9 ago. 2013

Foto: Luis Angió
(Por La Retaguardia) Los trabajadores de la salud de la Ciudad de Buenos Aires marcharon este miércoles 7 de agosto desde Avenida de Mayo y 9 de julio hasta la jefatura de gobierno porteño. Fue en rechazo a los descuentos de entre 1500 y 2000 pesos en los sueldos de julio realizados desde la gestión del PRO, bajo el argumento de un “error de cálculo”. Durante la movilización se denunciaron además las distintas dificultades que atraviesan los hospitales públicos y se reivindicó la organización y unidad de los trabajadores en el marco de esta lucha.

Bajo la consigna “Los recortes de la salud MATAN”, más de cinco mil profesionales de la salud médicos y no médicos se movilizaron por el centro porteño, en repudio a los descuentos efectuados en los salarios de quince mil trabajadores, que retrotraen sus sueldos a las mismas cifras que en agosto del año pasado.
En el acto central de la jornada, realizado frente a la jefatura de gabinete, se dejó en claro que estas deducciones en los haberes están lejos de ser un error o una casualidad, sino que se enmarcan en una política de vaciamiento del sistema de salud público.
Durante su discurso, Jorge Pachamé de la Maternidad Sardá se refirió a aquellos dirigentes gremiales que en lugar de representar a los trabajadores, se sientan a la mesa de los gobernantes: “son los responsables de todo lo que nos está sucediendo, no es un hecho casual que la Asociación de Médicos Municipales y la Federación de Profesionales de la Ciudad de Buenos Aires hayan ido corriendo a firmar el 26 de julio pasado la paritaria 66 en la que ratifican la rebaja salarial que el gobierno le impuso a más de quince mil profesionales. No es casual que hayan descubierto en esa mesa paritaria que hay quince mil cargos concursados que misteriosamente han sido desfinanciados, no es un hecho casual que hayan descubierto que el 40% de las suplencias de guardias fueron para atrás. Esto es parte de las casualidades de un gobierno que se ocupa de aplicar el vaciamiento sanitario y quiere liquidar la salud pública. Como no es un hecho casual que un enfermero tenga un básico de 1800 pesos, ni que los residentes se tengan que matar trabajando y que haya concurrentes que trabajen gratis en los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires. No son hechos casuales, son parte de una política de conjunto de liquidación de la salud y del hospital público, y contra esto nos levantamos, nos organizamos y marchamos. Hay un antes y un después de esta maravillosa y poderosa marcha blanca”, señaló.
En este sentido, los trabajadores movilizados afirmaron que lucharán por la reconstrucción del taller protegido 19, sin ceder al negocio inmobiliario, como así también en la reconstrucción del Hospital Álvarez, que sufrió un incendio hace un año y medio y en el que todavía se atiende en una guardia precaria ya que las obras siguen sin terminar. El reclamo se hizo extensivo además al Hospital Lugano, convertido en una sala de primeros auxilios.
Durante el acto, Pachamé destacó la masividad de la convocatoria: “es el triunfo de la movilización, de la organización del conjunto de los trabajadores de la salud, de los hospitales y los centros de salud porteños, y no es nada más ni nada menos que el fruto de la organización por la base de las asambleas, y de lo que nosotros pregonamos que es el derecho a organizarse, a resolver en asambleas y que estas sean los órganos de resolución, de decisión de las conductas que tienen que llevar adelante los gremios que nos representan”. Además hizo hincapié en la importancia de la organización de los trabajadores del sector: “lo que hoy estamos construyendo es el pilar de una nueva organización de los trabajadores de la salud. No hemos venido a hacer un acto de clausura, sino de iniciación, a reclamar el conjunto de las reivindicaciones y no vamos a parar hasta obtenerlas. Este es el comienzo de una organización de trabajadores de la salud que vienen a defender sus derechos y reivindicaciones, y que el gobierno de la ciudad y sus aliados circunstanciales no van a poder pasar con esto, sino que acá estamos nosotros para pararlos y enfrentarlos”.
En esta nueva “marcha blanca”, los trabajadores de la salud estuvieron acompañados organizaciones gremiales y sociales, y diputados y legisladores de distintos partidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario