20 sept. 2013

(Por La Retaguardia) El mismo día que muchos jóvenes marchaban bajo la lluvia por el centro porteño por el 37° aniversario de la Noche de los Lápices, estudiantes de dos escuelas de la Ciudad de Buenos Aires resolvieron tomarlas en rechazo a la reforma curricular que propone el gobierno de Mauricio Macri, a partir de una resolución del Consejo Federal de Educación. Con el correr de la semana, los colegios tomados suman siete. Hablamos con Ezequiel Moscovich y Pedro Ramírez Otero, de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia de Villa Luro.

“Nosotros no solo hacemos memoria sobre los hechos que pasaron durante la dictadura y lo que han sido las luchas durante ese período, sino que además marchamos por nuestros reclamos. Creemos que es la mejor forma de recordar y hacer valer la lucha de los compañeros desaparecidos”, explicó Ezequiel Moscovich, uno de los voceros del Yrurtia, desde la marcha por los 37 años de la Noche de los Lápices, en diálogo con el programa Sueños Posibles. Los reclamos actuales de los estudiantes secundarios están relacionados a las malas condiciones edilicias en las que se dictan las clases y sobre todo al cambio curricular que impulsa el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. “A nosotros la ley nacional nos obliga a cambiar nuestros planes de estudio -afirmó Ezequiel- lo que para nosotros significa un recorte muy grande de materias, ya sea en las escuelas artísticas como nosotros, como en las técnicas. Es una baja de nivel bastante importante y lo que nosotros pedimos es participación en estos cambios”. A partir de lunes 16 de setiembre fueron tomadas las escuelas Normal 1, Normal 11, Lenguas Vivas, Mariano Acosta, Rogelio Yrurtia, Nacional Buenos Aires y Carlos Pellegrini. El año pasado también se había llevado adelante una protesta similar que llegó a involucrar a más de veinte establecimientos. En aquella oportunidad la medida de fuerza se levantó ante la decisión oficial de suspender el cambio curricular. Meses después las autoridades educativas retomaron su intención. “El cambio se iba a implementar este año y ahora se pasó para 2014. No tenemos suficiente información sobre esos cambios que se harán y creemos que no podemos hacer este cambio a medias. Hace un par de semanas salió un decreto del Ministerio que da la prórroga al 2015 pero con la posibilidad de que las escuelas que están en condiciones puedan ya implementar los cambios en 2014, lo que para nosotros implica que en todas las escuelas en las que no haya un centro de estudiantes activo o docentes no muy informados se dé esta reforma nefasta”, señaló Ezequiel. Tal como sucedió el año pasado, los estudiantes que llevan adelante las tomas en defensa de la educación pública reciben permanentes ataques de parte de los medios tradicionales de comunicación que los tratan como mínimo de “vagos”, y también de las autoridades educativas. Gustavo Zorzoli, rector del Nacional Buenos Aires, informó, por ejemplo, que todo alumno que permanezca en el Colegio realizando la toma será sancionado. Pedro Ramírez Otero participa de la toma de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, y en diálogo con La Retaguardia explicó detalladamente cómo se organiza y mantiene una medida de estas características. Contó que los estudiantes están divididos en comisiones; una se encarga de anotar a todos los que entran y salen del colegio, otra de la seguridad de todos los que se encuentran dentro de la escuela y de mantener el orden. También hay comisiones de limpieza, cocina, murales y la “comisión despertador”, que es la indica el comienzo del día. “Al arrancar el día hicimos una pequeña asamblea, leímos los diarios Clarín y La Nación y debatimos sobre las notas publicadas sobre las escuelas tomadas. Después estuvimos haciendo un spot en el que mostramos todo lo que estamos haciendo en la toma, porque estamos desde arreglando caballetes hasta pintando pizarrones. Estamos haciendo de la escuela un lugar mejor. En muchas cosas, las condiciones edilicias no están bien y la idea es mostrar realmente lo que estamos haciendo y por qué estamos luchando. Cada noche coordinamos las actividades que vamos a hacer al día siguiente. Después de cenar estamos haciendo proyecciones; y a las doce se cierra la puerta y no sale ni entra nadie más. Realmente estamos muy bien organizados”, relató Pedro, que agregó que varios padres y profesores se han acercado a la escuela a alcanzarles láminas, marcadores y diferentes materiales para poder trabajar: “pegamos carteles en la puerta del colegio explicando la problemática y resaltando el por qué estamos tomando. Hicimos una bandera de escuela tomada, repartimos volantes, hicimos un comunicado de prensa. Mucha gente está viniendo a apoyar la medida y a participar de las actividades. Se están haciendo talleres todos los días”. En el comunicado de prensa difundido por el centro de estudiantes del Yrurtia se explica que los jóvenes están convencidos de que la educación se debe transformar, ya que es ridículo que se estudie con planes elaborados hace sesenta años; sin embargo aclaran que esta reforma impulsada por el PRO es vaciadora: “atenta contra la calidad educativa, que ataca el nivel académico de nuestras escuelas, que se pierden materias fundamentales que aportan al pensamiento crítico como historia y Geografía en 4to y 5to año, que se pierden orientaciones en los normales como pedagogía y físico matemático entre otros y que en el caso particular de nuestra escuela por ser artística, están en juego materias de la especialidad y la estructura de dos carreras que son pilares que hacen a la identidad e historia de nuestra escuela”. En el Rogelio Yrurtia, hay un protocolo del año 2011 que indica que en caso de toma la dirección debe hacer la denuncia ante la policía, los docentes no pueden ingresar al edificio y las oficinas tiene que permanecer cerradas. En este caso, las autoridades del establecimiento decidieron aplicarlo. Los estudiantes quieren abrir una instancia de diálogo para debatir el contenido de la reforma educativa. El ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, aclaró que hasta que no se levanten las tomas no habrá posibilidad de avanzar. Lo concreto es que las tomas en los siete colegios se mantendrán hasta el lunes. Ese día habrá una nueva reunión del Consejo Federal de Educación. Luego los estudiantes resolverán en asamblea cómo continuarán esta lucha por lo que consideran justo, que su opinión sea tenida en cuenta para la puesta en marcha de un plan de estudio acorde a sus necesidades y en defensa de la educación pública.
DESCARGAR Ezequiel Moscovich DESCARGAR Pedro Ramírez Otero

0 comentarios:

Publicar un comentario