado ha ido cambiando la historia de la comunidad, de la cuenca. Tieneque ver con políticas energéticas, que es hacer llegar al interconectado nacional a Río Turbio. Están las torres, los cables, todavía no está generando, pero ya es un hecho. Se está terminando de hacer. Para eso hay toda esa planificación y toda esa inversión y hubo una decisión política de hacer un cambio en la matriz energética.
También hubo una decisión de darle valor agregado al carbón, que antes se sacaba para venderlo en otro lado, a mas de 3.000 Km. en San Nicolás, en la Pcia. de Bs.As., algo absolutamente inviable por los costos de flete de los  barcos. Se generará energía eléctrica a base de carbón al terminar la construcción de una usina de 240 MW en Río Turbio. Esto tiene que ver con recuperar empresas del Estado, que en mi opinión deberían ser mejores que las que se están tomando y profundizándolas aun mas.
Por eso salen estos grupos como La Nación, que les dan órdenes a sus periodistas para ir a buscar noticias y después las deforman. Mas allá de estar en contra de la política del gobierno, están en contra de  cualquier cosa sea estatal.
Siempre fueron así, nacieron así, fueron representantes de la oligarquía terrateniente en su momento, y después representando a los sectores financieros más concentrados que vivían del “curro” financiero.
Hoy junto a ellos están INFOBAE, Clarín; todos buscando la quinta pata al gato de cualquier emprendimiento estatal, especialmente si esta en Santa Cruz, porque repercute más y es una forma de poder pegarle al gobierno.
Yo nunca fui kichnerista, nos hemos enfrentado en más de una oportunidad, pero esto ya hace a la desinformación. Si yo me dejara llevar por la bronca nada más, no estaría informando, y no le estaría haciendo bien a nuestra fuente de trabajo.
L.A.: ¿En que beneficia a esos pueblos la usina eléctrica y como están hoy los trabajadores?
R.W.: La cuenca carbonífera depende de la mina de carbón, y por suerte hemos recuperado muchas cosas, beneficios, salarios, inversiones y decisiones políticas tal como lo manifestó la Presidenta cuando  reconoció que hace muchos años querían hacer de Río Turbio un pueblo turístico y de plantación de ajos  y que por la tozudez de los mineros entendieron que es lo queríamos los pueblos de la cuenca carbonífera de Río Turbio
Nuestra principal preocupación hoy con las inversiones a la vista es  lograr que nuestra fuente de trabajo sea lo menos deficitaria posible porque somos parte del Estado.
L.A.: ¿ La Nación dice que el gobierno le ha bajado a seis horas la jornada de trabajo y cinco días a la semana. ¿Es esto así?
R.W.: Nosotros trabajamos en condiciones desde el punto de vista ambiental y de seguridad peores que los compañeros del subte, porque tenemos 800 mts de montaña sobre nuestras cabezas.
Cuando se extrae el carbón se generan gases explosivos, por eso hay que cuidar mucho la seguridad, porque puede haber explosiones y volar todo en mil pedazos; puede haber movimientos sísmicos y estamos a varios Km de la salida mas cercana
Estaría bueno que alguno de los que escriben alegremente esas notas bajen a la mina, estén en medio del ambiente absolutamente contaminado de polvillo, el esfuerzo físico, para saber que es trabajar en esas condiciones.
L.A.: La Nación hace mención al tema del costo en pesos de toda esta obra. Es un gasto o una inversión?
R.W.: Consideran que es un gasto innecesario, que no es una inversión geopolítica, pero es una inversión para que  además Río Turbio, 28 de Noviembre y Julio Dufur, que son poblaciones que están alrededor de la cuenca carbonífera, puedan sobrevivir. De lo contrario serian pueblos del interior con un ejército de desocupados. Ellos remarcan más este odio que tienen los editoriales o los dueños, o los que dirigen editorialmente La Nación en relación a las empresas del Estado.
L.A.: La producción actual de la mina, como dice La Nación abastecerá a la usina eléctrica?
R.W.: La mina produce 190.000 Tn. de carbón al año y falta un millón más. Eso dice la nota de La Nación. Eso es verdad, pero la explicación es que la empresa esta en preparación, porque si se sacara todo el carbón hoy no  tendríamos donde ponerlos. No se puede guardar el carbón porque se va degradando, combustionando, termina en cenizas. Cuanto más el carbón este en la mina más se va a conservar su valor calórico como producto para después ser quemado en las calderas y generar energía. La mina tiene seis labores de preparación secundaria, se están preparando seis frentes de explotación para sacar las toneladas de carbón para abastecer la usina.
Esta información que largan al resto del país se termina transformando en una verdad mentirosa, porque a 3000 Km. de distancia no se puede comprobar lo que dicen. A los habitantes y trabajadores no los afecta porque conocemos la situación. La Nación dice una verdad a medias, es tendenciosa y deforma.
L.A.: Tanto INFOBAE como La Nación hacen mención en sus artículos que esto es plata quemada o desperdiciada. ¿Ves alguna intencionalidad en estos titulares de sus notas?
No es casual que primero fue INFOBAE quien saca la información un viernes, titulando “La capital del descalabro del Estado” y dos días después en el suplemento económico del domingo, La Nación titula “Una usina de carbón que quema dinero”. No quieren empresas del Estado. Estos grupos tienen voceros que intentan que la usina sea privada.
L.A.: ¿Con que argumento se valen en tu opinión para decir que quieren que sea privada?
Esto tiene que ver que con que todavía la usina no tiene una figura jurídica, como tampoco la empresa Yacimientos Carboníferosde Río Turbio. (YCRT).
Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) estamos planteando que se debe constituir una sola unidad económica, CARBO-ELECTRICA-ESTATAL con la facultad de extraer carbón, quemarlo en la usina para generar y vender energía eléctrica, a la vez también de vender el carbón excedente, y los subproductos del carbón, donde los trabajadores tengamos participación en el control y fiscalización buscando crear conciencia en lo publico y estatal.
L.A.: Respecto al tema de la contaminación ambiental, que también habla el artículo, ¿que consecuencias puede traer una usina que queme carbón para producir energía?
R.W.: La cuestión de la contaminación y el medio ambiente que también critica Greenpeace, en este caso por falta de conocimiento de algunas cuestiones técnicas, evidentemente a veces también están direccionadas a favor del negocio de un sector o de otro y ese es otro tema.
Esta tecnología que se va a usar se llama lecho fluidizado, donde a la combustión de carbón se le inyecta a una determinada temperatura cal, que genera una reacción química que disminuye los efectos nocivos del azufre en la combustión y por medio de filtros y ciclones se recapturan las partículas volátiles para q no salgan a la atmosfera.
L.A.:¿Que están haciendo desde ATE para resolver los problemas que actualmente tienen en cuanto a la organización de la empresa en relación con sus trabajadores?
Lo que necesitamos es armar un nuevo organigrama de la empresa que este más acorde a la realidad actual del yacimiento, definir los ámbitos de representación de los cuatro sindicatos que actúan dentro de la empresa, hacer una nueva escala salarial, que sea distinta a la actual que esta muy achatada e implementar los concursos y la capacitación para que desde un oficial en adelante tengan que rendir examen para cubrir un puesto, queremos incentivar el estudio, y una nueva cultura del trabajo y de lo publico desde una perspectiva de eficiencia.
En ese sentido hemos logrado que la empresa realice un acuerdo con la Universidad de Buenos Aires (UBA)  que está llevando a cabo la reingeniería de los procesos de todas las tareas que se realizan en la empresa, desde lo administrativo a lo operativo en las zonas industriales y de producción. Este trabajo ayudará a confeccionar los manuales de cada función y de su análisis salldrá la constitución de un nuevo organigrama.
L.A.: Por último,¿que quedaría por agregar a esta situación que no haya sido dicha ni por La Nación ni por INFOBAE?
R.W.: Lo que no dicen estos grupos mediáticos es la destrucción que están realizando en las comunidades aborígenes en el norte y sur del país los grandes terratenientes o corporaciones sojeras que no dudan en matar para garantizar sus ganancias, que no dudan en envenenar a muchísimas pequeñas poblaciones rurales con los agrotóxicos, o investigar las grandes mineras a cielo abierto que  no solo destruyen el medio ambiente sino que se llevan las riquezas del país. Incluso el gobierno de Cristina  tiene materias pendientes en este sentido dejando hacer grandes negociados a estos sectores destructivos de la Argentina.
INFOBAE, La Nación y demás grupos mediáticos que están en contra de las políticas de participación del Estado en aspectos de los recursos naturales, la energía, el petróleo y otros, debieran preocuparse si el gobierno avanzará más de lo que hasta ahora avanzó en estas cuestiones.

0 comentarios:

Publicar un comentario