6 may. 2014

El acto del 1 de Mayo en Barcelona
(Por RNMA) En una de las emisiones de Enredando las Mañanas, Luis Angió (integrante de la RNMA, de viaje por Barcelona) visitó la CGT Catalunya. Desde allí, su Secretario General, Ermengol Gassiot, nos explicó cómo es ser anarcosindicalista hoy en medio de la crisis española. Este 1° de Mayo, día internacional de los trabajadores, -mientras sonaba “A las barricadas”- cientos de compañeros participaron en la marcha, durante el acto realizado por la CGT en el edificio de Correos, Telecomunicaciones y Telégrafos. En el Estado Español cobra importancia un trabajo sindical totalmente distinto.

-Enredando las Mañanas: ¿Qué es la CGT y a quiénes agrupa?

-Ermengol Gassiot: La CGT es un sindicato. Nosotros queremos reconocernos herederos de la tradición anarcosindicalista, que en Catalunya y en el conjunto del Estado Español ha sido el sindicalismo revolucionario hegemónico, y que de alguna manera fue la piedra angular en todo el proceso de revolución social en parte del territorio español en julio de 1936. Y de hecho, yo creo que ahora mismo es, de las diferentes organizaciones que nos consideramos herederas de la antigua CNT somos la principal, la que tiene más presencia en el mundo del trabajo y en las calles. De alguna forma es un sindicato pequeño pero asambleario, que pretende la lucha por la transformación social y que no cree en la búsqueda de consenso con el capitalismo.

-ELM: ¿Dónde más tiene representación la CGT en el territorio español?

-EG: Tenemos representación en todo el Estado Español, aproximadamente 40.000 afiliados en el conjunto del Estado, de los cuales 14.000 son afiliados del estado de Catalunya.

-ELM:¿Cuál es el ámbito o la rama, dentro de la producción o del servicio, donde tienen más peso representándose?

-EG:Depende en cada zona, hemos tenido que luchar contra una realidad como los pactos que se dan al finalizar la dictadura entre las dos organizaciones que terminarán siendo mayoritarias, la UGT y Comisiones Obreras, que de alguna forma se reparten, junto a los herederos del franquismo, el panorama sindical en el conjunto del Estado Español. Y eso nos ha llevado a tener que luchar empresa por empresa para ir recuperando espacios que perdimos desde el ‘78 hasta el ‘85. Ahora mismo, en Catalunya somos mayoritarios en transporte suburbano, lo que aquí llamamos metro en Barcelona, o en algunos puertos catalanes somos también el principal sindicato. Tenemos el mayor número de afiliación y votos en comités de empresas de autobuses en Barcelona, y con una importante representación en el sector de la administración pública y luego en unas grandes empresas de metal, por ejemplo, como también en varios centros hospitalarios.

-ELM: Uno se imagina al sindicalismo tradicional a una pata muy oscura del peronismo, donde la burocracia sindical se encarga de permanecer los cargos. Allá ¿cómo es el sindicalismo mayoritario?

-EG: Los dos sindicatos mayoritarios, uno está vinculado al Partido Socialista Obrero Español, y otro -en su momento- estaba vinculado al Partido Comunista de España, que es la sección de la izquierda radical que participó en el pacto con el franquismo en todo lo que fue la transacción democrática. Para que te pongas un ejemplo, el Secretario General de la UGT lleva en el cargo desde 1990. El Secretario General de Comisiones Obreras en Catalunya nunca trabajó fuera del sindicato, y eso lo encontramos en diferentes territorios de estos sindicatos. Algunos dirigentes han acabado trabajando en el consejo de administración de alguna importante empresa privada.

-ELM: ¿Cómo se realiza la elección?

-EG: La elección se produjo en el Congreso que tuvimos, que finalizó el 11 de abril. Somos una confederación de 54 sindicatos, y cada uno tiene una delegación y una cantidad de votos proporcional, aunque no directamente a la cantidad de afiliaciones. En las candidaturas obtuvimos más del 90 % de los votos.

Respecto a la actual crisis económica, desocupación, trabajo precarizado, Gassiot comentó: "aquí el Capital ha decidido revertir el pacto que obtuvo con sectores de la clase obrera en el conjunto de Europa después de la segunda guerra mundial y en el Estado Español, pues a partir de mediados de los años ‘70, y está decidiendo que intentará degradar las condiciones de vida, de trabajo y salariales de la mayoría de la población. ¿Cómo se está viviendo eso? Para empezar, con una enorme tasa de desempleo, superior al 26% del total de la población activa, y que en el caso de la gente joven ronda el 55%, más de uno de cada dos jóvenes está buscando trabajo y no lo encuentra. Por otra parte, con el mayor descenso de los salarios reales en los últimos 40 años. Desde que comenzó la crisis, los trabajadores de media han perdido más de un 15% del poder adquisitivo. Y esto se está dando mientras aumentan los sueldos de los altos directivos, son los beneficios del capital. En este contexto, los neoliberales están procediendo a  una desregularización del mercado de trabajo, que lo que hace es convertir en papel mojado las garantías que se habían conseguido en los años ‘80 en cuanto a los contratos de estabilidad de los puestos de trabajo".

-ELM: La política partidaria tradicional logró rearmarse. ¿Cómo está la cuestión con los partidos tradicionales como el PSOE, como el PP y con la izquierda Unida?

-EG: Los partidos tradicionales han bajado en intención de votos y está creciendo la abstención. Lo que es cierto es que está habiendo síntomas en la calle de que algo está cambiando. Y cuando decimos esto, el referente siempre es el régimen que se constituye con la Constitución española del 78 y con todo el proceso del fin de la dictadura. En 2011 miles de ciudadanos salimos a la calle y pedimos formas más democráticas de organizar la sociedad, mayor justicia social, etc. Y estuvimos varias semanas bajo la policía antidisturbios rodeando el Parlamento de Catalunya y haciendo marchas de cientos de miles de personas tanto en Madrid como en Barcelona. Marchas que no fueron convocadas ni por un medio de comunicación ni por ningún partido de los institucionales. Eso aterroriza un poco al poder.

-ELM: ¿La Izquierda Unida está incluida en este proceso en donde la sociedad ve mal al PSOE o al PP? ¿O queda afuera? Porque vos decís que quienes van a recoger estos votos va a ser la abstención y no la izquierda...

-EG: Va a ser la abstención, van a ser formas populistas que utilizan ciertas formas de nacionalismo como manera de aglutinar cierto descontento. Y por otra parte Izquierda Unida capitalizará una parte de ese voto de descontento pero en ningún caso la mayoría. Porque incluso dentro de ese descontento hay quienes ven con cierta desconfianza algunas prácticas de la Izquierda Unida.

-ELM: ¿Es optativo en España el voto en este caso?

-EG: Sí, acá es optativo e incluso de vez en cuando hay espacio de organizaciones y hemos hecho campañas de participación activa, que implican no votar y plantear el rechazo hacia el sistema político actual.

-ELM: En Argentina llegan versiones sobre una situación que parecería tener dos opciones: blanco o negro. Sobre la independencia de Catalunya ¿Hay matices? ¿Por qué sería importante o no que Catalunya se independizara de España?

-EG: Como CGT pensamos distinto entre algunos miembros, pero estamos de acuerdo en pensar que el riesgo del debate como se está pensando es que sea un debate transversal: que corre el riesgo de unificar las clases sociales en torno a una bandera de un país, en este caso Catalunya, y con eso permitir que ambos gobiernos vayan metiendo sus políticas antisociales. Como CGT tenemos muy claro que apoyamos la autodeterminación y la lucha por la libertad de cualquier sociedad que quiera ser libre. En el caso de la CGT de Catalunya reconocemos que el pueblo Catalán tiene derecho a elegir su futuro y con eso hablamos de todos los territorios en los que se habla Catalán. A partir de ahí estamos expectantes con el proceso, con desconfianza en quien lo está llevando adelante ahora mismo que es la burguesía que nos está masacrando a nivel laboral, a nivel de privatización de servicios públicos, etc. Y desde el mantenimiento de nuestras barricadas de lucha.

-ELM: ¿Cuál es el rol de los medios tradicionales ligados a las clases bajas en este momento de crisis?

-EG: La verdad es que pese a su nombre “La vanguardia” desde hace mucho tiempo es propiedad de un grupo de comunicación que monopoliza a los medios de comunicación en Catalunya y está ligado a la burguesía. No tenemos casi ningún medio de comunicación de distribución masiva desde las clases populares. Pero tenemos radios libres ó cadenas de televisión por internet. El “Periódico Diagonal” es uno de ellos.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario