24 ene. 2014

(Por La Retaguardia) Laura Schargrodsky, médica pediatra del Hospital Gutierrez, manifestó que el Gobierno porteño ha cerrado y/o reducido distintos planes de emergencia de salud que atendían fundamentalmente a sectores de menores recursos y chicos en situación de calle, afectando los salarios de muchos de los profesionales con muchos años de trabajo en distintos hospitales de nuestra Ciudad.
Fue durante una emisión de ¡Oíd Mortales!

En diálogo con la Lic Cristina Varela y Luis Angió, Laura Schargrodsky manifestó que el Gobierno porteño ha cerrado y/o reducido distintos planes de emergencia de salud, que atendía fundamentalmente a sectores de menores recursos y chicos en situación de calle, afectando asimismo los salarios de muchos de los profesionales con muchos años de trabajo en distintos hospitales de nuestra Ciudad.

-Oid Mortales: ¿Cuál es tu lugar de trabajo dentro del sistema de salud del Gobierno de la Ciudad?

-Laura Schargrodky: Trabajo en el Hospital Gutiérrez, pero el Ministerio de Salud creó a partir del año 2.000 varios programas pediátricos. El más antiguo se llama Pediatría en casa. La condición para ingresar era tener un cargo en un hospital público de la ciudad. El horario de ese cargo es de 20 a 08 hs. Yo estoy un día a la semana, desde que empezó, ingresando por concurso. Después hay otro programa que se llama PADU, de 08 a 20, que asiste a los 500 colegios de la Ciudad de Buenos Aires y a las colonias en verano. También estoy en ese programa.

-OM: ¿Qué programas se vieron afectados y a quiénes dentro de los trabajadores de la salud?

-LS:  El golpe fue particularmente a los profesionales de la salud. Me refiero a la resolución 1657, que firma la Ministra de Salud Graciela Reyboud el 31 de octubre, exactamente cuatro días después de las elecciones, luego de hacer propaganda, incluso, en la campaña electoral con algunos de estos programas que han desaparecido, como el BAP (Buenos Aires Presente), que asiste nada menos que a niños en situación de calle, donde había un pediatra desde hacía 3 años.
Otro programa que ha desaparecido se llama GORIP, que ha recibido muchísimos premios. Es un programa de gestión de salud, por el cual un compañero pediatra está doce horas en el SAME y ayuda a todos los servicios de pediatría de la Ciudad con el tema de la disponibilidad de camas pediátricas, tanto de sala como de terapia intensiva. Esto quiere decir que si un niño va a un hospital y no hay camas, este pediatra tiene un mapa de los 33 hospitales. Y esto es clave, porque ayuda al traslado, si hay que trasladarlo; manda la ambulancia y avisa si hay camas para estos niños. Esos dos programas se levantaron.
Es un trabajo estratégico fundamental porque si por ejemplo vas al Hospital Pirovano y no hay cama pediátrica, el pediatra de guardia, por más voluntad que tenga, tiene que tener un criterio de internación y vos no podés llamar a los 33 hospitales para averiguar dónde hay camas. En cambio este pediatra tenía un mapa permanente de toda la Capital. Este era el programa GORIP, que mencioné antes.
Por ejemplo, en la época de bronquiolitis, que es en invierno, donde no hay camas en ningún lado y es un drama el tema pediátrico, este pediatra era una figura clave, porque te resolvía nada menos dónde hay camas. Parece una pavada pero es fundamental. Es como los trabajos grises, que no se notan, pero son fundamentales.
Ese compañero pediatra se cambiaba cada 12 horas y el programa existía desde el año 2007.

-OM: Los médicos de guardia del SAME, ¿qué horario cumplen? 

-LS: Hay distintos programas con distintas jornadas. En general, esos programas —digo programas, porque no es el médico que va en la ambulancia en la emergencia— el Gobierno los organizó con guardias de 12 horas.
Los dos programas que sobrevivieron, pero que están muy amenazados —donde ya nos avisó nuestro jefe que nos reducen el suelo del 42%— que son el PADU, que es el de día, que va a las escuelas  y el de noche, Pediatría en Casa, que va a hogares, casas tomadas, hogares de madres adolescentes, como suelo ir yo en el barrio de Chacarita, casas humildes, que no tienen por qué ser hogares; hoteles del Gobierno de la Ciudad... Ya nos redujeron el sueldo a la mitad, o sea que a fin de este mes vamos a cobrar un 42% en el programa PADU de día.

-OM: ¿Si les redujeron el sueldo, entonces les redujeron el horario?

-LS: El horario no lo redujeron. Es bastante complejo de explicar. La explicación sería que como este decreto reduce las suplencias de guardia, para pagarnos nos pasan a otra categoría que se llama Módulo. El Módulo de Pediatría nocturno hace 3 años  que no entra en paritaria, es un 42% menos que lo que pagan la suplencia de guardia, que ya es una miseria; o sea, vamos de una miseria a otra peor. Con lo cual, nos reducen a $1.000 de bolsillo las 12 horas. Son menos de $100 la hora. A eso nos llevan.
Por ejemplo, los médicos de Unidad Coronaria del SAME que van en una ambulancia de Unidad Coronaria, el 1° de noviembre les redujeron el sueldo a la mitad, de $1.700 a $850.

-OM: Desde el punto de vista legal, ¿ se puede reducir el salario de un trabajador?

 -LS: Lo del Gobierno es inédito. En el cargo de planta de todos los profesionales de la salud pública en la Ciudad de Buenos Aires este año nos redujeron el sueldo entre $1.500 y $2.000 a todos. Supuestamente, por un error de la empresa tercerizada que liquida los sueldos a partir de la gestión de Macri, que se llama Meta 4, que es una empresa española.
Como si esto fuera poco, ahora parece que se ha hecho costumbre bajar el sueldo. Entonces, en el SAME dos programas de pediatría volaron. Los dos que quedan, en el de día nos acomodan al sueldo de la noche, que es un 42% menos, por el cual ya venimos haciendo acciones legales de antes; y por el de la noche, que no entró a paritarias.
A los compañeros cardiólogos de Unidad Coronaria, al reducirle el sueldo, quedaron la mitad de los compañeros. Con lo cual, hay días que si tenés un infarto, no hay cardiólogo en la ambulancia, depende qué día tengas el infarto.

-OM: Aparentemente, el SAME para Macri está lleno de delincuentes, de vagos, según una declaraciones que hizo en estos días.

-LS: Es un horror que diga que nuestro trabajo es un “curro”. Creo que lamentablemente el Jefe de Gobierno está muy mal informado. Porque lejos de eso, este programa nocturno fue modelo durante años. Recibimos miles de cartas de agradecimiento de las familias. Es un lujo para una familia humilde tener un servicio de un pediatra con residencia completa, con el curso del SAME actualizado, con seguro de mala praxis, formado en un hospital público, en una residencia, que eran y son las condiciones para ingresar; yendo en menos de 2 horas a asistir a un niño ya sea en un hogar, en una casa tomada, o en una familia humilde de la Capital como si tuvieran prepaga.
En muchos casos hay gente que tiene obra social —son la minoría—, pero como tienen que pagar un co-seguro, llaman al SAME.
Incluso ahora reflotamos una nota que salió en Clarín en el año 2.000 cuando se intentó este programa, donde las madres agradecían. Es un programa de excelencia.
Aparte de todo, nuestros coordinadores nos han explicado un montón de veces que el Gobierno de la Ciudad ahorra muchísimo en ambulancias. Porque estos son códigos verdes, que serían situaciones no graves desde el punto de vista médico, no emergencias —lo cual no implica que sean graves desde el punto de vista social—, si no ellos tenían que mandar una ambulancia obligatoriamente por el tema legal. Con lo cual se trasladaba una ambulancia con un médico clínico para un niño en un hogar, que quizás después había que llevarlo al hospital para que lo viera un pediatra, porque en la ambulancia no van pediatras.

-OM: ¿Cómo es el tema de los médicos durmiendo en las guardias, que Macri dice que el SAME le mandó fotos?

-LS: Con respecto a lo de las fotos durmiendo, me parece que está muy mal informado y es un comentario poco feliz.
Los compañeros que están a la noche, pediatras reguladores, que resuelven miles de consultas por teléfono, algunas mandan a los pediatras de la calle y otras las atienden por teléfono —porque son consejos, opiniones, madres angustiadas, etcétera—, efectivamente son tres pediatras que hacen guardia de 20 a 08 hs., y como una reivindicación han conseguido con autorización de sus jefes que haya una reposera de playa. Cuando hay poco trabajo a la noche se turnan los tres compañeros, y uno de ellos un rato descansa en la reposera.
Este trabajo aclaro que es totalmente en negro. Estamos desde el año 2.000 sin ningún tipo de licencia, donde el Estado es el principal empleador en negro. No tenemos licencia de maternidad, de vacaciones, licencia de enfermedad, no tenemos licencia de nada.
Hemos tenido compañeros con problemas graves, problemas oncológicos, mujeres embarazadas. Es un servicio de máxima excelencia hacia la población, de máximo compromiso por parte de los pediatras que estamos en este sistema, y simultáneamente, de máximo maltrato por parte del Gobierno.
Escuchando las palabras de Macri, donde dice que es un “curro” y que hay fotos de compañeros durmiendo, me parece un comentario poco feliz, despectivo, injusto hacia los compañeros pediatras que trabajan a la noche en el SAME.
Si los directivos del SAME hicieron eso, (enviar fotos) me parece de un mal gusto espantoso, ya que conocen perfectamente cómo es este trabajo y que están totalmente al tanto de que hay una reposera, donde si baja el trabajo uno de los tres compañeros, descansa. No son pibes recién recibidos, sino personal de mucha antigüedad en la planta permanente.
Con respecto a las 40 horas, en este trabajo —lo digo por que si no parece que uno fuera un chanta que tiene incompatibilidad horaria y que tiene varios trabajos en el mismo horario— hay profesionales de 30 y de 40 horas, porque así fue siempre.
No hay ningún compañero —y si no que auditen eso— que tenga incompatibilidad horaria ¿Por qué? Los compañeros que tienen 40 horas, tienen una guardia o fin de semana o los días de semana a la noche. Con lo cual no hay incompatibilidad horaria.
Y los compañeros que tienen 30 horas, en general distribuyen su horario hospitalario en cuatro días. Y el día que no tienen horario hospitalario tienen alguna de esas guardias de día y a veces también alguna guardia de noche. Porque efectivamente, con la miseria que nos pagan en el hospital público tenemos que tener múltiples trabajo.
Entonces muchos hacen dos guardias. Una en el SAME y además el cargo en el hospital público y aparte el consultorio en una obra social. Todo eso para juntar un dinero como para vivir dignamente.
Las guardias en los hospitales son de 30 ó 40 horas semanales. Con lo cual no hay incompatibilidad horaria. El cargo de 40 horas quiere decir que entre lunes y viernes los profesionales distribuyen esas 40 horas.

-OM: Los profesionales deben capacitarse obligatoriamente, por lo que quienes tienen 40 horas semanales trabajan 34 semanales.

-LS: Es así, si tenés 30 como yo, son 24 horas semanales y 6 horas de capacitación. Cosa que Macri conoce perfectamente. Y si no lo conoce, está mal informado.
Te digo más, en el último convenio que firmó la Asociación de Médicos Municipales (AMM) con el Gobierno en el año 2011 hay un punto increíble que muestra el nivel de explotación y pluriempleo de los profesionales, y que Médicos Municipales lo presentó como un triunfo. Dice que los profesionales de la salud, si no tienen incompatibilidad horaria, no tienen límite de cantidad de horas que pueden trabajar. Eso que es una barbaridad, ellos determinaron que es legal.
Lejos de la conquista de las 40 horas, de las conquistas históricas del límite de horario para trabajar por semana, en el convenio que se firma con la AMM se establece que los profesionales de la salud no tenemos límite de hora.

-OM: ¿Cuál es tu cargo a nivel gremial dentro de la Asociación de Médicos Municipales?

-LS: Integro la filial del Htal. Gutierrez. Es una de las pocas filiales, junto con la Sardá que es opositora a la línea oficial de la AMM, que desde ya, es cómplice de la Resolución 1657, porque si no sería imposible que suceda. Igual que la Federación de Profesionales de la Salud, que junto con la Asociación de Médicos Municipales, es cómplice de la política del vaciamiento hospitalario del Gobierno de la Ciudad, como así también del SUTEGBA (Sindicato único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad). Son tres gremios, gracias a los cuales estamos como estamos. Creemos que sería imposible la política de desmantelamiento, de la rebaja salarial, despidos, etcétera, si no contara con la complicidad de esos tres gremios.

-OM: ¿Cómo está la situación judicial en estos momentos?

-LS: Hay una medida cautelar de la jueza López Vergara, presentada por el Defensor de la Ciudad Ramiro Dos Santos, del 27 de diciembre, por la cual deja en suspenso la cautelar de la Resolución 1657, que el Gobierno no está cumpliendo.
Lejos de retroceder, sigue adelante con su plan de despidos, restricción y disminución del personal y rebaja salarial.

-OM: ¿Cuales son las próximas medidas a tomar por parte de los profesionales afectados por estas medidas?

LS: Nuestra próxima medida para luchar por la mantención de los programas y por el cumplimiento de la cautelar es que en el playón del hospital Moyano en la calle Brandsen el jueves 30 a las 12:30, se hará un acto con asamblea y una conferencia de prensa por el mismo tema de la Resolución 1657, que afecta no solo al SAME, sino a las guardias hospitalarias y muchos compañeros que con cargo de suplente de guardia en planta —porque están totalmente precarizados— cumplen horario de planta en los hospitales con esos cargos y también están despedidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario