17 mar. 2013

Lordkipanidse tras declarar por la  ESMA

(Por La Retaguardia) Comenzó la ronda de testimonios en el tercer tramo del juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA. Uno de los primeros en declarar fue Carlos Lordkipanidse, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), con quien dialogamos sobre esta experiencia. También participó de la conversación Víctor Basterra, quien probablemente declare la próxima semana. Los dos se autodefinieron como “hermanos del alma”, ya que compartieron parte del cautiverio:  “estuvimos un año y medio juntos solos en la Escuela de Mecánica de la Armada, como no lo voy a conocer a Víctor”, graficó Lordkipanidse; luego compartieron muchos más años de lucha. Tanto tiempo de vivencias similares, conocimiento y confianza se reflejó en varios momentos de la entrevista, en la que no faltaron risas, palabras serias, frases cómplices y profundas reflexiones. Una charla que finalizó con la convocatoria a marchar el próximo 24 de marzo, al cumplirse un nuevo aniversario del inicio de la última dictadura cívico militar en 1976.

Isla El Silencio, ex Centro de detención y tortura.
Tras su declaración testimonial, como una de las cabezas de la querella de Justicia Ya,  Carlos Lordkipanidse rescató que por fin se está ante un verdadero juicio, donde se juzga por los delitos cometidos contra setecientas víctimas, a casi setenta represores, algunos de uniforme y otros civiles, entre ellos Juan Alemann, quien fuera secretario de Hacienda y mano derecha de José Alfredo Martínez de Hoz. Además, destacó la implementación de un nuevo sistema de juicio: “algo que nos costó mucho imponer, entendiendo que antiguamente se juzgaba de acuerdo al código penal antiguo, con juicios propios para ladrones de gallinas y no para genocidas. En esta oportunidad se están teniendo en cuenta las declaraciones efectuadas en otros juicios anteriores, en forma de video a la que tienen acceso las partes, lo que evita la revictimización  del testigo al punto de tener que contar una y otra vez cada uno de los detalles de lo acontecido, y en estas oportunidades se puede ir directamente al grano, a los hechos que se juzgan en este tramo del juicio, ESMA III, entendiendo el primero por el de Febres, el segundo contra dieciséis represores cuando se condenó a Acosta, Astiz y todos los famosos, y ahora este tercero donde son sesenta y ocho represores, porque lamentablemente dos fallecieron esperando el juicio”.
En su declaración, Lordkipanidse aportó varios elementos a la causa. Uno está relacionado con su explicación de por qué se debe dejar de utilizar el concepto de que los secuestrados en la ESMA fueron sometidos a trabajo esclavo sino que directamente hay que hablar directamente de esclavitud: “desde un principio contra lo que hubo que luchar fue contra una palabra nefasta que nos endilgaron como sobrevivientes que fue el de la colaboración. Hubo que luchar contra esa palabra en el sentido de que uno no colaboró en ese lugar voluntariamente, sino que fue obligado a hacer determinadas tareas. Con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que en realidad nos tuvieron en situación de trabajo esclavo, quiere decir que nos asignaban algún trabajo para hacer, y nuestra situación era de esclavitud porque no teníamos un poder de decisión acerca de lo que podíamos hacer o no porque corrían peligro nuestras propias vidas. Y en definitiva si uno se pone a hurgar claramente de lo que se trata, decimos que no hubo una situación de trabajo entendido en el sentido de la remuneración, del trabajo en blanco, la posibilidad de afiliarse a un sindicato, y demás cuestiones no existieron en la ESMA, no hubo remuneración, ni convenio colectivo de trabajo ni cosa por el estilo, hubo una situación de esclavitud. Entiendo que si estos juicios existen son para tener una clara noción de lo ocurrido y eso manifestarlo en palabras, porque volver a los hechos no se puede, entonces a lo que nos estamos refiriendo es que a nosotros nos tuvieron ahí como esclavos. Hay que redefinir las palabras, y a la vez poner al represor en el lugar que le corresponde porque si no parece que nos hubiesen dado la posibilidad de trabajar, como una obra benéfica, y eso confunde. Yo creo que nos convirtieron de prisioneros, secuestrados que éramos en ese momento, en esclavos”.
Al respecto, Víctor Basterra aportó que en ese momento la disyuntiva era de vida o muerte: “trabajás o te morís, así era la palabra de los tipos. Ellos manejaban el concepto del trabajo, nosotros el de la esclavitud”. Y Lordkipanidse agregó: “vale la pena definir toda esta situación investigada y puesta sobre la mesa en los juicios orales y públicos, esto merece ser tratado con las palabras correctas, por ejemplo que lo que ocurrió en la Argentina fue un genocidio, no un simple asesinato masivo de personas”.
 "Casa chica" de la isla El Silencio en el Tigre.
