20 abr. 2014

El corte sobre la ruta 38 cumplió 1 mes
(Por La Retaguardia) Desde el 17 de marzo pasado, la Asamblea Riojana Capital y Vecinos Autoconvocados de Puerto Alegre al Cantadero llevan adelante una protesta sobre la Ruta 38, en la entrada al predio de la Comisión Nacional de Energía Atómica en la localidad de Duraznillo, para decirle NO a un proyecto que pretende extraer uranio en la zona. Sobre la importancia y los alcances de esta lucha, hablamos con Marisa Romero de la Asamblea.

“Venimos implementando el sistema de cortes selectivos, no de corte total de ruta. Esto implica que pueden pasar todos los vehículos particulares y solamente impedimos el ingreso a los que están relacionados con la actividad minera que se está haciendo en la zona”, explicó Marisa Romero en diálogo con La Retaguardia.
Romero integra la Asamblea Riojana Capital, que conforma la regional NOA de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC); desde allí vienen denunciando al gobierno provincial de Luis Beder Herrera por haber entregado dos millones de hectáreas para cateos mineros: “eso implica algo así como el 25% del territorio de la provincia, la mayor parte en la Cordillera, que comprende tres departamentos, y nosotros estamos acá tratando de impedir que se instale una mina de uranio, ubicada en Las Cañas, Quebrada de Alipán, a 20 kms. de la ciudad capital de La Rioja. Es uno de los once proyectos que nosotros tenemos alrededor de la capital, que compromete a todo lo que es el cordón montañoso del Velazco, y que con uno solo que se concrete, como es este que está más avanzado, que ya tiene permiso para construir el campamento definitivo, traerá consecuencias terribles a esta ciudad”.
El campamento de los vecinos se encuentra en un camino por el que deben pasar los camiones y maquinarias, por lo que desde el día que se inició la protesta no se están realizando trabajos en el yacimiento: “tomamos como un pequeño gran logro de este corte el haber impedido desde entonces el avance de este emprendimiento que consideramos terrible. Además nosotros sabemos que la megaminería acarrea para las poblaciones cercanas todas las consecuencias nefastas para el ambiente, para el agua, para la salud, pero en caso de la minería de uranio todo esto se potencia porque estamos hablando de radioactividad, de una contaminación que se acumula y que incluso afecta a las generaciones futuras. Yo puedo estar contaminada y a lo mejor enfermarme o no, pero esa misma contaminación le voy a transmitir a mis descendientes”, señaló Romero.
Este emprendimiento se encuentra en una zona rural de la capital riojana, y la Asamblea resolvió iniciar este corte junto con los vecinos. Así lo explicó Romero: “nosotros estábamos más al tanto del tema por militar en la Asamblea, y teníamos más información respecto a lo que se venía, por lo que veníamos conversando con la gente del lugar. En agosto, setiembre, octubre del año pasado a ellos les comenzó a faltar el agua. Ellos reciben agua de las vertientes que hay en esta zona, y les comenzó a faltar justamente cuando se da un gran avance durante el año pasado de la exploración, nosotros pudimos registrar el uso que ya está haciendo la CNEA del agua para las perforaciones que ya empiezan a hacer. Duraznillo es una de las localidades que hay en toda esta zona rural que tiene alrededor de 36 kilómetros. También están El Cantadero, Las Cañas que es la que está más cerquita de la mina. Ellos han elegido como nombre ‘Vecinos Autoconvocados de Puerto Alegre al Cantadero’, que comprende todos esos pueblos que están en estos kilómetros. Ellos han tenido problemas con el agua potable el año pasado y cuando vieron que nosotros, por otro lado, habíamos registrado el gran uso de agua de las vertientes que está haciendo la CNEA, se les prendió el alerta y se dieron cuenta que si ya les estaba faltando el agua cuando se concrete la explotación esto va a ser peor. Ahí se resolvió junto con la asamblea iniciar el corte de ruta para reclamarle a la CNEA que suspenda este trabajo”.
Aunque generalmente todos los cortes por la actividad minera son selectivos, existe la posibilidad de hacerlos en forma total: “la mayoría ha sido selectiva, pero esto no quiere decir que llegado el caso, en alguna lucha que sea necesaria, creo que es perfectamente legítimo tomar cualquier medida cuando está en juego, como en nuestro caso, derechos que son fundamentales y superiores a cualquier otro derecho de transitar. Está en juego la vida de la gente. Y eso es más importante que todo”, aseveró la integrante de la Asamblea Riojana Capital.
“En este momento estamos en el campamento –afirmó Romero al momento de dialogar con La Retaguardia–, los cortes son en forma sorpresiva. De noche no los hacemos normalmente, pero sí estamos justo en la entrada. Cuando cortamos la ruta lo hacemos sobre la ruta, pero el estar acampando en esta entrada que es un camino de ingreso a la mina, estamos cortando permanentemente a los vehículos que ingresan al emprendimiento”.
Además de los cortes, en el campamento se llevan adelante distintas actividades. Por ejemplo, los miércoles y los sábados se proyectan videos: “en este momento estamos mirando ‘América Latina a tajo abierto’, un video que habla de resistencias y de lo que implica la minería a cielo abierto. Es una tarea de ir compartiendo, conociendo y formándonos nosotros”, expresó Romero.
El campamento se mantendrá hasta que se detengan los proyectos mineros: “ya sea porque la CNEA tome nota de que no tiene la licencia social. Además, La Rioja ya se ha manifestado muchísimas veces, no solamente en el tema de Famatina, sino en otras oportunidades. En la provincia hay encuestas que no son públicas pero que nosotros las conocemos y la mayoría de la población rechaza la minería”, agregó Romero.
El problema es que los gobernantes no están junto a la lucha antiminera. Hace unos años, el entonces mandatario riojano Ángel Maza dejó su cargo tras una gran manifestación que buscaba evitar la sanción de una ley minera; su vice era el actual gobernador Beder Herrera, quien asumió con un discurso antiminero, que luego dejó en el camino convirtiéndose en uno de los principales defensores de la minería a cielo abierto. De todos modos, los integrantes de la Asamblea Riojana Capital y los pobladores de la zona rural mantendrán los cortes y las protestas en contra de la minería y a favor de lo que consideran un derecho fundamental: el agua, que no más que la vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario