31 may. 2013



(Por La Retaguardia) La Legislatura porteña aprobó un proyecto de ley que regula los derechos sobre libertad de expresión, redactado por los diputados porteños Julio Raffo de Proyecto Sur y Fernando Sánchez de la Coalición Cívica. Esta iniciativa busca superar las deficiencias técnicas y políticas del Decreto de Necesidad y Urgencia que firmó Mauricio Macri respecto a este tema y que recibió, a su vez, una medida cautelar en su contra emitida por el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario Osvaldo Otheguy a pedido del Frente para la Victoria. El proyecto fue aprobado rodeado de polémica, ya que, por un lado, contiene la defensa esencial que el DNU de Macri sostenía a favor de las empresas monopólicas; por otra parte, algunos artículos significan avances para los medios alternativos, comunitarios y populares. Dialogamos con Julio Raffo, quien explicó el contenido de su proyecto y se refirió específicamente a los artículos que acompañan y defienden a las radios comunitarias y sin fines de lucro.

“El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de Macri es una picardía. El ejecutivo solo puede dictar DNU cuando la Legislatura está imposibilitada de reunirse. Yo soy legislador y me reúno normalmente, vengo y trabajo todos los días desde hace tres años. Nunca tuvimos imposibilidad de reunirnos así que fue una arbitrariedad, una prepotencia. Afortunadamente la Constitución de la Ciudad es más sabia que la de la Nación, porque dice que si en treinta días la Legislatura no lo aprueba se considera automáticamente rechazado. Entonces nosotros hicimos un proyecto alternativo con Fernando Sánchez de la Coalición Cívica, y nos acompañaron otros diputados, que toma lo que nos parece respetable, porque las cosas no son buenas o malas por quien las hace, sino por el contenido de las cosas. El DNU de Macri tiene algunas picardías que hace difícil no apoyar algunas cosas, reproduce disposiciones del Pacto de San José de Costa Rica en cuanto al derecho de difundir información y de pensamiento, y de libertad de expresión de pensamiento. Yo no me voy a poner en contra del Pacto de San José de Costa Rica porque lo dice Macri”, afirmó el presidente del bloque de Proyecto Sur en la Legislatura, Julio Raffo, a La Retaguardia. 
En este sentido, el legislador aclaró que en su proyecto se tomaron partes del decreto que consideran positivas y que defienden por principios, y le agregaron otros artículos como el derecho al acceso a la cultura y la información por red de internet libremente, para que no metan presos a los que escuchan o bajan música.
Raffo resaltó algunos artículos de la ley que defienden derechos de los medios alternativos, ya que se incluye uno que exime de tributos a las asociaciones civiles y sin fines de lucro. Además de otro punto que indica que no pueden hacerse decomisos contra radios y televisoras de baja potencia en la Ciudad de Buenos Aires sin sentencia judicial firme.
Respecto a la eximición de impuestos, Raffo efectuó una aclaración: “la mayoría del PRO ha dicho que sí lo quieren discutir, pero han pedido que hagamos una ley separado porque de incluirla en esta iniciativa obliga a que pase también por la comisión de Presupuesto, con lo cual la discusión se complica. Yo en principio, no sé si soy ingenuo, pero de buena fe tiendo a creer que lo van a hacer. Hasta ahora cuando hemos hecho acuerdos parlamentarios han cumplido. Yo creo que no va a haber inconveniente, y si lo hay lo denunciaremos. El acuerdo sería buscar un mecanismo que permita que las radios comunitarias no paguen los impuestos y las contribuciones, y si es posible que tengan alguna asignación de recursos no de parte de la Ciudad, pero por ahí una carga, tasa o contribución a las grandes emisoras con destino a beneficiar y proteger a las radios comunitarias. Ese es el compromiso. Han aceptado que avancemos en esa línea y entienden que deben dar un apoyo a las radios comunitarias. Yo creo que el gran problema de las radios comunitarias, los periódicos barriales no son los enemigos, sino el olvido, el no tener la consideración que existen. Y no tener consideración del valor que tiene la comunicación barrial, comunitaria. Entonces cuando uno va y lo explica, te dan la razón”. 
Julio Raffo tiene una extensa relación con la comunicación y la radiodifusión. Formó parte de la Coalición por una Radiodifusión Democrática y de la gestión de Gustavo López al frente del COMFER. Además, participó activamente de la confección de un proyecto de ley de medios que no prosperó durante el gobierno de la Alianza: “se generó un proyecto de ley muy discutido, hicimos audiencias públicas a lo largo y ancho del país, escuchamos a todo el mundo, y me parece que salió un proyecto digno, siempre hay tensiones –relató a La Retaguardia–. Yo soy casi una emisora comunitaria porque fui durante muchos años un radioaficionado, me conseguí mi transmisor, y participé de algunas emisoras comunitarias, barriales, que siempre estuvieron desamparadas y maltratadas, por el COMFER primero y por la AFSCA ahora. Muchas radios que tienen los PPP, permisos precarios provisorios. Radios que generan la comunicación más rica que hay porque es la que nace cerca de la gente. Yo creo que el gran error de la Ley de Medios es atribuirle a la forma jurídica consecuencias sobre el contenido. En sus definiciones toma a las radios comunitarias bastante bien, pero después no se las menciona nunca más en el texto. Había disposiciones que algunas manos de la Secretaría de presidencia o de la misma presidencia tacharon, entonces eso después se transformó en emisoras de entidades sin fines de lucro, cosa que se aproxima pero no es lo mismo. La Fundación Konex, o fundaciones que tienen los bancos son sin fines de lucro, River Plate, Boca Juniors también, pero me parece que no se asemejan a lo que sería una emisora comunitaria, por lo menos las que yo he conocido, visitado sus estudios, visto sus equipos”. 

Desde el Frente para la Victoria se opusieron fuertemente a la iniciativa, acusando al proyecto de Raffo y Sánchez de ser una "ley Clarín"; dentro mismo del bloque de Proyecto Sur solo Raffo, que es el jefe de la bancada, votó afirmativamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario