23 ago. 2014

Las topadoras dejaron este panorama
(Foto: Los Ojos de Anita-RNMA)
 (Por La Retaguardia) Esta mañana, efectivos de las policías Federal y Metropolitana, junto a la Gendarmería, desalojaron el barrio conocido como Papa Francisco en Villa Lugano. Tras el asesinato de una joven para robarle la cartera, algunos vecinos, los medios de comunicación tradicionales y los autoridades nacionales y de la Ciudad apuntaron las responsabilidades directamente a los habitantes del predio ocupado hace casi un año. Durante el desalojo hubo heridos y seis detenidos, entre ellos, integrantes de la Corriente Villera Independiente. Dialogamos con Diosnel Pérez, habitante y referente de la Villa 20, quien manifestó su bronca contra los vecinos que festejaron el desalojo y exigió, como lo viene haciendo desde hace 9 años, que se implemente la ley de urbanización aprobada por la Legislatura porteña.

Tras casi un año de ocupación, esta mañana desalojaron violentamente el barrio Papa Francisco, según denunciaron desde la Corriente Villera Independiente los efectivos ingresaron a las casas golpeando familias, tirando gases y balas de goma, y se llevaron detenidos a los delegados del barrio. Al finalizar el operativo, la única alternativa que recibieron de parte de las autoridades fue que se arreglaran por su cuenta.
“Dicen que lo están desalojando por la inseguridad, pero yo puedo asegurar que ahí hay gente igual que nosotros, que estamos viviendo acá, somos gente normal como cualquier ser humano, los que estaban viviendo ahí tenían las mismas necesidades que yo tuve hace treinta años”, afirmó Diosnel Pérez durante una transmisión especial realizada por Radio La Retaguardia.
Respecto al asesinato de Melina López ocurrido esta semana en un intento de robo, Pérez aseveró: “la nena que mataron es una compañera de la mujer de mi hijo, y nos dolió su muerte. Me pongo en el lugar de su tío, de los familiares y me duele, porque le puede pasar a mi hija, a mí, a cualquiera, pero no tienen por qué venir a hacer lo que están haciendo por eso. La inseguridad no viene de esa ocupación, sino que está en todas partes y es responsabilidad del Estado que no supo solucionar como tiene que ser, con puestos de trabajo digno. La delincuencia viene también por necesidad porque si yo no trabajo, no lo encuentro y tengo 5 hijos que mantener, ¿qué tengo que hacer?, no me queda otra. La coyuntura política de este momento de Argentina está dejando a mucha gente otra vez desocupada, no está bien la cosa”, dijo Pérez, que trabaja como albañil y pintor.

¿Vecinos o infiltrados?


Los vecinos rescataron sus cosas
antes del avance de las topadoras
(Foto: Los Ojos de Anita-RNMA)
“Lo que yo estoy evaluando es que el problema principal es que el mismo Estado manda a esta gente para hacer los desmanes –continuó Pérez–, porque ellos saben bien quiénes son los que estaban llevando a cabo las cosas que no se tienen que hacer, en cualquier lugar del país, no solamente en la villa. Y ellos mismos mandan a sus patotas de barrabravas para fundamentar ese desalojo que no tiene sentido. La verdad que la inseguridad no se combate sacando gente a la calle, porque esto trae más inseguridad, porque si yo estoy procurando tener una vivienda digna donde poder criar a mis hijos y me dejan en la calle sin trabajo, sin vivienda, ¿a dónde puedo ir a parar? Delinquiendo, porque no me queda otra, si el Estado no te ayuda, no te da oportunidad de crecer, la única manera es esa. Entonces que no me vengan a decir que se está desalojando por la inseguridad, esto del desalojo va a traer más inseguridad desgraciadamente, de gente que quería vivir dignamente, honestamente, ojalá que no, pero capaz que se tire a delinquir porque no le queda otra... ni el gobierno de la ciudad, ni el nacional tienen una política ni sabe a dónde va a llevar a esta gente. Todas las cosas que tenían, que les costó un montón para comprarlo se les está mojando todo, esta gente está al lado de la Avenida Cruz sin que la ciudad le provea algún lugar”.

La ley incumplida

El 11 de agosto de 2005 se aprobó en la legislatura la Ley 1770 que dice que la Villa 20 y los terrenos que hoy fueron desalojados tienen que ser un barrio urbanizado. Dentro de las normas aprobadas de madrugada en el recinto, se encuentra la construcción de un hospital en Lugano y la de un Polo Farmacéutico, además de la urbanización.
“Yo estuve adentro del recinto peleando con todo el mundo para que se aprobara esta ley. Nosotros tuvimos muchos problemas, hicimos muchos cortes de ruta porque en un momento nos enteramos que el gobierno de la Ciudad estaba cediendo todo el terreno donde nosotros estamos viviendo a una empresa privada que ahora tiene su Polo Farmacéutico terminado, mientras que el Hospital de Lugano nunca se terminó. De la urbanización de 2005 nunca se habló, nunca se hizo nada, y ahí nosotros nos enteramos que estaban entregando nuestras tierras, porque son nuestras, hace treinta años que vivo acá. Se estaban vendiendo por un precio que no tenía sentido, el Polo Farmacéutico se compró 80.000 metros cuadrados de tierra a 150 pesos el metro cuadrado. De ahí nosotros empezamos a pelear por la ley de urbanización, y lo logramos con mucho sacrificio, inclusive me abrieron una causa contravencional por todos los problemas que hicimos porque queríamos esta ley, que se aprobó en 2005 y desde ahí en más nunca más se hizo cargo nadie”, expresó Pérez.
En diálogo con Radio La Retaguardia, el referente de la Villa 20 dio cuenta de las diferentes formas en que se fue implementando, o no, la ley: “la única que avanzó fue el Polo, el hospital está a medias, trabaja de lunes a viernes. Pero como siempre pasa, el año que viene hay elecciones y entonces para hacer campaña el gobierno de la Ciudad está queriendo poner la guardia, un poquito está haciendo pero no es el hospital que dice la ley, no es ni la cuarta parte. Pero con eso van a hacer campaña en el 2015. De la urbanización nunca se hizo nada, ni un solo ladrillo. El cementerio de autos sigue acá, la Policía Federal sigue usurpando las tierras que fueron legalmente dadas para la gente de la Villa 20 para la urbanización”.
En este sentido, Pérez remarcó: “la gente que ocupó el predio del barrio Papa Francisco esperó nueve años que se cumpla la ley, no es que se esperó tres, cuatro días y no se cumplió la ley y entraron. Ahora yo veo que se dice que se está desalojando una toma ilegal y por qué no se habla de por qué se hizo esa toma, porque fue por la inoperancia del gobierno de la Ciudad de cumplir una ley, pero a ellos no les toca nadie aunque no cumplan la ley, pero cuando nosotros no estamos fuera de la ley pidiendo una vivienda digna nos vienen con causas, pero ellos pueden hacer lo que quieran”.

Desalojo y después


Las familias a la espera de una solución
(Foto: Los Ojos de Anita-RNMA)
“Cuando nosotros salimos a pedir nuestros derechos como ciudadanos, nos abren causas y tenemos que ir cuatro, cinco veces a la fiscalía como a mí me pasó con el tema del Indoamericano, que a mí me pusieron como organizador. Yo cuando me enteré de la ocupación del Indoamericano ya estaba lleno, solamente que yo como militante que también sufrió hace treinta años lo que está sufriendo esta gente que no tiene a dónde vivir, también ocupé lugar; yo no me olvidó de dónde vine, de mis raíces, de cómo conseguí una vivienda para vivir, entonces no puedo estar en contra. Pero lo que más me duele es que la misma gente que está en una toma ilegal como estoy yo, está festejando que los están sacando, esa gente a mí me da lástima y me da mucha bronca en el sentido de que no se acuerdan de cómo empezaron. Hay vecinos míos que están de acuerdo con que los estén sacando, pero no entienden la estrategia del Estado que sacando esa villa después de casi un año es una referencia con la que puede sacar cualquier villa, porque cuánto hace que no se veían topadoras y que se habla de nunca más, se decía nunca más topadoras, y ahora hay cinco topadoras, que pueden avanzar en cualquier momento a toda la villa. Yo los quiero ver cuando la topadora no pare la marcha y siga arrasando, a ver si van a festejar también. Si el gobierno logra esta referencia de sacar una villa ya asentada, con materiales, gente que gastó un montón de plata y tiene su vivienda como tiene que ser, ¿estoy seguro yo acá, o mañana van a venir también con una topadora diciendo que es una zona liberada?”, afirmó Diosnel Pérez.

Connivencia estatal

En relación a quién libera la zona, el referente de la Villa 20 fue contundente: la policía. Pérez señaló que los habitantes del barrio Papa Francisco habían realizado un montón de denuncias que había diez personas que estaban haciendo los desmanes, incluso se enteraron que existía un acuerdo entre ellos y los efectivos de la Comisaría 52: “los diez tipos que hicieron lo que no tenían que hacer, todos los desmanes para que el gobierno se agarre de eso y diga que hay que desalojar, ya están en otro lado vendiendo su mercadería, no los van a agarrar a esos tipos... Así no están combatiendo la inseguridad sino que están dejando en la calle a mucha gente que necesita de verdad, a muchas criaturas que no van a tener a dónde ir a dormir, mientras que los poderosos y los que estaban haciendo los desmanes que son cómplices del Estado y de la policía, tienen sus casas enormes, tienen todo. A ellos no les perjudica para nada”, agregó.
Pérez explicó además que es el mismo Estado quien lleva a la delincuencia a estas zonas: “para mí los delincuentes más complicados es la policía que maneja toda la plata de los narcotraficantes, no es esa gente que está quedando en la calle. No se combate la delincuencia sacando a criaturas, dejando gente en la calle. Los cuidan más a los delincuentes que a nosotros que estamos buscando una forma de vida digna, qué vamos a hacer, si compramos unas cuantas pistolas a quien se las compraríamos, a la misma policía, si los chorros le compran a la misma policía, les traen las balas, no se compra en un supermercado una pistola 9 mm. o una como la pistola que mató a esta chica. Mientras que Berni sale a decir las boludeces que dice, sabiendo que su policía es la más corrupta que existe en la Argentina, a través de él también, porque también es un tipo corrupto, es un milico. En el tiempo de los militares, Berni no era civil. Pero ellos hacen lo que quieren, son los que manejan y nosotros que estamos buscando formas de sobrevivir nos pasa esto”.

De jueces y juezas

Para Diosnel Pérez, si el predio del barrio Papa Francisco fue desalojado debería comenzar a construirse ya viviendas, tal como lo estipula la ley de urbanización: “el lunes tiene que haber un obrador diciendo que se van a hacer las viviendas, porque si no para qué desalojan a la gente. La jueza (Elena) Liberatori dice que hay que desocupar el predio para que urbanicen, bueno, que la jueza se ponga los pantalones bien puestos y que le diga al gobierno de la Ciudad que el lunes tiene que haber un obrador ahí para que se empiece la urbanización. 9 años esperamos, y mientras que al juez (Roberto) Gallardo le pusieron multas, le pidió de todas formas al gobierno para que haga la urbanización, inclusive le quisieron hacer un juicio político porque para nosotros el único que estuvo con los pobres fue el juez Gallardo. Nosotros teníamos mucha esperanza diciendo que tiene la misma política la jueza Liberatori, de repente la jueza se vendió al gobierno de la ciudad, yo por lo menos la conozco personalmente y me parecía que era una jueza que iba a poner lo que tiene que poner para la defensa nuestra y de repente se vendió a este gobierno corrupto, y ahora es una jueza corrupta”.
“Es una lástima pero nosotros siempre somos los que perdemos, siempre ganan los poderosos como igual la justicia sigue apelando los tres sobreseimientos míos por el tema del Indoamericano mientras que están sobreseídos los 43 policías que asesinaron. Yo no asesiné a nadie, simplemente fui solidario con la gente que necesitaba un vocero para representarlo en las reuniones con las autoridades, pero ninguno de los dos gobiernos cumplió con la promesa de ir poniendo un peso cada uno para la construcción de las viviendas. Esto no va a pasar si el gobierno no tiene una política en serio de solucionar la falta real de habitaciones que tenemos en la ciudad de Buenos Aires y en toda la Argentina”, agregó Pérez.

Cuanto peor (esté la gente), mejor (para los punteros políticos)


El barrio que ya no es
(Foto: mundovilla.com)
Para finalizar, Diosnel Pérez hizo referencia a la utilización política habitual que se hace de estos casos: “a la gente que están desalojando, a los que se están quedando sin nada, lo van a usar mejor para 2015. Ellos no quieren urbanizar porque no van a poder usar más a la gente. Si urbanizan, si yo tengo un departamento digno donde puedo vivir, no me van a decir que me dan una bolsa de cemento y me votas a mí. Ya no me van a usar más, por eso a ellos no les conviene. Tampoco les conviene urbanizar porque teniendo la villa ellos recaudan millones y millones de pesos a través de una empresa amiga, como por ejemplo la que viene a destapar la cloaca, como el atmosférico que viene a desagotar los pozos ciegos de la gente, todos esos son empresas amigas del gobierno. Anualmente esa empresa se lleva, con lo que recolecta la basura, 2 millones de pesos anuales, sin hacer nada. Y si urbanizan esa empresa que está haciendo eso desaparece”.
El gobierno de la ciudad lleva nueve años sin hacer cumplir la ley de urbanización que les permitiría a los habitantes de la Villa 20 tener una vivienda digna, un espacio para vivir, un hospital completo para atenderse. Pero los gobiernos continúan sin avanzar en este sentido (tampoco el nacional ejecuta el Plan Federal de Viviendas en la CABA); por el contrario, criminalizan y judicializan a quienes luchan por sus derechos. Para los medios tradicionales y para gran parte de la sociedad, la toma era ilegal; en cambio, que un gobierno no cumpla con sus propias leyes 9 años después, parece que no lo es.
Al cierre de este informe, las seis personas continuaban detenidas. Cuatro en la comisaría de la Metropolitana en la Comuna 4, entre ellos una mujer embarazada y en estado de shock; los otros dos detenidos están en la comisaría 52º de la Policía Federal.

DESCARGAR
Diosnel Pérez
DESCARGAR
La policía metropolitana confirma que hay detenidos

0 comentarios:

Publicar un comentario