14 mar. 2013

(Por La Retaguardia) Este jueves por la tarde fueron liberadas las cuatro personas que se encontraban detenidas desde la mañana del miércoles en la Comisaría Cuarta. Dialogamos con uno de ellos, Leonardo Silva, quien relató el momento en que comenzó la represión cuando un grupo comando salió desde el interior del Centro Cultural San Martín hacia la Plaza Seca. Silva quedó solo, rodeado por veinte efectivos. Uno de los agentes lo tuvo durante media hora tirado en el piso con la bota sobre su espalda. A pesar de ser liberado, tiene ahora cargos por resistencia a la autoridad, daños y lesiones calificadas. 

“Fue algo que prepararon ellos: apagaron las luces, empezaron con los gases, nosotros tuvimos que reaccionar y yo me quedé solo en un momento rodeado por veinte policías. Me agarraron cuatro, me trataron bastante tranquilo, en ese sentido no hubo violencia física, pero sí mucha psicológica, hasta tuve a uno como si hubiera cazado un oso parado sobre mi espalda como por media hora, esperando que me lleven hasta el camioncito donde me tuvieron tres horas esposado a los pies, sentado ahí, hasta las seis de la mañana estuvimos en el celular. Desde ahí nos llevaron a la comisaría cuarta, donde estuvo más tranquilo, porque la gente de ahí ni sabía lo que había pasado. Para ellos era un detenido más, recién al mediodía preguntaron si habíamos roto algo”, contó Leonardo Silva en diálogo con La Retaguardia.
A Silva se le abrieron cargos por resistencia a la autoridad, daño y lesiones calificadas, ya que aseguran que los jóvenes que se encontraban en la Plaza Seca hirieron a los policías. Al respecto, aclaró: “nosotros cuando estábamos ahí no hubo ninguna agresión física hacia la policía. De mi parte no tuve ninguna actitud violenta hacia ellos. Lo que pasa es que como en toda manifestación siempre hay gente del otro lado que activa ese tipo de cosas para generar una contra más para la lucha”. Cabe recordar que producto de la represión hubo al menos tres personas con heridas de bala de plomo, y muchas más recibieron disparos de bala de goma.
En relación a la violenta actuación de la Metropolitana, Silva manifestó que ese mismo martes desde el Acampe Cultural habían dado una muestra de buena voluntad: “habíamos levantado el acampe demostrando que nosotros no éramos los culpables de que los trabajadores no pudieran ir al Centro Cultural, y ahí fue cuando llegó la Infantería con cincuenta policías y coparon la Plaza Seca. A las cinco de la tarde había sesenta policías en la plaza seca y quince de nosotros. No había ni carpas, vino la fiscal a hablar con nosotros y se arregló. Pero después estuvo todo preparado”.
Leonardo es artista callejero y desde hacía un mes participaba del Acampe: “soy nómade, ando de acá para allá, me gustan mucho las luchas sociales porque tienen un contenido donde uno aprende mucho sobre lo que es la vida de verdad. Hacía como un mes que pertenecía al acampe, estaba dando talleres, todavía hay compañeros míos arriba, un amigo mío, ‘el duende’, está allá hace setenta días que no lo puedo abrazar”.
Cuando lo cosultamos acerca de las declaraciones de Macri ("Nunca vi artistas con facas y molotovs"), Silva respondió, rápido de reflejos y con buen humor: "bueno, yo soy malabarista extremo y lo hago con machetes. Le diría que venga ahora mismo, que estamos en la marcha frente al Ministerio de Cultura, que venga a ver mi arte".
El Duende y otras tres personas permanecen en la Sala Alberdi sin la posibilidad de recibir alimentos por el sistema de roldanas que se había implementado, ya que la calle Sarmiento al 1500 está cerrada y todos los accesos al centro cultural se encuentran vallados y tapiados, solo se puede ingresar por la calle Paraná, pero tanto esta entrada como todo el edificio se encuentra fuertemente custodiado por un importante número de efectivos de la Policía Metropolitana.

DESCARGAR

2 comentarios:

  1. y el audio cumpitas.....!!!!! abrazxos.-.-.

    ResponderEliminar
  2. Corregido Pedro Pan. Siempre atento para cubrirnos las espaldas.
    Gracias!

    ResponderEliminar