1 mar. 2014

Hace diez días que no reciben agua
(Por La Retaguardia) Ocurrió el miércoles 19 de febrero mientras realizaban un corte en la Ruta 3, en reclamo de agua potable. Hubo cinco heridos, y la policía local detuvo a otras cinco personas que ni siquiera habían participado de la protesta. Una nueva muestra de que en los últimos tiempos la represión del reclamo social continúa endureciéndose cada vez más a lo largo del país. Luis Saravia, en diálogo con La Retaguardia, detalló la situación y denunció que un fiscal lleva en su cintura un revólver.

La comunidad se ubica a quince kilómetros de Pampa del Indio y está conformada por los parajes Campo Medina, Pampa Chica, Lote 4, Campo Nuevo, 10 de Mayo, Tres Lagunas y Parque Provincial. Hasta hace poco tiempo, el gobierno provincial enviaba dos camiones con agua potable para los seis mil habitantes de la zona, pero la medida fue interrumpida tras el cambio de autoridades que implicó la designación del por entonces gobernador Jorge Capitanich como jefe de gabinete de la Nación y su reemplazo por el vice Juan Carlos Bacileff Ivanoff. “Nosotros vivimos en comunidades, y a quince kilómetros del pueblo no tenemos bomba, ni represas. Cuando llueve se llena el aljibe, alguno tiene techo y puede tener un poco de agua. Todo lo que tenemos es lo que se junta de la lluvia. Los que no tienen aljibe se van a algunos charcos a buscar, porque el agua potable queda lejos, en el pueblo. Cuando estaba Capitanich había dos camiones que alquilaban, había una empresa, pero cuando vino el otro gobernador lo cortó e hizo volver a los camiones”, explicó Luis Saravia, integrante de la comunidad de Pampa del Indio, en diálogo con La Retaguardia.
Ante esta situación se resolvió efectuar un corte de ruta: “llamamos a los ministros, pero no nos atienden –relató Saravia–, fuimos a hablar con ellos pero no hay caso, esperan la orden del gobernador pero lo que él hizo fue mandar a la policía a reprimir a los compañeros que están luchando por sus derechos. Los hermanos de Pampa del Indio hicieron un corte para reclamar por agua y por otro proyecto que se venía trabajando con los compañeros, un programa nacional (que incluía la entrega de bolsas de alimentos). Pero cuando asumió el nuevo gobernador cortaron todo. Hubo un cambio total, entró la represión de la policía, se nota demasiado la discriminación, los compañeros están reclamando sus derechos porque hace veinte días que no tenemos agua en las comunidades”.
Según contó Saravia, a la decisión del gobernador de mandar a reprimir se suma la presencia del fiscal Sorabella: “trabaja en General San Martín, y había orden a la policía para que desalojen a los compañeros, que se resistieron. Había cinco hermanos indígenas heridos y otros cinco detenidos. El fiscal fabricó las causas, mintió. A los cinco compañeros los agarraron en el pueblo, ni siquiera estaban en el corte de ruta, estaban haciendo una compra, un trámite en la municipalidad... los encontraron en el pueblo, los agarraron y los metieron presos, no tuvimos comunicación con ellos por dos días, y se los llevaron a un pueblo que está como a 120 kilómetros de Pampa del Indio”.
No es la primera vez que Sorabella actúa en la zona: “dos años atrás mataron a un hermano dirigente, parece que el mismo fiscal le pagó a una persona para que lo mate. El fiscal no puede tener una pistola en la cintura. Él vino a acompañar una delegación de policía, vio al compañero, lo ataron y le dieron la muerte. Nosotros le queremos hacer juicio político, un fiscal no puede tener en la cintura un revolver, no es su trabajo”, denunció Saravia.
Finalmente los detenidos fueron liberados recién el jueves 27 de febrero a última hora. Sin embargo, los reclamos por algo tan básico como es el agua potable aún no tienen respuesta.

   DESCARGAR

1 comentarios:

  1. LA DEKACAGADA GANADA POR ELLOS Y SUS BOLSILLOS ESA ES LA REALIDADA LOS APLAUDIDORES LES DIGO

    ResponderEliminar