22 jun. 2014

(Por RNMA) La semana pasada la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos rechazó el pedido de Argentina para que tome el caso del litigio que mantiene nuestro país con una parte de los tenedores de bonos que no se presentaron a los canjes 2005 y 2010. Con esta decisión  la Corte avaló el fallo de primera instancia del juez Thomas Griesa, que ordena a la Argentina pagarle a uno de los  “fondo buitre”,  NML Capital, cuyos abogados ya están exigiendo que se les abone la deuda que según el fallo de Griesa sería de 1.330 millones de dólares.
Desde Enredando las Mañanas abordamos el tema con dos entrevistas. La primera con Beverly Keene, integrante de Diálogo 2000 - Jubileo Sur con quien abordamos, entre otras cosas, el fallo del juez Ballesteros de julio de 2000. La segunda, al economista Eduardo Lucita del grupo EDI (Economistas de Izquierda) con quien conversamos sobre la decisión de la Corte norteamericana y sus implicancias.

Beverly Keene
-Enredando las Mañanas: ¿Estás sorprendida con la decisión de la Corte?

 -Beverly Keene: La verdad que no. La decisión de la Corte es lo que más se esperaba en todo el mundo, y como acaban de señalar el escenario es ese: cuando se crían buitres, el buitrense se va a volar y hace lo que hacen, y vienen por más. Por eso desde Diálogo 2000 – Jubileo Sur estuvimos planteando desde hace mucho tiempo la necesidad de que el gobierno cambie su estrategia si lo que realmente les interesa es proteger nuestros intereses como pueblo, nuestros derechos como nación, los propios derechos de la naturaleza aquí en la Argentina, porque las inversiones que dicen que vienen a través de esos arreglos vienen también por nosotros.

-ELM: Claro, vienen por nosotros o vienen por nuestros recursos naturales, que es lo mismo, por nuestros bienes comunes. Ustedes habían hecho un comunicado para los presidentes de bloques anticipándose a la medida de la Corte Suprema de Estados Unidos, ¿es correcto?

-BK: Si, hicimos una carta a todos los legisladores la semana pasada, indignados por este espectáculo de una misión que defiende una causa nacional paseando por los pasillos de Washington, desde los representantes nuestros sentados en Buenos Aires, asumiendo su responsabilidad frente a la deuda, porque no podemos olvidar nunca que según la Constitución Argentina es el Congreso el que debe arreglar la deuda, y justamente es lo que menos se viene haciendo. El fallo del juez Ballesteros en el año 2000, que mandó toda una serie de elementos probatorios de la fraudulencia en la arbitrariedad de la deuda externa al Congreso y les dijo a los congresistas que era responsabilidad de ellos arreglarlo, el Congreso desde entonces no ha hecho nada al respecto. Y hoy estamos viendo los resultados de una estrategia gubernamental que plantea que no se puede cuestionar la legalidad de la legitimidad de la deuda, eso es fundamental. En Ecuador, por ejemplo, hace unos años atrás se tomó justamente un camino al revés que era el de auditar la deuda, porque se presentaba toda una historia de fraude que la presidenta misma planteó con cierto lujo de detalle. Hay mucho que hacer aquí en el país y el hecho de que no se estaba asumiendo ese camino significa que se plantea jugar con las mismas reglas de los buitres.

-ELM: Nos llamó la atención porque en esto de arrancar con la historia, entendemos que cada uno elige desde dónde arranca, y tal vez tenga derecho a hacerlo, pero justo arrancó después del fallo, no mencionó el fallo del juez Ballesteros, o yo me lo perdí.

-BK: No, no mencionó el fallo. Pero si arrancó la historia pensando que arranca desde el ’56, pero lo que pasa es que el fin de esa historia de fraudulencia, de ilegitimidad de la deuda es lo que saltea olímpicamente, y es ahí donde está el meollo de la cuestión.

-ELM: Obvia todo, pone en manifiesto como que ellos hicieron todo lo que había que hacer, digamos en esta era kirchnerista, y que realmente parecería que no hubiera escuchado todo lo que la calle ya estaba diciendo, no solamente los jueces sino esa deuda que era ilegítima.

-BK: El gobierno por un lado plantea que Argentina está sometida a la extorsión de un sistema anarcocapitalista. Más allá de profundizar sobre ese concepto yo creo que podemos ponernos todos de acuerdo en que Argentina está sometida a un sistema capitalista cuyo funcionamiento es la rapiña, es la acumulación, la explotación. Entonces apostar a las reglas de ese mismo capitalismo para decir que vamos a salir de ahí es una locura galopante, obviamente no tiene salida por ese lado. Y Argentina, lamentablemente, seguimos cayendo en ese lugar. Argentina tiene una historia de endeudamiento que es uno de los más transparentes, más estudiados. Tiene todos elementos para parar la pelota. Hay derechos humanos que según han declarado todas las naciones del mundo, tienen prioridad sobre cualquier reclamo comercial. Hay que parar la pelota ahí, hay que parar a cuestionar lo que es el trasfondo de este sistema como está funcionando, y no apostar como ha hecho el gobierno, que de alguna manera puede hacer que las reglas del sistema funcionen para nosotros.

-ELM: ¿A través de ustedes lo que piden es una auditoría integral de todos los reclamos de la deuda?

-BK: Pensamos que ese es un primer paso. Esa auditoría es absolutamente esencial, incluso el experto independiente de Naciones Unidas sobre deudas y derechos humanos, que vino aquí al país en noviembre hizo una serie de recomendaciones al gobierno y a la comunidad internacional, y la primera recomendación es esa: se necesita una auditoría para que se sepa qué debemos, a quiénes, y eso es esencial.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Entrevista a  Eduardo Lucita

-Enredando Las Mañanas: ¿Qué han estado pensado desde el EDI sobre este fallo?

-Eduardo Lucita: A mí juicio son una vez más los costos de haberse negado en su momento a investigar la deuda, pero eso ya es cosa juzgada y ahora también por la Corte de Nueva York. Acá lo que ha pasado es que la Corte Suprema de Justicia contrarió lo que se pensaba o se había hecho pensar que iba a tener una resolución no favorable a la Argentina, porque cualquiera fuera la resolución Argentina ya iba a tener que pagar, pero sí que iba a patear la pelota para delante de tal manera que llegado 2015 la cláusula que obliga al mismo tratamiento a todos los acreedores ya iba a estar vencida y Argentina podía negociar en otros términos con los fondos buitre. Bueno, esto no ha pasado; al contrario, la resolución de la Cámara fue la peor para la Argentina y ahora estamos en este problema, por el que en principio Argentina estaría obligada a pagar 1500 millones de dólares en muy poco tiempo. Pero no sería solo esto, porque los 1500 millones son los que corresponde a un pequeño grupo de fondos buitre que encabeza este especulador Paul Singer, pero además hay otros fondos buitre que no están haciendo este juicio y hay otros holdouts, es decir acreedores que no son buitre sino acreedores directamente, que llevan esa cifra a otros 15 mil millones de dólares, es decir que si finalmente se le paga a estos buitres va a haber que pagar otros 15 mil millones más a estos. Y la tercera gran cuestión es que esto abre el problema con el resto de los acreedores que sí aceptaron los canjes, este famoso 92% que va a decir ‘si a estos les pagan el 100 por cien, ¿por qué a mí me hiciste una quita? Pagame lo que corresponde’. Y esa es una cifra sideral que yo no tengo idea de cuál podría ser, pero son más de cien mil millones de dólares seguro. O sea, quebraría todo.

-ELM: Veía en twitter una intervención de Enrique Martínez, el ex presidente del INTI que integra actualmente el Movimiento Evita, es decir que está ligado al kirchnerismo, y decía que es una excelente oportunidad para que la deuda la paguen los que más tienen y haya un impuesto especial que permita juntar al menos estos 1500 millones de dólares ¿Hay espacio político para eso?

-EL: Los espacios políticos se van achicando pero también hay que tener en cuenta que esto está marchando a una suerte de gobierno de unidad nacional. No ahora, pero sí después del 2015 y el Papa está detrás de todo. Además hay que tener en cuenta la delegación multipartidaria que fue a Estados Unidos, fueron de casi todos los partidos, y ahora Jorge Capitanich fue al Congreso con Axel Kicillof y se reunieron con todos los bloques porque este es un problema de política de Estado que tenemos que resolverlo entre todos. Acá está claro que con las decisiones que se tomen, este gobierno corre el costo político pero las cuestiones económicas vienen para más adelante, entonces todo el mundo está buscando que esto se resuelva de la manera menos gravosa posible para la economía argentina, porque va a tener impacto en diez años para adelante. Entonces todos están de acuerdo en buscar alguna salida, entonces habría que ver, no es malo decir que estos 1500 millones  se paguen con impuestos, que lo pongan los que se la llevan en pala. Que estén todos de acuerdo en declarar la emergencia nacional por esto y apliquen un impuesto excepcional para este tipo de cosas. A mí no me parecería mal, porque pagar van a tener que pagar.

-ELM: Hay quienes dicen que la estrategia del gobierno es patear el pago de los 1500 millones hasta el año que viene porque hay una cláusula en los canjes anteriores que decía que si hasta el 2014 no se renegociaba con los fondos buitre, no se les pagaba más, se cerraba ese canje y se seguía pagando con la quita.

-EL: Es la cláusula que llaman pari passu, de igual de condiciones para todos, y vence en diciembre de 2014, entonces si la Corte Suprema en vez de rechazar lisa y llanamente la cosa, le hubiera dado vista al procurador de Estados Unidos, que eso era lo que se pensaba, es un trámite que lleva tiempo y se llegaba así al 2015, entonces Argentina se sentaba a negociar con los bonistas y a decirles ‘yo no te voy a pagar lo que vos querés , te voy a pagar igual que a los otros’, etcétera. Pero esto ahora no está, por eso Paul Singer menos de 24 horas después de conocerse el fallo de la Corte Suprema entró a decir ‘nada de postergar, que me paguen antes del 30 de junio’, con un agravante porque el 30 de este mes hay que pagar 900 millones de dólares y en las condiciones actuales, con la resolución del juez Griesa, esos 900 millones no van a ir a parar a los acreedores del 92% sino a las arcas de los fondos buitre, porque los pueden capturar. Ese es el otro problema que hay, que se habla de un default técnico porque Argentina va a tener que decidir no seguir pagando a través del Banco de Nueva York, va  a decidir pagar en la Argentina, por eso es que Kicillof habló de hacer un canje de los bonos con esas mismas condiciones pero con un solo cambio, que no se pague en Nueva York sino en Buenos Aires.

0 comentarios:

Publicar un comentario