4 jul. 2014

(Por RNMA) Acudir a la justicia para que investigue la actuación de un empresario poderoso como Sergio Taselli es, por lo menos, osado. Eso fue lo que hizo Raúl Wanzo, delegado paritario de los trabajadores de la mina de carbón de Río Turbio. La causa lleva 13 años y Taselli, quien estuvo a cargo de la concesión fue sobreseído en un fallo que luego fue revertido. Wanzo dejó más detalles durante una emisión de Enredando las Mañanas.
"Esta causa que empezó en 2001 sigue con altibajos y con la lentitud propia de la justicia. Hemos ido logrando algunos avances y cuestiones muy importantes desde el punto de vista de un proceso judicial.
En el año 2008 Taselli había sido sobreseído,. Y logramos no sin mucho esfuerzo y pelea en el ámbito judicial con mi abogada, María Teresa Larramendi, lograr revertir esta situación, hasta que el 23 de noviembre de 2011 el juez Sergio Torres decretó el procesamiento de Taselli. Él fue procesado por administración fraudulenta agravada por ser en perjuicio de la administración pública en calidad de autor. Ese el delito principal por el cual está hoy procesado y embargado por 45 millones de pesos.
La semana pasada hemos logrado un buen avance. Este personaje nefasto se había presentado en concurso de acreedores, que lo utilizó también para vaciar el yacimiento en aquel momento y para seguir vaciando lo poco que le pudiera quedar de dinero a la figura jurídica legal de Yacimientos Carboníferos Río Turbio S.A. Fue así que logramos que ahora también esté procesado por estafa, como así también a los distintos acreedores que tiene el concurso y también al Estado nacional.
En ese sentido hemos logrado, por un lado, ampliar los términos de los plazos, evitar que haya prescripciones en la causa, que era uno de los objetivos que tenían los abogados de Taselli, como hacen siempre, y así se cayeron casi todas las causas que ha tenido en distintos lugares del país: el Metropolitano, en Formosa, en Catamarca. Con este nuevo delito que se endilga, estando procesado y embargado, hemos logrado que los plazos se sigan extendiendo, que continúe la investigación, y esperemos que pronto se pueda llegar a juicio y que de una vez condenen a este delincuente serial de empresas que ha tenido el país", dijo Wanzo durante una de las emisiones diarias de Enredando las Mañanas, el programa matutino de la Red Nacional de Medios Alternativos.

—Enredando las Mañanas: Este nuevo procesamiento es porque intentó o maniobró para mentirle al juzgado comercial en el cual estaba ese concurso de acreedores.

—Raúl Wanzo: Esa es la apreciación que tiene el juez Torres. Creo que de alguna manera intenta proteger al juez. Personalmente le entregué una nota diciendo que esta máquina era una venta ficticia. Se ve que el juez no le dio mucha importancia a lo que le planteé en el año 2002, por escrito, como corresponde. Aprobaron, hicieron todo en función de como está hecho todo tipo de ley, para favorecer a las patronales, y es lo que vinieron haciendo.
Acá es un poco elegante y delicado el juez Torres en tratar de proteger a su colega. Pero ya pasaron muchos años de eso y a veces ni conviene seguir escarbando en algunas cosas desde el punto de vista judicial, que lo único que haría es destrabar el desarrollo del juicio. Es bueno decirlo porque se ponen en víctima, cuando están para impartir justicia.

—ELM: Te estuchamos muchas veces hablar sobre Taselli en particular como concesionario del Estado ¿Taselli es un caso único o es un reflejo de lo que son los empresarios que viven de las concesiones estatales?

—RW: Quizá Taselli es la máxima expresión de este tipo de personajes. Los vaciadores del Estado han estado, desde que tengo uso de razón, desde la dictadura en adelante, con los proveedores del Estado, que le robaban de otra forma. Después, en la época del menemismo, cuando siguieron con el mismo plan que implementaron los milicos, este tipo de personajes hay varios, por ejemplo los Cirigliano. Debe haber otros, uno no los conoce a todos.
Pero el tema es qué tipo de contrato firmaron, qué posibilidades había de controlarlos. Yo he ido viendo en todo este tiempo que uno desde afuera cree que se los podía haber controlado más. Lo que pasa es que hasta los contratos fueron hechos a medida para que después no los puedan atrapar judicialmente.
Y también faltó para que se sigan conociendo más de este personaje,  más determinación desde otro lugar.
No es una cuestión personal el ser querellante en esta causa, fue la decisión de un Ccongreso de los Trabajadores del Carbón de la Asociación de Trabajadores del Estado (A.T.E.) y de casi todo un pueblo. Acá hubo una decisión casi comunitaria.
Si bien en lo judicial es una persona quien la lleva adelante, en otros lugares ha pasado, como con el ferrocarril Roca, donde hubo un amague; denuncian ante el fiscal y quieren que él haga todo.
Pero uno en un juicio va aportando las pruebas, va escarbando, encontrando pruebas para llevarlo a fondo. Yo ya tengo bastante experiencia, llevo trece años aportando cosas para ver si alguna vez va a juicio.
En otra causa se hizo la denuncia para salir en los medios, pero no se siguió este trabajo de hormiga que no se ve.
Ha faltado un poco de eso en otros lugares, como en ferrocarriles y no sé qué otras concesiones, porque después hubo privatizaciones, que ya es distinto.

0 comentarios:

Publicar un comentario