Los compañeros de secuestro y lucha también se refirieron al mes que durante, su cautiverio, fueron trasladados hasta en una isla del Tigre, ante la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 1979. Lordkipanidse afirmó que con el tiempo y producto de investigaciones particulares supieron que ese predio llamado “El Silencio” y ubicado en la tercera sección del Tigre, pertenecía en ese momento a la Revista Esquiú, vocero oficial de la Iglesia Católica Argentina: “ahora sabemos que cambió de dueño, que el muelle que existía para desembarcar en ese lugar ya no existe. Pero es una pieza tan importante dentro del rompecabezas de lo que sucedió en la ESMA que cubre la parte de la intencionalidad del ocultamiento, no se trata de ocultarnos ante la visita de las monjitas de no sé dónde, venía la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a la Argentina, entonces modificaron toda la estructura del edificio de oficiales de la ESMA y a todos los prisioneros nos llevaron a una isla oculta en el Tigre, con la excepción de dos compañeros que estaban en Capucha en ese momento, el Topo Sáenz y otro compañero del que nunca supimos el apellido pero le decían ‘Tachito’, que no llegaron a la isla. Por lo tanto, la isla forma parte fundamental en la investigación de lo sucedido. Como así también el campo de deportes que está contiguo a la ESMA, a orillas del río donde se incineraban los cadáveres de nuestros compañeros en los famosos ‘asaditos’. En el campo de deportes hicimos inspección ocular con el Tribunal Oral Federal, en la ESMA también, pero ¿cómo puede ser que no estemos yendo a la isla, donde sucedieron todas las cosas que ocurrieron y que forma parte del plan general del funcionamiento de la ESMA? Entonces lo que hice fue acercarme a la isla con la ayuda de una compañera periodista, escritora y fotógrafa, entramos a la casa, fuimos al lugar donde estaban los de capucha, sacamos fotos (algunas de ellas acompañan esta nota, debajo), y eso lo presenté el otro día en el tribunal pidiendo una inspección ocular y una medida de no innovar, que quiere decir que en ese lugar hay pruebas, yo sé que las hay, acerca de nuestro paso por ese lugar. Entre otras cosas hay utensilios en la casa que todavía se preservan, que eran de esa época, por ejemplo la cocina económica, de hierro, vieja, que se usaba con leña; un armario en el comedor; los aparatos del baño; y demás cuestiones que se preservan increíblemente, entonces le pedimos al tribunal una medida de no innovar, veremos ahora qué resuelve”.
Según describieron Basterra y Lordkipanidse, en el predio había dos edificaciones, separadas por un arroyo, a una cuadra más o menos de distancia. En la casa más chica estaban los secuestrados en situación de capucha, en condiciones infrahumanas. Actualmente, viven allí dos personas que como caseros cuidan el lugar. El resto está prácticamente igual. Basterra formaba parte del grupo de personas secuestrado en la llamada ‘casa menor’: “el problema nuestro era que no teníamos agua potable, estábamos engrillados y esposados, con la capucha, tirados en el piso sobre un plástico y las colchonetas, que cuando subía un poco el agua uno se mojaba. Los guardias no se animaban a entrar por el olor que había porque nosotros estábamos todos descompuestos. Hemos hablado en el juzgado sobre la necesidad de preservar este lugar pero aparentemente no sabían, seguramente el juez tenía bien en claro lo que no quería hacer o lo que quería hacer. Los colaboradores de él estaban un poco confusos y molestos. Sabíamos que la isla pertenecía a la curia, no sabíamos que era de la Revista Esquiú, esto había que reactualizarlo, y me parece muy bien lo que hizo Carlos, haciendo in situ la investigación y presentándola como prueba”, relató.
Lordkipanidse explicó que también presentó ante el tribunal imágenes aéreas con aproximación hacia el techo de la casa, sacadas a partir del sitio de internet Google Earth: “es impresionante, el tribunal quedó con la boca abierta con el trabajo que les presentamos porque es ineludible; si no hacen inspección ocular, si eso no se preserva el lugar, será una actitud jodida, tal vez comprensible porque también se pidió la investigación de la curia en la misma oportunidad, entendiendo que ese lugar en ese momento pertenecía a la curia, y ahora ante los nuevos acontecimiento papales quiero saber qué es lo que van a hacer, si van a comprometer realmente a la curia argentina en cuanto a lo ocurrido con la represión y demás cuestiones. En los papales y en los hechos está todo demostrado, y me parece que no queda más que actuar”, afirmó, refiriéndose a la reciente coronación de Jorge Bergoglio como Sumo Pontífice de la Iglesia Apostólica Cristiana.
Víctor Basterra debía declarar en este juicio el jueves 14 de marzo, pero su audiencia fue pospuesta seguramente para la próxima semana; quien sí pudo brindar testimonio fue su hija María Eva, Evita, también secuestrada en la ESMA: “yo siempre digo ‘mis hijas, mi orgullo’, porque tienen una impronta muy bien asimilada de lo que es jugarse por las causas justas, y la participación en este juicio es una causa justa, y así lo vio ella y se desenvolvió con total firmeza. Yo le dije que vaya tranquila, con serenidad y dignidad, y creo que lo hizo de esa forma. Esta es la primera declaración que hace. Nuestras declaraciones son aportes a la memoria, para la construcción de un futuro, y también lo hacemos con una mirada estratégica para no dejarles el manejo de los conceptos y los valores a tipos que no se merecen manejarlos, como son muchas veces los emergentes del sistema como los medios de comunicación que han acopiado toda la información y la van manejando para ir formando una opinión totalmente equivocada y al servicio de los poderosos. Nosotros rompemos un poco eso, por lo menos es nuestra intención tratando de establecer nuevas formas. Ellos decían 'delató o entregó información', nosotros decimos le arrancaron información, y se van extendiendo esas cosas para tratar de entender un poco cómo era el sistema para lograr información por parte de los militares. Estos son los aportes que uno hace a la memoria colectiva y creo que son importantes”, reflexionó Víctor.
La extensa charla permitió tocar otros temas relacionados de alguna manera con los años de dictadura, como la designación de Jorge Bergoglio como Francisco. Este hecho despertó humoradas pero también indignación de parte de Basterra y Lordkipanidse.
“Me pareció absolutamente insólito y me vino a la mente esa vieja expresión que decía ‘dios es peronista’, porque el enviado del señor es de San Lorenzo y fue de Guardia de Hierro. Así que estamos acercándonos al paraíso”, comenzó Basterra, lanzando una sonora carcajada, aunque inmediatamente se puso serio y agregó: “de las organizaciones no democráticas o que menos usan el estado de derecho como visión general, la iglesia es una de ellas. No sé qué atractivo puede tener para nosotros, para los que hemos pasado por tantas cosas. Yo soy agnóstico así que solo sé que en algún momento va a expresar sus pareceres (el Papa)”. En el mismo sentido, Lordkipanidse sumó: “a mí lo que me llama muchísimo la atención es que el año pasado, en el juicio anterior de ESMA, Bergoglio fue indagado por lo ocurrido con los padres Yorio y Jalics, porque él era el superior de ellos, así que a instancias de las querellas participantes en el juicio, a partir de las denuncias en concreto que hicieron los padres que estuvieron secuestrados en la ESMA, se le tomó declaración indagatoria al que ahora es Papa, es una cosa realmente insólita. Es como si hubiesen nombrado a Menéndez como Comandante en Jefe de la OTAN, es un mono con navaja. Bergoglio fue indagado acerca de una acusación surgida en un juicio. Los testigos se ofrecen en este tipo de juicios en forma previa, en el ofrecimiento de pruebas; ahora, si en el desarrollo del juicio oral y público surgen nuevas contingencias en lo que respecta al contenido del juicio, por ejemplo nombres de represores nuevos, a éstos se los cita a declaración indagatoria, y si no se presentan se los declara rebeldes. Este señor como en ese momento era Arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires, antepuso su condición como hacen los diputados y senadores, entonces tuvo que ir todo el tribunal al lugar donde se encontraba este señor que es la casa de gobierno de la iglesia a tomarle la indagatoria en ese lugar. Y en una indagatoria absolutamente plagada de mentiras, y de imprecisiones que se pisaba solo una vez arriba de la otra, algo vergonzoso, que de no haber sido una personalidad tan destacada lo que hubiese correspondido era el inmediato arresto por lo menos por falso testimonio. Los jueces perdieron esa oportunidad de pasar a la historia por haber metido preso al que iba a ser Papa un año después”, concluyó, también riéndose.
Antes de cerrar la entrevista, Lordkipanidse convocó a la movilización  que el Encuentro Memoria Verdad y Justicia realizará como todos los años el próximo 24 de marzo desde Congreso a Plaza de Mayo, a partir de las 15.30. Será “para reclamar por los derechos humanos de ayer y de hoy” y también: “por las violaciones contra los derechos humanos que se cometieron en la época de los treinta mil desaparecidos, como las violaciones que se están cometiendo el día de hoy con los hermanos Qom, la criminalización de la protesta, el procesamiento de cinco mil luchadores sociales, con lo que pasó en la Sala Alberdi, acá el asunto es que no se bajaron las banderas de la lucha por los derechos humanos y contra la impunidad, eso lo vamos a ir a demostrar el 24 de marzo”.
La charla finalizó con sobradas palabras y demostraciones de afecto de dos personas que compartieron los peores momentos de sus vidas y que tantos años después aún continúan, desde diferentes lugares, el camino hacia la justicia:
Víctor: Un abrazo querido
Carlos: Victorio, mi viejo del alma, a ver si me llamas y nos encontramos esta semana a tomar un par de cervezas.
Víctor: Listo, hermanito, un abrazo grandísimo.
Carlos: gracias, te quiero mucho.
Víctor: Chau hermano, suerte, yo también.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario