12 abr. 2014

(Por La Retaguardia) Hace unos días ingresó a la Legislatura porteña el proyecto de ley del gobierno porteño que propone disolver el Instituto Espacio para la Memoria el 30 de abril, en tanto el Senado de la Nación le dio media sanción al traspaso de los sitios de memoria de la Ciudad de Buenos Aires al ámbito nacional. Entre los trabajadores del IEM existe preocupación ante la falta de información sobre su continuidad laboral. A su vez, Adolfo Pérez Esquivel, integrante del Consejo Directivo del Instituto, denunció que la comisión interna de ATE Sitios de Memoria presentó una lista negra de trabajadores no kirchneristas.

“Son momentos de mucha incertidumbre, porque lo que más nos preocupa ante la rotunda falta de información oficial que tenemos es justamente la continuidad de nuestros puestos de trabajo”, afirmó Roxana Salomone, trabajadora del IEM, en diálogo con Oral y Público.
Ante esta situación, se organizaron para llevar adelante distintas estrategias, como reunirse con legisladores porteños y hacer una presentación ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad. Según explicó Salomone, el reclamo se basa en tres puntos: “el derecho a la información, la garantía de la continuidad de los puestos de trabajo, y esto tiene que contemplar la tarea que cada uno desempeñaba, la antigüedad, el sueldo, y lo otro es que sean reconocidos la totalidad de los trabajadores porque dentro del IEM, como en muchos espacio públicos, hay una parte de planta permanente y otra de personal contratado”.
En el Instituto Espacio para la Memoria trabajan 127 personas, 48 son planta permanente del gobierno de la Ciudad, y 79 tienen contratos de locación de servicio, es decir son monotributistas, sus salarios suelen ser más bajos, no tienen obra social, ni aguinaldo.
En el primer acuerdo que se conoció en enero entre Ciudad y Nación, que contó con las firmas de la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, y el jefe de gabinete nacional, Jorge Capitanich, se aseguraba que las fuentes de trabajo iban a preservarse, sin embargo lo que en realidad será puesto en práctica es lo que manifiestan el proyecto del macrismo que se debatirá en la Legislatura y la iniciativa que ya cuenta con media sanción de la Cámara Alta. Al respecto, Salomone fue concreta: “temo por la continuidad de mi puesto de trabajo, y fundamentalmente por algo que me parece que tiene que ver con el sentido común que es que primero el texto del acuerdo, si bien dice que se van a preservar los puestos de trabajo, también menciona o da a entender una especie de IEM que permanecería bajo la órbita de la ciudad, no es del todo claro el texto. Por otro lado, y esto ya es una cuestión más especulativa pero de sentido común, es claro que el gobierno de la ciudad no tiene muchas intenciones de conservar el instituto como tal, sino no firmaría un acuerdo traspasando los sitios a Nación. Ese vacío que se genera entre la lectura del acuerdo y este proyecto de ley en el que se habla de la disolución del IEM hace temer la continuidad laboral de la totalidad de los trabajadores del IEM, porque de nada sirve que pasen algunos a Nación y otros no, nuestro reclamo es por todos, que los 127 tengan garantizada la continuidad laboral”.
En este sentido, el premio nobel de la Paz 1980, fundador del Serpaj y como tal integrante del Consejo Directivo del IEM, Adolfo Pérez Esquivel, sumó un motivo más para la incertidumbre: “han hecho listas negras de trabajadores que, como apoyaron la autonomía del IEM y el trabajo que allí se lleva adelante, los van a dejar afuera y los van a despedir, violando el derecho de los trabajadores. Circula una lista negra, pero además se lo han dicho a los trabajadores. Se trata de la Comisión Interna de ATE (Sitios de Memoria), que no tiene nada que ver con ATE Nacional, pero es un grupo kirchnerista y ya les dijeron (a algunos trabajadores) que ellos no entran porque se opusieron a esto que están haciendo. Esta comisión no defiende a los trabajadores, defiende a los trabajadores kirchneristas. Nosotros vamos a seguir reclamando y denunciando la arbitrariedad, el autoritarismo y la falta de respeto”, aseveró en diálogo con Oral y Público. 
Para Pérez Esquivel, lo que sucede en el IEM conforma de alguna manera un castigo explícito a los organismos de derechos humanos se consideran autónomos del gobierno nacional: “lo que tenía de bueno el IEM es que era un ente autárquico, que iba más allá de cualquier partido político gobernante y eso es lo que le daba credibilidad; lo que están haciendo ahora es desconocer todo lo actuado durante muchos años cuando todos nosotros actuamos y trabajamos ad honorem, no es que recibimos un solo céntimo, al contrario ponemos dinero de nuestro bolsillo para ir, cumplir, trabajar, y para que esto quede en la memoria del pueblo”, agregó.
En cuanto a los proyectos de traspaso de los sitios de memoria y de disolución del IEM, Pérez Esquivel consideró: “creo que está lleno de irregularidades, de intenciones muy complicadas donde en realidad Macri entrega la ex ESMA al gobierno nacional, y liquida lo que es el IEM desconociendo todo el trabajo realizado durante tantos años, con una actitud realmente autoritaria y degradante, sin ningún tipo de información, ni diálogo. Esta es la forma de actuar de los gobiernos nacional y de la ciudad. Esto ya lo aprobó el Senado sin ningún tipo de análisis; tengamos en cuenta que nuestro parlamento se ha caracterizado por cosas buenas y de las otras, como las leyes de impunidad, la ley antiterrorista, las privatizaciones que tanto daño le han hecho al país durante la época menemista, y me preocupa que sin ningún tipo de análisis, ni diálogo, voten cosas con la obediencia debida”.
En los próximos días, la Cámara de Diputados también debatirá en el recinto el proyecto de traspaso de los sitios de la memoria, mientras se espera que la Legislatura haga lo propio con la iniciativa macrista que prevé la disolución del IEM. Los trabajadores del Instituto siguen sin saber qué pasará con su futuro laboral. Lo que tienen en claro es que más allá de las listas negras que pudieran elaborar quienes dicen defenderlos, ellos lucharán por la continuidad de los 127 puestos de trabajo.

2 comentarios:

  1. Perdon, no entendi el comentario de Ayunlihue.

    Que existan listas negras especialmente en este tema es paradojico ademas de vomitivo.

    ResponderEliminar