24 oct. 2013

(Por La Retaguardia) La Estación Terminal Once, una de las cabeceras del ex Ferrocarril Sarmiento (ahora reestatizado según anunció hace algunos días el ministro Randazzo), fue el escenario de la tercera jornada del Juicio Ético y Popular a las Corporaciones en la Ciudad de Buenos Aires. El hall de la estación fue el lugar elegido porque los acusados esta vez fueron los grupos empresarios Cirigliano y Roggio. El primero estuvo a cargo de la línea durante años; el segundo lo remplazó en el Sarmiento, pero además gestiona todas las líneas del Subterráneo de Buenos Aires. La jornada fue transmitida en vivo por Radio La Retaguardia.

El tribunal tuvo la actuación como fiscales de Alejandro Bercovich en el caso Cirigliano y de Pablo Zisman en el caso de Roggio. Desfilaron varios testigos, entre trabajadores y usuarios, además de la sentida intervención de la familiar de una víctima de la Masacre de Once en la que murieron 52 pasajeros. Este tercer juicio fue antecedido por el que se realizó en la legislatura porteña contra la empresa constructora IRSA y por el que se realizó el sábado pasado en Parque Centenario contra la empresa Salvatori, que tiene asistencia casi perfecta en las obras públicas de la ciudad.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario