2 ago. 2013

(Por La Retaguardia) En la madrugada del martes, según denunció la emisora en un comunicado, desconocidos cortaron dos alambrados perimetrales que rodean el contenedor donde se encuentra el equipo transmisor de la radio, en el partido bonaerense de La Matanza. Aunque lograron forzar cuatro candados de seguridad solo rompieron algunas cosas. Hablamos con el gerente general de la radio y presidente de la cooperativa de trabajadores, Martín Cigna, quien calificó lo sucedido como un llamado de atención, una forma de amedrentamiento que se suma a las amenazas recibidas por periodistas de la emisora. Cabe recordar que la historia de Radio Cooperativa y la frecuencia 770 está signada por un hecho nunca aclarado que sacó del aire a la radio que funcionó en esa frecuencia durante 10 años.

En 2010, el programa radial La Retaguardia se transmitía por la radio Amplitud 770. En julio de ese año la emisora sufrió un atentado que derribó su antena y la sacó del aire. Apenas 48 hs. después, Radio Cooperativa, que hasta ese momento salía por la 740 -con algunos inconvenientes porque se encimaba con la AM750-, comenzó a salir por la frecuencia 770 con muchísima más potencia que Amplitud, que perdió de esta manera su lugar en el éter. A pesar de que en aquel momento lo denunciamos y nos enojamos con Radio Cooperativa, somos consecuentes con la idea de que ninguna emisora debe pasar por este tipo de circunstancias que incluyen atentados y amenazas que implican la posibilidad de dejar de salir al aire; por ese motivo conversamos con Martín Cigna para que nos relate lo sucedido.
El gerente general de Radio Cooperativa contó que en la madrugada del martes pasado, desconocidos llegaron en tres autos a la planta trasmisora de la emisora, ubicada en La Matanza, cortaron dos alambrados perimetrales, lograron forzar cuatro candados de seguridad, e ingresaron al contenedor donde están los equipos. Allí rompieron apenas algunas cosas: “por eso lo interpretamos más como un llamado de atención, una forma de amedrentamiento hacia los trabajadores de Radio Cooperativa –afirmó Cigna a La Retaguardia–, una radio que es cada vez más escuchada, que ha logrado tener un discurso coherente durante sus diez años de vida”.
Cigna contó que hace aproximadamente veinticinco días, vecinos de la radio les contaron que vieron a una camioneta de alta gama fotografiando las instalaciones. Además, distintos trabajadores de Cooperativa vienen sufriendo amenazas telefónicas y escritas en donde les hacen saber datos personales, cuestiones sobre su familia y actividades que ellos llevan adelante en su vida privada. “Les dicen que los vieron en tal lugar, que saben que a tal hora salió de su casa, que saben que tal familiar está haciendo tal cosa. Son ese tipo de amenazas, que si bien gracias a Dios no pasan a ningún hecho concreto, lo que buscan es que de alguna manera los periodistas se autolimiten en la forma de expresarse, en los temas que tratan y en el compromiso social y ético que tienen, buscan la autocensura con este tipo de actitudes. Esto le ha pasado a varios periodistas de la radio. No hemos hecho la denuncia policial, no damos los nombres porque creemos que son ellos quienes tienen que hacerlo si es que están interesados, pero sí han venido a expresar la preocupación a la radio y nosotros los fuimos asesorando incluso legalmente”, señaló Cigna.
En cambio, la Radio sí hizo la denuncia policial por lo sucedido esta semana, ya que “se trató del ingreso de personas a la planta transmisora de un medio de comunicación, con un claro mensaje de amedrentamiento; por otro lado, hicimos la denuncia pública porque consideramos que este tipo de prácticas deben erradicarse por completo en la Argentina, porque además estamos en un proceso de pluralidad de voces, de creación de nuevos medios de comunicación como es lo que autoriza la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual, y me parece que los argentinos le hemos dicho nunca más a este tipo de prácticas y por eso mismo consideramos que era necesario que la comunidad se enterara, para repudiar este tipo de actos que en este caso nos toca a nosotros pero que sin lugar a dudas le puede pasar a cualquier medio de comunicación que no tiene la espalda que podrían tener los grandes grupos económicos”, explicó Cigna.
No podíamos charlar con alguna autoridad de Cooperativa sin hacer referencia al atentado sufrido por Amplitud. Le preguntamos a Cigna si tras haber sufrido este atentado resignificaban lo ocurrido en 2010: “nosotros repudiamos absolutamente cualquier acto de vandalismo. Nos enteramos en ese momento y nos pareció terrible que sigan existiendo ese tipo de cosas en la Argentina. Y por supuesto que en este caso nos toca sentirlo en carne propia e imagino que todos los que estamos en los medios radiales nos sentimos identificados y dolidos por aquella circunstancia que se dio en aquella época y por supuesto lo que pasa ahora. Lamentablemente en el dial hoy tenemos situaciones que se reiteran y que por supuesto son condenables desde todo punto de vista”, respondió el gerente general de la radio y presidente de la cooperativa de trabajadores.
Cigna contó que tras el atentado del martes pasado se han comunicado con Radio Cooperativa muchísimos actores políticos, y que incluso el senador y candidato a renovar su banca por el Frente para la Victoria, Daniel Filmus, ha escrito una carta pública en apoyo, y agregó: “me parece que el apoyo que a nosotros nos hace sentir bien y nos hace sentir respaldados es el de los oyentes que son los que están del otro lado y que nos eligen día a día. El apoyo del pueblo que es el que nos elige todos los días al prender y sintonizar la 770 es lo que a nosotros más nos reconforta y nos hace seguir para adelante”.
En 2010, la Amplitud 770 y La Retaguardia no sentimos reciprocidad, ni apoyo de parte de Cooperativa, a excepción de los oyentes y de actores sociales; pero de todas maneras somos consecuentes, creemos que este tipo de situaciones como la que sufrió Radio Cooperativa esta semana no debe pasarle a nadie. Por eso este espacio para nuestro repudio al atentado y la solidaridad con los trabajadores.
DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario