5 dic. 2013

Lesbegueris, uno de los candidatos
a la defensoría
(Por La Retaguardia) Gustavo Lesbegueris es uno de los candidatos a la Defensoría del pueblo la Ciudad, que deberá elegir Legislatura porteña para suceder a Alicia Pierini. Actualmente ocupa el área de Educación y Cultura de la defensoría, y en esta charla nos explicó por qué quiere llegar al cargo y qué haría si lo consiguiera. La elección debía hacerse en la sesión de hoy, pero se postergó por quince días por fuertes discusiones entre los legisladores.


En diálogo con Luis Angió, en el programa Otras Voces Otras Propuestas, abordó los problemas del área que, si bien funciona hace años, tal vez resulte desconocida para muchos habitantes de la ciudad.

-Luis Angió: ¿ Muchas personas en la ciudad saben para que puede ser útil la Defensoría?
-Gustavo Lesbegueris: La Defensoría del Pueblo es un organismo creado por la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y comenzó a funcionar a partir de 1998. Su misión fundamental tiene que ser, por un lado, un organismo de control –en este caso de la administración local, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires–, de las empresas que prestan servicios en el ámbito de la ciudad y de la policía Federal y Metropolitana que actúan en la ciudad. Asimismo es un organismo de defensa, promoción y protección de los derechos humanos, de los derechos individuales y colectivos frente a actos, hechos u omisiones de estos entes.
-L.A.: ¿ Como se compone la Defensoría del Pueblo?
-G.L.:Está dividida en tantas áreas temáticas como ministerios existen, para realizar mejor el seguimiento de la gestión de gobierno. Yo estoy a cargo del área de Derechos de la Educación y la Cultura; existe un área de salud; otra que atiende los problemas de vivienda; jubilados; una que trabaja los problemas de usuarios y consumidores; control comunal; asuntos urbanos; medio ambiente. Vamos realizando lo que tiene que ver con la vigencia de los derechos de cada una de las áreas en particular, defendiendo mediante acciones y con una visión global que tiene que ver con la de ser un organismo de control y vigencia de los derechos en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

-L.A.: Habías ocupado ese cargo anteriormente.
-G.L.: Sí, fui Defensor Adjunto del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires del año 2001 a 2003 y de 2003 a 2008. Concursé posteriormente el cargo de jefe del área de Derechos de la Educación y de la Cultura. Y a partir de marzo de 2009 quedé a cargo. Es mi segundo cargo concursado; el otro tiene que ver con el director del Centro de Datos Personales.
-L.A.: ¿Quiénes se pueden postular?
-G.L.: Siempre hubo importante participación de inscriptos. Este año hay más de cuarenta aspirantes al cargo. Lo define una Junta de Ética, que analiza la presentación de los antecedentes de los candidatos y candidatas para acreditar idoneidad. Y también para conocer las impugnaciones de las que puedan ser objeto algunos de los candidatos.
-L.A.: ¿Como se designa el cargo de Defensor o Defensora del Pueblo de la Ciudad?
-G.L.:El cargo de Defensor o Defensora del Pueblo que hasta ahora ocupa Alicia Pierini lo eligen los legisladores. Los otros cargos son por concurso. Hay cargos electivos, que los elige la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Tiene un procedimiento establecido en la Ley 3, que es la que regula la Defensoría de la Ciudad. Desde que fue creada la Defensoría del Pueblo hubo dos Defensoras: la Dra. Alicia Oliveira (1998-2003) y la Dra. Alicia Pierini, hasta marzo de 2014, que es cuando se supone que asumirán las nuevas autoridades, que saldrán del proceso eleccionario que se está llevando a cabo en estos momentos, y que tiene un punto importante en la audiencia pública que se celebró el pasado viernes 29 en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. La elección requiere una mayoría especial. Es decir, sobre sesenta legisladores que componen el cuerpo, la mayoría especial son los dos tercios, y un mínimo de legisladores y legisladoras deben ponerse de acuerdo en quiénes son las personas más idóneas como para llevar adelante la conducción de la Defensoría. -L.A.: ¿Solo se necesita idoneidad para ocupar el cargo?
-G.L.:Para llegar a ese nivel de consenso, a esa mayoría especial, se requiere de acuerdos políticos. Y es importante que existan, más tratándose de un organismo estatal que tiene una impronta política muy fuerte. El tema es que hasta ahora no han trascendido cuáles son los proyectos de muchos candidatos y candidatas. El acuerdo político tiene sentido si prima el interés de defender al pueblo. Por el momento se han conocido cuestiones vinculadas a proyectos de ley que interesan a la fuerza que gobierna la Ciudad de Buenos Aires. Pero no se advierte cuál es el interés popular detrás de ellos y cuál es el proyecto de la Defensoría que iría atado a estos supuestos.
-L.A.: ¿Cómo se están manifestando esos acuerdos o consensos?
-G.L.:En esta instancia lo que está siendo observado es que participarían de ese acuerdo político y serían electos –por lo menos, lo que ha trascendido– legisladores que actualmente están en funciones: Alejandro Amor, María Rachid y Delia Bisutti, que están dentro del interbloque kirchnerista; Oscar Zago y Lidia Saya, del PRO; Julio Raffo, de Proyecto Sur; Claudio Presman, de la UCR; María América González y Laura García Tuñón, del bloque Buenos Aires Para Todos que responde a Claudio Lozano. Esto sitúa en un plano de desigualdad al resto de los postulantes; nosotros no podemos votarnos a nosotros mismos como sí pueden ellos. Además, también se requiere avales de los propios legisladores para poder participar de postulante a candidato. Son cuestiones que deben ser revisadas, porque aparece afectado el principio de igualdad ante la ley. Puede haber acuerdos y se van a votar ellos mismos o a sus pares en conveniencia de negociaciones y no de proyectos políticos.
-L.A.: ¿Esta Defensoría puede estar en manos del partido que gobierna la Ciudad?
-G.L.:La Constitución de la Ciudad de Buenos Aires no explicita que un organismo de control no puede estar en manos del partido gobernante. Siempre se dio por sentado que tenía que recaer en algún representante que, en primer lugar, acredite trayectoria en materia de defensa de los derechos humanos, idoneidad para el cargo, avales suficientes, una trayectoria para poder sustentar su acción. Un proyecto de Defensoría del Pueblo, que creo que hoy por hoy está faltando.
Más allá de estas leyes y más allá de las cuestiones que tienen que ver con el futuro político individual de algunos legisladores que dejan el cargo o estas alquimias que a veces se dan, no soy yo la persona que vaya a denostar los acuerdos políticos, porque creo en la política, pero siempre que estén sustentados en intereses y proyectos.
-L.A.: Los candidatos son avalados por distintas personas y organizaciones, ¿en tu caso quienes fueron?
-G.L.: Quiero agradecer el acompañamiento de mi candidatura, que es pensada en términos de un proyecto colectivo, y de defender el interés popular por sobre todas las cosas. Y donde hay un trabajo sostenido a lo largo de los años, no solo desde la Defensoría, sino también desde mucho tiempo antes, de militancia, que sustentan esta propuesta. Agradecerle especialmente a Nora Cortiñas, Taty Almeida,de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, entre tantas otras adhesiones, como a tantos vecinos de la ciudad que acompañan a las víctimas de hechos de violencia institucional. 

La candidatura de Lesbegueris sumó apoyos: desde Rosa Schonfeld de Bru, Dolores Demonty y Miriam Medina (“Madres en Lucha”); Silvia Yrigaray (Presidenta de la Asociación “Madres del Dolor”); los sindicatos docentes Asociación Docentes de Educación Física -A.D.E.F.- y Sindicato de Educadores de Buenos Aires -SEDEBA-; trabajadores/as de la Defensoría del Pueblo; Alba Lanzilloto, integrante de “Abuelas de Plaza de Mayo”; la doctora en educación Silvina Gvirtz (ex Directora General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires, actualmente a cargo del Programa “Conectar Igualdad”); la profesora Silvina Cid (Secretaria de Derechos Humanos del Sindicato de Docentes Privados -SADOP-, Seccional Capital) y el Asesor Tutelar Gustavo Moreno, entre otros.

0 comentarios:

Publicar un comentario