5 mar. 2014

(Por La Retaguardia) Mientras continúa el conflicto por la falta de vacantes en colegios y jardines públicos, y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se preocupa sólo en confirmar que seguirá el método de la inscripción online el año que viene; docentes, familias y militantes ocuparon una escuela en desuso y un espacio que debía ser un establecimiento educativo pero pasó a ser parte del acuerdo inmobiliario PRO-K-UNEN, aprobado en diciembre en la Legislatura.

“Somos docentes, familias, militantes, tenemos hijos, vimos que la escuela estaba abandonada, sabemos que faltan vacantes, así que la tomamos y la empezamos a arreglar nosotros, con nuestra fuerza”, contó Maximiliano Glorioso, integrante de Movimiento Popular La Dignidad (MPLD), en diálogo con La Retaguardia.
Glorioso se refiere a una escuela abandonada, ubicada en Manuel García al 300, en el barrio de Parque Patricios. A la toma se acercaron vecinos y hasta arquitectos que evaluaron las obras que habría que hacer en el edificio. En este sentido, aseguraron que el lugar se podría arreglar por un precio módico, quizás un monto similar a lo que le sale al gobierno porteño la instalación de las aulas conteiner.
“Esto daría 200 vacantes para niños de jardín, fuentes de trabajo para veinte maestros, más los auxiliares. Es una decisión política, si hay convicción se pueden hacer las cosas, pero este gobierno está atacando de lleno a la educación pública, es un plan macabro. Es el macrismo con el visto bueno del gobierno nacional, porque sino no pueden hacer lo que están haciendo”, señaló al respecto Glorioso.
La escuela está cerrada desde hace varios años, el ejecutivo porteño no solo alquiló otro espacio para trasladarla sino que a su vez mantiene el alquiler del edificio de García al 300: “o sea que el gobierno de la Ciudad sigue perdiendo plata. De hecho se acercaron vecinos con fotos de cuando ellos iban a esa escuela. El colegio con muy poco dinero se puede abrir tranquilamente. Si no lo hace el gobierno de la Ciudad, lo vamos a hacer nosotros. Vamos a buscar el material de donde salga, la vamos a arreglar nosotros y a dejarla en condiciones para la comunidad”, agregó el integrante del MPLD.
Las organizaciones ya redoblaron la apuesta y tomaron otro predio, ubicado en Avenida Jujuy y Estados Unidos. Originalmente el espacio estaba destinado a la construcción de una escuela, pero sin mayores explicaciones se transformó en un estacionamiento, hoy abandonado, para camionetas del gobierno de la Ciudad. Luego ingresó en el listado de inmuebles para la venta, dentro del Plan PRO-K-Unen, aprobado en diciembre pasado en la Legislatura. “Nosotros lo ocupamos pacíficamente, ya instalamos las carpas, y seguramente tomaremos otro espacio para recuperarlo y así hasta tener respuesta del gobierno de la Ciudad, una audiencia con el ministro Esteban Bullrich, para que se arregle la escuela de Manuel García, y que construyan escuelas y jardines”, especificó Glorioso.
“Es una cuestión de convicciones –continuó–, están atacando la escuela pública. Esta es la escalada más fuerte, pero a fin de año seguramente va a haber un tema con las evaluaciones a los docentes, hace dos años tocaron las juntas. Van avanzando. El ministro de Educación (Esteban Bullrich) es ingeniero en sistemas; ni él, ni sus hijos ni nadie de su familia fue a una escuela pública. Un ingeniero en sistemas que hace una inscripción online que sale tan mal, o es muy burro o es a propósito y me parece que burro no es”.

Tal como aseguran y demuestran las organizaciones y los docentes que llevan adelante la recuperación de estos espacios, se trata de tener la convicción y la decisión política de trabajar por la educación pública, algo con lo que el PRO viene demostrando que no cuenta.

0 comentarios:

Publicar un comentario