15 may. 2014

museo impa logo(Por RNMA) Este jueves 15 de mayo, durante Enredando las Mañanas conversamos con Margarita Robertazzi sobre la reapertura del museo en la fábrica recuperada IMPA. Ella es una de sus impulsoras y nos contó qué actividades habrá en este espacio que está ante el peligro de ser desalojado debido a que la Corte Suprema de Justicia de la Nación desestimó el último recurso judicial que les quedaba a los trabajadores para permanecer en el lugar. Este sábado 17 de mayo de 16.00 a 20.00 invitó a recorrer y participar de las actividades en el Museo de IMPA.
-Enredando las mañanas: ¿Cómo se preparan para la apertura del museo?

-Margarita Robertazzi: Contenta porque finalmente vamos a poder abrirlo este sábado 17 desde las 16 y hasta las 20. Y además porque esta apertura forma parte de un proyecto que surgió en este año. Los trabajadores y las trabajadoras de IMPA quieren tener un museo permanente, uno que se monte y se desmonte cada vez que haya una exposición. En principio a lo que nos podemos comprometer es, por ahora, a abrirlo una vez por mes. La de ese sábado sería la del mes de mayo y así todos los meses, lo máxima serían dos aperturas por mes, pero no estamos seguros. Una será para el público, como vamos hacerla mañana, abierta y con entrada libre; pero nos gustaría una vez por mes abrir para alumnos de distintos niveles educativos, secundaria, primaria o terciaria. Y paulatinamente ver si podemos armar las cosas para que el museo tenga un sitio permanente, que es lo que quieren los trabajadores.

-ELM: Para quien no conoce IMPA ¿por qué es tan importante el museo?

-MR: En principio como decíamos en la Noche de los Museos el año pasado, es el único museo vivo de empresa recuperada por sus trabajadores y sus trabajadoras, entonces se van a encontrar con un museo particular, singular, porque creemos que no hay otra experiencia como esta. Hay muchas fábricas que han dejado de producir y luego se convierten en museo, acá y en el exterior, pero ocurre que esto es una fábrica que se encuentra produciendo bajo modalidad autogestiva desde hace ya 16 años, el 22 de mayo es el aniversario.
Por otro lado la otra particularidad es que cuenta distintas historias, son distintos patrimonios los que pretendemos conservar, desde la perspectiva de la clase trabajadora. Aquí lo que se expone, lo que significa, lo que vamos investigando, lo que documentamos, se debate permanentemente con los trabajadores, no es algo que venga solamente de la academia, eso me parece que es una novedad.
También hay distintos patrimonios, uno es el industrial. Justamente este sábado vamos hacer con uno de los trabajadores ya jubilado, Horacio Campos - el primer presidente de la Cooperativa IMPA Recuperada -  un recorrido por las máquinas para explicar su funcionamiento. Lo haremos porque a partir de la Noche de los Museos la gente quería saber de las máquinas. En ese momento no estábamos preparados para poder explicar en detalle y esta parte e la que va a hacer Horacio.
El museo también pretende objetivar los logros, los avances, las luchas de la clase trabajadora, por supuesto también las derrotas. Por otro lado no sólo hay una intención de mostrar el pasado porque de hecho se documentan todas las etapas: desde que era empresa privada, nacional, cooperativa y desde que se hizo empresa recuperada en 1998. Hemos elaborado un poco cuestiones vinculadas a la memoria colectiva que es un proceso que se hace entre muchos.

-ELM: ¿Y se cuenta también el presente?

-MR: Claro, porque llega hasta la actualidad de IMPA, pero también es un museo que implica un espacio de denuncia, del modo en que a nivel internacional por intereses económicos, comerciales, se fueron abortando distintos proyectos que tenían países en desarrollo especialmente nuestro país. De alguna manera la historia de IMPA refleja la historia del país y del mundo.

-ELM: ¿Qué implica el museo IMPA en el particular en este momento en que desde lo judicial hay un fallo en contra de que permanezca en manos de sus trabajadores y que es la máxima instancia, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, quien lo resolvió cerrando posibilidades desde lo legal para seguir defendiendo el lugar? ¿Ahora pasa a ser más una cuestión política?

-MR: Exactamente. En este momento nuestro propósito es buscar justamente el apoyo político, a nivel municipal, nacional, para que pueda tener la ley de expropiación definitiva. En este momento hay una lucha por hacer legal lo que es legítimo. Es la lucha de todos los trabajadores, además de seguir produciendo, seguir acompañando otras empresas activamente.
Cuando iniciamos este proyecto que no era el museo, en 2010, en realidad ya lo pensábamos como la posibilidad de poder aportar argumentación que sean científicas, que sean convincentes para lo que podríamos llamar la instancia judicial, poder apoyar a IMPA en esta lucha. Este es uno de los propósitos. De lo que inicialmente empezó no en el museo sino en un proyecto de una cátedra universitaria (UBA), en lo que podríamos llamar recuperar la memoria colectiva de la fábrica con sus momentos de esplendor y de decadencia, aparece luego,  paulatinamente, como propuesta colectiva.
Hay que apoyar la lucha de los trabajadores, porque sabemos que en IMPA hay todo tipo de emprendimientos, educativos, culturales, talleres, está abierta a la comunidad. Ahora queremos narrar la historia de la fábrica, del país.

La cita es el sábado 17 de mayo de 16 a 20 en IMPA, la fábrica, en el portón rojo, Querandíes 4288, en la ciudad de Buenos Aires.

0 comentarios:

Publicar un comentario