5 mar. 2014

(Por La Retaguardia) Con este título la docente y asesora en educación del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) detalló la angustia de miles de familias por el fracaso de la inscripción On line en las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires.
Entrevistada por Luis Angió en el programa “OTRAS VOCES..OTRAS PROPUESTAS! Hizo un análisis de la crítica situación educacional en nuestra ciudad.

Otras Voces...Otras Propuestas: Escribiste un informe, “El fracaso del Gran Hermano Bullrich”. ¿Por qué “Gran Hermano”?

—Laura Marrone: El Gran Hermano es aquel está mirando desde fuera de la casa y determina y pretende definir sobre la vida de los que están adentro.

—OV... OP: En el discurso de Cristina Fernández en la Legislatura, cuando habló de la necesidad de armar un proyecto de ley para contener la protesta, además de Laura Alonso, que se levantó a aplaudir a rabiar, a dos butacas estaba la otra Bullrich, Patricia, también aplaudiendo, que debe ser prima hermana de Esteban.

—LM: Tienen el mismo apellido, pero no sé si son parientes. Bullrich es un apellido de tradición aristocrática, oligárquica.

—OV…OP: Son parientes políticos.

—LM: La figura del Gran Hermano es un diseño de política que viene implementando Bullrich en la Ciudad de Buenos Aires, donde pretende, desde el Ministerio, cercenar funciones que tenemos las escuelas y los docentes, y supuestamente resolverlas. Y las está resolviendo todas mal. Es una escalada de despropósitos.
Más allá de las críticas de política privatista, el no respeto de lo público que uno viene haciendo —y que cualquier ciudadano podrá apreciar con facilidad—, hay otro problema de diseño. Es una soberbia total. La inscripción on-line ha sido un verdadero fracaso que va a provocar un descalabro en el funcionamiento de las escuelas este año que nos va a costar remontar. Primero a las familias, porque ha hecho un lío de hermanitos que van a diversidad de turnos y de escuelas en distintos lugares de la ciudad. Ha puesto grados que están superpoblados y grados que están vacíos. Escuelas a las que les cerró un turno y no sabemos por qué no está funcionando la inscripción de determinados grados. Otros que están rebalsados y que no van a poder funcionar tampoco. La escuela 15 del distrito 3° tiene como ciento y pico de alumnos y no tiene la capacidad para sostenerlo. Y al lado hay escuelas que están con muchas menos matrículas. La escuela Bernasconi llena de matrículas y escuelas del distrito 6° que no tienen matrículas.
En la zona sur hay falta de escuelas para atender a la demanda existente, tanto en el nivel inicial como en el nivel primario. En el distrito 19° se entregaron 700 números de personas que fueron reclamando por vacantes y que no encontraron satisfacción, porque no les dan una respuesta a su solicitud. Gente que decía “otro año mi hijo sin escuela”. No eran chicos de inicial que estaban haciendo uso de la extensión del derecho de la primera infancia. Eran chicos que debieron haber hecho primer grado.
Este problema tiene que ver con que Bullrich tomó empresas para que centralizaran la matrícula, desconociendo el trabajo que el docente y las conducciones de las escuelas hacen. Es un trabajo pedagógico con las familias, caracterizando, tratando de encontrarle salida, conectando con otra escuela si ese chico no podía entrar ahí por algún motivo. La inscripción es un trabajo que lleva meses y al no poder resolverlo las escuelas, al día de hoy todavía no saben qué matrícula tienen ni los padres saben a qué escuelas van a ir sus hijos.
Hay que decirlo con total claridad: Esteban Bullrich se tiene que ir. Este hombre ha demostrado inutilidad en sus funciones. Esto reitera experiencias anteriores. Hace dos o tres años quisieron cerrar grados y, diseñando desde un ámbito supremo, de Gran Hermano, cuántos alumnos tenia que haber en cada grado. Eso lo va manejando la planta funcional de cada escuela, para ir defendiendo también a escuela pública, para que no se nos caiga.

—OV...OP: En este documento explicás algo que ellos siempre quisieron demostrar que es lo mejor: la parte informática. Las escuelas, cuando inscribían, ¿lo hacían como hace cuarenta años, a mano?

—LM: Sí, lo hacemos a mano. Pero desde hace varios años las escuelas registran la matrícula en una planilla Excel que va al Ministerio. Si quiere, el Ministerio puede manejar al día siguiente de una inscripción, qué matrícula hay en cada lugar. El tema es quién decide la matrícula. Poner como una referencia si es manual o si es informático es falso. Acá lo que se está discutiendo es si la decisión de la matrícula la tiene el Ministerio, lo que ha evidenciado su torpeza, o lo manejan las escuelas, lo que permite ir dando una respuesta más personalizada a casa situación.
En la puerta de los distritos hay mamás que te dicen “Ya fui al distrito, al Ministerio, a esta escuela, a la otra, en ninguna está mi hijo, en diciembre me dijeron que sí, ahora dicen que no” y nadie les responde. Es soberbia pretender que se va a manejar más de dos mil establecimientos, con sus dos turnos y su complejidad, con criterios certeros una matrícula. No es un problema de modernización. Detrás de esta centralidad se quiso apuntar a un rediseño para ver si se podían cerrar grados, cursos, escuelas y demás.

—OV... OP: Ni siquiera lo supieron disfrazar.

—LM: Les salió para el diablo. Y a eso agreguemos la crisis de la falta de construcción de escuelas. El año pasado fueron más de 200 millones de pesos el dinero destinado a la infraestructura escolar, y este año son 188, inflación de por medio. Se redujo casi a la mitad. Estamos hablando de una falta de planificación urbana con la construcción de escuelas para barrios y asentamientos nuevos que hay.
En el distrito de Lugano hay grados de 38 pibes; la normativa dice que después 32 se dividen. No se pueden dividir porque no hay dónde ponerlos y hace más de diez años que estamos pidiendo que se construyan escuelas en Lugano.
En la zona de Villa Soldati hay una escuela, la N° 24, en Lacarra y Cruz, que debió ser inaugurada en marzo de 2013 y está parada desde hace casi un año y medio.

—OV.. OP: A diferencia de la clase media, que quizá con sacrificio manda a sus hijos a una escuela privada, en ese sector directamente no va a la escuela.

—LM: Ahí hay desescolarización. Es un problema muy grande. Nosotros hemos encontrado una circular que sacó la Dirección General de Educación de Gestión Privada en febrero pidiendo a las escuelas privadas que den un relevamiento de la disponibilidad de vacantes. Entonces quiere decir que el Ministerio se prepara para ser los famosos baucher: bonos donde subsidien la matrícula para que vayan a una escuela privada. Estamos hablando de escalas de destrucción de la escuela pública que es inédita. La matrícula de la zona norte ya la estamos perdiendo. Yo he escuchado madres decir que van a hacer una vaquita entre toda la familia para mandar a su hijo a una escuela privada, porque no tienen vacante, después de estar luchando desde diciembre.
Estamos frente a una escalada en la política de destrucción de lo público. Lo bueno, si se quiere, es que esto ha tomado estado público, y ha habido una movilización muy interesante de padres que empezó ya en diciembre: se han hecho festivales, marchas, petitorios, recursos de amparo, presentaciones a la Defensoría del Pueblo. Nosotros mismos, en el Frente de Izquierda, presentamos un proyecto en la Legislatura que finalmente generó que se convocara a una sesión en febrero.

—OV.. OP: Desde el bloque de la Legislatura del FIT hay propuestas concretas para revertir esta situación o al menos para poder paliar el hecho de que estos chicos que se queden sin escolaridad.

—LM: Nosotros hemos presentado un proyecto de ley que planteaba, por un lado, la conformación de una comisión auditora integrada por padres, docentes y sindicatos docentes (hay que agregarle los estudiantes para la escuela media; no lo pusimos inicialmente en el proyecto, es un aporte que nos hizo un grupo de chicos) para que se audite la gente que está quedando sin vacante y que no tiene respuesta, porque no queremos que pierdan la escolaridad. No logramos que se aprobara en la Legislatura, pero el domingo 3 tuvimos una reunión en una escuela que estaba abandonada y que un grupo de padres y docentes de Parque Patricios la ha abierto, la ha limpiado y la puesto a disposición del Ministerio de Educación para que se habilite un jardín. En esa reunión —un movimiento de casi cien personas de toda la ciudad llamado Unidos por la Escuela Pública, que integramos también los sindicatos docentes— se conversó que si no salió la comisión auditora votada por la Legislatura, hacer  la auditoría nosotros. Vamos a poner una guardia en la puerta del Ministerio para poder registrar esta matrícula.

—OV... OP: ¿Cómo es la situación para el miércoles 6, que los chicos tendrían que comenzar las clases?

—LM: En la Ciudad de Buenos Aires, la Asociación de Docentes de enseñanza Media y Superior (Ademys) hizo su asamblea  el 20 de febrero con mandatos de escuela, pautando qué condiciones había para aceptar o no una negociación paritaria o ir a una medida. Se hizo una nueva asamblea este viernes 28 de febrero para ver, de acuerdo a las nuevas ofertas, si había cambios y se decidió ratificar la medida de fuerza de 48 horas, porque nos proponen en la ciudad el 15% ahora y el 15% septiembre-octubre, pero ya hay un promedio de 4,5%, 5% mensual. Y a nivel nacional se solicitó a los sindicatos que no aceptaran esto, porque es peor: es 31% en un año y medio.

—OV... OP: ¿Hay acuerdo entre los gremios de Capital para tomar la medida de fuerza?

—LM: En la Ciudad de Buenos Aires  Ademys hará paro por salarios. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) dijo que paraba por el problema de las vacantes, pero no por el salario. Nosotros creemos que es un error, que el problema salarial también existe en la Ciudad de Buenos Aires y hemos propuesto a todos los sindicatos hacer una asamblea conjunta. Creemos que el problema es tan grave que amerita superar los espacios parciales de cada sindicato y hacer una asamblea unitaria, donde las escuelas lleven sus mandatos y veamos cómo sigue después esto. El paro se hace el miércoles y el jueves. El sábado vamos a hacer una nueva asamblea y también va a haber una reunión nacional. Durante todo el verano CTERA guardó silencio y nosotros hemos hecho un encuentro nacional de docentes de 17 provincias, en algunos casos son sindicatos provinciales, en otros son seccionales, pero seccionales representativas: Tierra del Fuego, Santa Cruz, Asociación de Trabajadores de la Educación del Neuquén (ATEN), la seccional de La Matanza, Ademys, el sindicato del Chaco, Movimiento Pedagógico de Misiones, Suteba de Bahía Blanca, La Plata, Rosario. Una representación muy grande de sectores que ya nos habíamos propuesto que si la CTERA no largaba nada a nivel nacional, lo íbamos a largar nosotros solos.

—OV... OP: Como se puede enterar aquel interesado de las propuestas de ADEMYS?

—LM: Se puede entrar en www.ademys.org.ar  y conocer la situación de los docentes y nuestras propuestas.

0 comentarios:

Publicar un comentario