24 nov. 2013

(Por La Retaguardia) La iniciativa, que se desarrollará desde el 28 de noviembre hasta el 1 de diciembre, en Ayacucho 632 de la Ciudad de Buenos Aires, surgió a partir de un encuentro de teatristas con el objetivo de coordinar iniciativas que estaban dispersas y generar un movimiento teatral como recurso pedagógico y de denuncia sobre el tema de la violencia. Dialogamos con una de las organizadoras, Graciela Tejero Coni, historiadora y directora del Museo de la Mujer.

Las actividades que propone este Primer Festival de Teatro sobre Violencia de Género apuntan a lograr un impacto social que pueda empezar a generar algunos cambios y reflexiones entre hombres y mujeres para lograr una vida más justa y más libre entre todos. Habrá obras de teatro, performances, talleres interactivos, espacios musicales y mesas redondas donde, por ejemplo, dramaturgas debatirán acerca de si existe o no una dramaturgia específicamente feminista, y si el tema de la violencia es un tema para el drama. “Sabíamos que había laburo hecho en teatro sobre violencia de género pero no nos imaginábamos que era tanto, ya que la convocatoria que abrimos en abril tuvimos que cerrarla porque en un mes teníamos más de sesenta propuestas, incluso nos llamaron del exterior, de México, Colombia, y debimos decirles que no, que esta primera iniciativa es nacional, que no tenemos presupuesto para traer un elenco con escenografía incluida desde México. La verdad que fue una respuesta que nos desbordó de lo que teníamos pensado como estructura original y tuvimos que armar un jurado que seleccionó veinticinco de las sesenta propuestas, por razones de tiempo y espacio. De todos modos, hay algunos elencos que son co-producciones, por ejemplo con Portugal, Bolivia, Colombia. Hay un espacio de danza teatro de un grupo de Uruguay, que como están más cerca pudimos hacernos cargo del costo que tiene”, contó entusiasmada Graciela Tejero Coni a La Retaguardia. El festival comenzará el jueves 28 de noviembre, a las 17, con la presentación de “Agosto en la piel” del grupo Magdalenas Estación Junín: “harán una performance sobre violencia obstétrica mientras el público va llegando”, detalló la historiadora. Luego será el turno de la mesa redonda de apertura “¿Existe una dramaturgia de género?”, de la que participarán: Mariela Asensio, Cristina Escofet, Susana Torres Molina. A partir de las 21, se podrán ver varias obras en simultáneo en las salas teatrales, cedidas por el Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González para este festival. El viernes 29, las actividades darán inicio a las 18, con otra mesa de dramaturgas, en este caso integrada por Teresa Gatto, Claudia Quiroga, Patricia Suarez, y la presentación de distintas obras de teatro. El sábado 30, desde las 16, será el momento también del teatro interactivo. Y el festival cerrará el domingo 1, a partir de las 14.30, con la presentación de más obras de teatro y un encuentro entre elencos: “será el punto de reflexión y debate, de discutir sobre el futuro de esta iniciativa, que es esta idea de generar un movimiento teatral alrededor de la temática y darle continuidad en próximos festivales”, explicó Tejero Coni y agregó: “el festival es autogestionado y autofinanciado, por lo que dependerá de la cantidad de público que tengamos, vamos a circular un bono contribución para poder hacer frente al gasto que implica hacer un festival nacional”. La organización de este Primer Festival de Teatro sobre Violencia de Género se dará inmediatamente después del 28º Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), que se realizó entre el 23 al 25 de noviembre en San Juan. Es el primero al que Graciela Tejero Coni no asiste. Sonríe mientras lo dice, pero se le nota la bronca por haber perdido el invicto. “Teníamos este Primer Festival convocado desde fines del año pasado, después de un encuentro de teatristas que hicimos en el museo –relató la directora del Museo de Mujeres–, y lamentablemente el cambio de fecha del ENM nos ha perjudicado en ese sentido porque ya no podíamos modificar la impronta del festival porque tenemos veinticinco elencos comprometidos, no sólo de Capital sino de otras provincias, que ya están viniendo a hacer sus ensayos para el gran estreno del jueves 28”. Tejero Coni formó parte del grupo de mujeres que se reunió por primera vez en 1986 en el Teatro San Martín: “La Comisión de Organización era bastante numerosa, éramos alrededor de sesenta mujeres. En ese primer encuentro fuimos cerca de mil mujeres. Los antecedentes del ENM son los encuentros feministas latinoamericanos que se venían haciendo hacía algunos años, y el cierre del decenio de la Mujer de Naciones Unidas en Nairobi en 1985. Fueron dos antecedentes muy importantes, que impulsaron a realizar encuentros nacionales de mujeres en varios países de América Latina, no sólo en la Argentina. Lo que tiene de particular nuestro país es que se ha logrado esta continuidad de tantos años, cosa que no se ha podido en otros lugares a lo mejor porque se han ido reduciendo en número o han sido más de orden temático, regional. En el caso de Brasil, tienen encuentros regionales de distintas temáticas, pero como Encuentro Nacional el fenómeno de la Argentina la verdad que es único”, reflexionó al respecto. A lo largo de estos 28 encuentros se han avanzado en discusiones sobre un montón de temáticas y problemáticas en relación al género, entre ellas lo que implica la violencia de género, que se tratará en San Juan y que es el disparador de este Primer Festival: “hemos avanzado y estamos en un momento que me parece de inflexión en relación a lo que está pasando –señaló Tejero Coni–. Hay un debate alrededor de si hay más violencia o si lo que hay es más visibilidad de lo que nos sucede a las mujeres a partir de que hemos aprendido a considerarlo no como un tema privado y empezamos a hablar de manera pública sobre lo que nos está pasando al interior de nuestras casas. Ese debate está planteado. Personalmente tengo la idea de que no solo hay más visibilidad sino que también hay más violencia; creo que hay una respuesta que es casi diría de la lógica histórica, que es que en la medida que las mujeres avanzan hay sectores más retardatarios, que resisten y en general los mecanismos de la violencia son siempre producto de un sistema de impotencia frente a no doblegarse a la voluntad del otro, y eso genera muchas veces el agravio, el insulto, el golpe cuando no el femicidio”. “Sin duda, es la respuesta lógica al avance de algún sector que está postergado, siempre hay resistencia y a veces son de una crueldad muy grande”, cerró la directora del Museo de Mujeres y una de las organizadoras de este Primer Festival de Teatro sobre Violencia de Género, que se desarrollará desde el jueves 28 de noviembre hasta el domingo 1 de diciembre, en el Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González, Ayacucho 632, Ciudad de Buenos Aires.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario