15 abr. 2014

(Por La Retaguardia) Alfredo Grande conversó extensamente con el periodista en su programa Sueños Posibles, que se emite los lunes a las 21 por Radio La Retaguardia. Sin filtro, hablaron sobre las heridas simbólicas que deja el kirchnerismo, sobre la construcción de poder que llevó adelante Cristina Fernández, y el rol de los movimientos sociales, entre muchos otros temas. Durísimo y filoso, Carrasco calificó a los Kirchner como usureros y calificó a la política del gobierno como bonapartismo de peluquería y a la presidenta como licenciada en poder.



-Alfredo Grande: Una vez escribí que el hecho maldito del país kirchnerista no es el odio de la derecha, sino el rencor de la izquierda. De esta manera, estaba enmarcando un trabajo que se llama “La Democracia, El Día Después”. Me gustaría alguna reflexión tuya respecto a esto que describo. ¿Cómo ves este tema ya que sos un crítico con mucho fundamento del kirchnerismo?

-Lucas Carrasco: A mí me preocupa principalmente, y está vinculado con el rencor de la izquierda, la herida simbólica producida por ejemplo en torno a Sueños Compartidos, no solamente por lo que atañe al movimiento de derechos humanos, sino por las conexiones en torno a lo que fue y sigue siendo para muchos de nosotros una esperanza que es la economía social. El daño producido en torno a las cooperativas, un daño que se vincula por ejemplo con lo de (Guillermo) Greppi, el financista, digamos, un chanta, un usurero ultracatólico y de Belgrano como deben ser los usureros, que lavaba plata para todos los chanchullos vinculados al gobierno nacional; pero el hombre tiene una mutual, la curiosidad es que las herramientas del campo popular, de una noble tradición histórica, están siendo utilizadas por chorros y delincuentes. El chamuyo vanguardista e ideológico y la utilización de herramientas del campo popular para enriquecerse de manera ilegal, o en los resquicios de lo legal, es tan lamentable que nos hace retroceder un montón en el campo simbólico de la lucha por una sociedad igualitaria, que es un daño infinitamente mayor que toda esta cohesión idiota de indicadores del Indec poco creíbles, que no tiene ninguna correlación con la realidad y con la cual buscan autoelogiarse también utilizando y haciendo pelota, dicho sea de paso, instrumentos como la cadena nacional, los medios públicos y demás instrumentos que hoy están regulados bajo una ley por la cual yo peleé que es la Ley de Medios, y que en vez de pluralidad de voces terminó siendo repetición de voces.

-AG: ¿Eso lo ves como un quiebre del relato o como algo que el relato expresa ahora en una correlación de fuerzas muy diferente a la que tuvo Néstor por ejemplo?

-LC: Lo veo en dos dimensiones. Por un lado, y tiene que ver con el rencor, me siento un pelotudo porque la mayoría de estas cosas, al no existir una herramienta política y al ser mi oficio el periodismo, las terminé apoyando de una manera que parecía entusiasta y que nunca fue así, pero porque no había dónde discutirlo tampoco. Me parece que magnificábamos además, o que magnifiqué, la ofensiva de la derecha, la que uno la magnifica para terminar de algún modo justificándose. Pero como yo soy un granito de arena en el inmenso mar que derivó en cualquier lado, el punto más importante es que la Argentina tenía un gobierno en disputa, donde estaban los Greppi, los Schoklender, los Kirchner, entre otros usureros, para nombrar el sector usurero del gobierno, pero también estaban un montón de luchadores sociales, gente valiosa, honesta, con la cual me sentí identificado mucho tiempo. Ese gobierno en disputa era posible a partir del alto crecimiento a tasas chinas, que ahora parece que no era tan real, ese crecimiento permitía una distribución de excedentes, de sobras, cuando todos los números indicaban que ese crecimiento se terminaba, había que optar, ¿ahora a quién le damos?; para dónde va el reparto, ¿para los sectores populares o para los sojeros?, ¿los usureros, para estos chantas de la Unión Industrial que se dicen industriales, o para los trabajadores? Yo voté en 2011 la profundización del modelo, entendiendo por tal que la distribución iba a ser para el campo popular, se optó por un giro a la derecha que para mí está íntimamente vinculado a las denuncias de corrupción, lo cual lleva al gobierno a un bonapartismo de peluquería, donde tienen que aumentar el grado de imbecilidad discursiva y hacer de la usurera en jefe de las fuerzas armadas una especie de santa, que viene a salvarnos, con la significación que tiene autoproclamarse una madre. Néstor Kirchner decía ‘soy hijo de las Madres de Plaza de Mayo’, a Cristina Kirchner solo le falta decir que es dueña de las Madres de Plaza de Mayo, pero dice ‘soy la mamá’. Ese grado de cerrazón, de autoritarismo, de glorificación, de la comandante en jefe de las fuerzas armadas termina generando una comparsa violenta, desde el punto de vista simbólico, pero donde sobre todo nada de lo que está sucediendo puede ser comprendida. Este culto a la personalidad hace que los linchamientos no tengan nada que ver con las barricadas que se armaron hace solamente dos meses para prevenirse de la turba de los sectores populares que venían a saquear. La falta de negación de los saqueos, de la violencia, de la lucha de clases expresada en esta forma, de la represión, de la cultura excluyente, de los tribunales puestos en Puerto Madero de espaldas al país, la falta de análisis sobre eso, la negación sobre cómo es la sociedad después y desde antes de la década ganada lleva a que los linchamientos parezcan una cuestión moral, donde tiene que salir mamita a explicarnos que la venganza es mala.

-AG: Tu punto de vista tiene una alta implicación racional y también emocional, por la forma en que se te escucha, que es la que a mí me gusta. Además de compartir mucho tus ideas, comparto totalmente tus formas de expresarlas, y creo que la forma y el contenido están profundamente asociados. En algún momento se me ocurre que tuviste un quiebre personal, emocional, con tu propia implicación política en relación a lo que fue el relato kirchnerista, ¿vos podría situar en qué momento fue?,¿ después que murió Néstor o antes?

-LC: Antes de la muerte de Néstor Kirchner yo ya no me veía, me sentía como un baldío en pleno centro, porque una cosa es defender un proyecto político y otra cosa es conocer a estos zapallos a los que solo les interesaba la guita, pero cuando viene la muerte de Néstor Kirchner hay todo un fenómeno muy fuerte entre los jóvenes y también un momento donde yo pensé que se resolvía el gobierno en disputa hacia la izquierda. Me parece que Cristina Kirchner que es licenciada en poder tuvo la habilidad para no hacer ninguna definición, esto también vinculado a su rechazo por la jornada laboral estándar, pero después de la muerte de Kirchner hasta pasadas las elecciones no hubo ninguna definición. Cuando gana Cristina, yo no me sentí parte de ese triunfo, miraba con preocupación y después cuando viene la tragedia de Once ya directamente sentí que volvíamos a los viejos tiempos donde el gobierno estaba enfrente. Recuerdo cuando estaba en Duro de Domar, estuve una semana trabajando... a mí no me salía defender a tipos que en ese entonces eran la estrella ascendente como Boudou, era obvio que era un payaso liberal; después, cuando comienza la causa Ciccone, que hacen todos una fila para poner las manos en el fuego por él... esa fue la frase textual. A mí lo que me llamaba mucho la atención, independientemente de si Boudou es o no culpable, son todos estos abogados, que por lo general no se enriquecen ilícitamente si no que se enriquecen de acuerdo a los papeles mostrando la injusticia del sistema, el problema de la Argentina no es el enriquecimiento ilícito sino el enriquecimiento lícito de todos estos chantas de la Unión Industrial, de la Sociedad Rural y del gobierno. Pero el desfile de yuppies por los tribunales a defender a Boudou, digamos el circuito de amigos de Boudou, que son iguales a él, todos tipos que no laburan, mega-millonarios, que nadie sabe qué mierda hacen, que no se les puede encontrar nada productivo, pero que nos vienen con el chamuyo de ocasión del industrialismo, de que hay que estudiar ingeniería, todos chantas, abogados y contadores, millonarios que no pueden explicar su patrimonio. Vas a las movilizaciones de la CTA pero en el fondo te usan para defender a las cuevas financieras. No hay un solo punto de quiebre porque yo nunca me sentí parte del culto a la personalidad, de la superación del peronismo y todas esas pavadas que se dijeron en ese momento. Lo que sucedió es que Cristina antes de las contundentes denuncias de corrupción, como a ella solo le interesa ella y en segundo lugar el dinero, y en tercer lugar nuevamente ella, lo que hizo fue cerrar todo y sobre todo quebrar cualquier tipo de autonomía para que o estás con ella, que vaya a saber uno qué representa ella, más que a ella misma, o estás contra el país. Eso que se lo dice al benemérito periodista Jorge Rial, a quien ella eligió para que vaya y la elogie en su propio despacho y todo eso salga como entrevista, no recuerdo si en uno de los canales que tiene con testaferro o en el canal público, pero lo que hizo que pareciera que todos éramos parte de una religión y que de pronto descubrimos que la Virgen María había cogido con José y no era Virgen... no hay un punto de quiebre, lo que hay es un gobierno que buscó crear una religión de Estado, donde no se le cuestione si la señora estaba en contra de los '90 pero resulta que aplicó las mismas medidas neoliberales, si la señora es un poquito corrupta, si la señora va a la izquierda o a la derecha, lo importante es seguir a la señora.

-Fernando Tebele: Me parece que sos una de las personas que nos puede ayudar a pensar el post kirchnerismo, porque hasta ahora hay como dos líneas de pensamiento de cómo el kirchnerismo es o sería, o será, después del poder. Hay una que dice que termina sin poder, vos acabás de nominar a la presidenta licenciada en poder; y hay otra línea que dice que el PJ va a hacer lo que hizo siempre, va a saltar al barco ganador, entonces lo único que va a quedar del kirchnerismo son los pocos movimientos sociales que quedan dentro, es decir, el kirchnerismo se va a izquierdizar. ¿Alguna de estas dos, una tercera?

-AG: Cuando digo que Cristina es licenciada en poder es que construye poder para ella y su familia, no le interesa construir poder popular además, creo que en el fondo la jefa de las fuerzas armadas siente que es una grasada total todo esto de los movimientos sociales, ella quería que le armen el PRO, que eso sea el grupo que ahora le quieren adjudicar a Máximo, lo cual explica la emergencia de todos estos yuppies medio bananas como Wado (de Pedro) y demás. Y su preferencia por sobre (Andrés) Larroque que tiene una militancia previa y tiene el buen gusto de no ser millonario; la jefa de las fuerzas armadas prefiere a Wado de Pedro porque es empresario sojero, porque no es un fracasado universitario. Del kirchnerismo no va a quedar nada, porque el kirchnerismo ya no existe. El kirchnerismo hoy en día es una aventura cínica que se sostiene en la melancolía moral, que no solo es falsearia de la historia, sino que además es irrelevante. Sostener que este blindaje, igual al que hizo De la Rúa, con Goldman Sachs, en realidad revela que Goldman Sachs giró a la izquierda porque se recuperaron los fondos de la AFJP por una idea que tuvo Boudou, es una boludez, no se sostiene. Los movimientos sociales se dividieron en dos, los que ganaron autonomía o por lo menos la conservaron, y los que tienen que arreglar con el próximo despachante de Aduana que esté en la presidencia de la Nación. Me parece que se fortaleció el movimiento obrero, que las organizaciones de desocupados son tan dependientes como antes del Estado, que han perdido una dinámica de lucha, nos podemos fijar en Luis D`Elia que antes era el vínculo con los sectores desprotegidos y desocupados de una zona del conurbano con el Estado y el gobierno, y ahora es el vínculo con twitter, o sea la nada de la nada porque lee los diarios y ve en qué tiene que defender la santidad de Boudou, una pavada, que apenas no puedan disponer de los dineros del Estado se cae. La incógnita es qué va a suceder con todos esos chicos que se entusiasmaron con un kirchnerismo que a poco de andar se mostró irreal. Por un lado eso va y acumular en el voto de la izquierda trotskista, y por el otro lado me parece que van a ir surgiendo nuevas formas como sucedió siempre. A mí lo que me preocupa es cómo se elabora un programa político y económico viable a partir de estas heridas contundentes en lo simbólico, porque hoy en día decir cómo haríamos un sistema financiero más justo, y si lo decimos los que estuvimos vinculados o los que fuimos simpatizantes con el kirchnerismo y la gente se nos va a cagar de risa y tiene razón.

-AG: Insisto en que tenés un estilo que a mí me atrae mucho, que es muy confrontativo, irónico y muy revulsivo, y muy contra esta especie de acartonamiento o esa cuestión tan engolada que yo, por ejemplo, cuando escucho a (Ricardo) Forster tengo que ir a wikipedia porque no entiendo nada de lo que dice. Una última pregunta, que es medio chicanera, uno de los argumentos que se utiliza, y que incluso algunos familiares directos míos usan para mi desgracia, es que el kirchnerismo es malo pero que todo lo demás es muchísimo peor ¿Qué se les puede decir a estas personas que son honestas?

-LC: A esa pregunta provocativa, yo tengo una respuesta más provocativa, cuidado con eso de que todos los otros son peores, es una invención de la cual yo también participé. Ese era el argumento para votar a (Elisa) Carrió en 2003 y basta leer lo que decía (Horacio) Verbitsky, que para mí es el mejor periodista argentino, sobre Néstor Kirchner y la mágica conversión posterior. Con esto quiero decir que los políticos tienen la profesión del poder, de acuerdo a las relaciones de fuerza existentes van a gobernar, entonces preocuparse por lo que diga ATC de Sergio Massa, o el partido Clarín de Máximo Kirchner es absolutamente irrelevante porque esos no son datos de la realidad, esas son narrativas encontradas al interior de una disputa donde nada tienen que ver los trabajadores. Los trabajadores, el campo popular, los diversos colectivos que defienden derechos sociales, civiles, individuales, tienen que fortalecerse y tener una agenda propia, entonces las elecciones o las oposiciones, o estos partidos personalistas que surgen fulgurantes y después terminan siendo nada, no te conducen, sino que en todo caso se establece una especie de pacto, lo que no hay que volver a hacer es seguir el apellido de ninguna familia petrolera, de terratenientes, y sí ganar en autonomía. Que lo otro es peor es un viejo planteo con el cual se ha corrido siempre a la izquierda, que es decirte que tus sueños son imposibles. En este caso lo que están diciendo es que de todo lo que es la oposición los sueños posibles serían horribles, es todo contra-fáctico pero puesto en el futuro, no tiene mayor relevancia, es una construcción, una psicopateada eficaz del aparato de propaganda del gobierno.

La mirada atrevida y provocadora de un periodista que supo simpatizar con ideas del kichnerismo, pero que hoy se encuentra en la vereda de enfrente y tirando piedras con su lengua. A veces, casi siempre, las críticas más acertadas vienen de quienes han convivido. Puede que sea el caso.


6 comentarios:

  1. la nota es excelente por el entrevistado y el entrevistador,pero lo otro que asoma es peor desde mi paso por la legislatura perdí lo poco que me quedaba de ilusión en la representatividad estoy más ácrata
    Vuelvan a poner los audios por favor
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gramazza. Todas las notas tienen en algún momento el link al programa de radio completo en el que fueron generadas las charlas. Allí se pueden escuchar. Abrazos y gracias. LR

      Eliminar
  2. Interesante nota,de como las hilachas ya no se pueden ocultar.

    ResponderEliminar
  3. Hábitat del gorila
    Los gorilas viven tanto en zonas tropicales como sub-tropicales. Tienen un rango extremo que realmente sorprende a la mayoría de las personas. Algunos viven en las Tierras Bajas, mientras que otros están en las elevaciones extremas de las montañas. Muchos gorilas viven en África en los bosques y los pantanos, otros en la Región Montañosa de RiftAlbertine.

    gorila occidental caminandoEs importante para ellos tener mucho espacio para moverse. Se mueven cada día por la comida y en busca de un lugar para dormir de noche. No se quedan en el mismo lugar aunque sea muy interesante. Se trasladan a las zonas donde hay mucha comida, de hecho, pueden caminar por la mañana y consumir alimentos sin tener que moverse en absoluto si así lo desean.

    Después de una mañana de jugar y comer, los gorilas se preparan para una siesta en la tarde. Hacen un nuevo lecho para dormir todos los días por lo que el proceso puede hacerse rápidamente; lo hacen con hojas y ramas. Aunque se queden comiendo en la misma zona, por la noche van a hacer un nuevo nido. Nunca duermen en el mismo dos veces.

    La cría va a dormir junto a su madre hasta que tiene 6 años de edad, en ese momento va a empezar a hacer su propio lecho, pero a menudo dormirá muy cerca de ella. El macho dominante suele ser el primero en elegir un lugar y luego los demás se situarán en torno a él.

    Debido al hecho de que los gorilas migran diariamente en busca de alimentos no son de naturaleza territorial. Tienden a transitar mutuamente por el mismo sitio en el medio silvestre, siendo estas interacciones la mayoría de las veces amables o sin tener ningún tipo de contacto. Habrá problemas si uno de los gorilas de otra manada intenta invadir el espacio de la otra.

    Tienden a disfrutar de terrenos llanos ya que pueden moverse más fácil. También tienen capacidad para pasar por zonas rocosas y llegar a lugares que agotarían a la mayoría de los humanos. Por lo general pasan la mayor parte del tiempo en el suelo. Reservan las escaladas para llegar a las diferentes fuentes de alimento que necesitan.

    Los gorilas no pasan demasiado tiempo cerca del agua. No necesitan consumir grandes cantidades debido al agua que contienen sus fuentes de alimento. Asimismo, no es bueno nadando por lo que el agua se convierte en un obstáculo en lugar de ser útil para ellos.

    Si se presta atención a los signos de la vegetación se podrá saber si los gorilas han estado recientemente allí o no. Una de las mejores muestras es las de los lechos donde han dormido. También tienen un método que utilizan para alimentarse por lo que se verán rutas definidas por el camino que demuestran que han pasado por allí recientemente. Si han estado en un área recientemente, puede oler a sudor similar al de los seres humanos. También dejará atrás residuos de su cuerpo para que el olor persista por más tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que cuando una persona esta enferma, hay que tratar de darle una mano, y si no se puede, por lo menos no hay que aprovecharse de el. En el caso de un profesional, descuidar esto me parece una grave falta de ética.

    Aca se puede ver a Carrasco en primera persona:

    https://www.youtube.com/watch?v=LxcazRlQNno

    ResponderEliminar
  5. Pobre tipo... Lamentable la actitud de Infobae que, sabiendo del bochorno penoso que provoca el señor Lucar Carrasco, pretende impactar con una nota a una persona llena de resentimiento, insultante, y en decadencia. Pena sobre todo porque podría ser valioso su intelecto si tuviera humildad en lugar de odio.

    ResponderEliminar