8 sept. 2014

De izq. a der. Grande, Antinori y
Soares.
(Por La Retaguardia) Junto a Eduardo Soares, de la Gremial de Abogados, recorrimos lo que llamó la "identidad política montonera" de la que formó parte; de la lucha de clases que se vivió en los ’70 dentro del peronismo y sus repercusiones en la realidad argentina actual. A su vez, también hubo tiempo para hablar de los fondos buitre.



“Ser montonero es una identidad política”, fue la primera definición que dio el abogado Eduardo “Negro” Soares, en el inicio de una entrevista realizada por Alfredo Grande e Irene Antinori en su programa “Sueños Posibles” de Radio La Retaguardia,
Además, Soares destacó que esta organización fue una precursora en cuestiones de género en Argentina: “no había discriminación de ningún tipo respecto a las identidades sexuales. Es más, recuerdo aquellas solicitadas famosas que sacó la derecha peronista allá entre las elecciones, el 11 de marzo, y la asunción en el poder del 25 de mayo (de 1973). La solicitada decía que las organizaciones FAR, Montoneros, eran todos faloperos y putos. De ahí aquella consigna ‘no somos putos, no somos faloperos, somos soldados de FAR y Montoneros’, pero recordemos que la incipiente CHA (Comunidad Homosexual Argentina) de aquellos años marchaba con nuestras columnas, con sus banderas. Por otro lado, yo entré a militar en Montoneros muy joven, que éramos veinteañeros en esa época, pero yo no recuerdo un nivel tan alto de masividad de la militancia y de presencia de mujeres en todos los estratos como fue Montoneros. Las mujeres montoneras tenían un altísimo nivel de participación, de conducción y de decisión, cosa que yo vi pocas veces. Las mujeres participaban al igual que los hombres en todos los ámbitos, pero además hay que ver la cantidad de compañeras desaparecidas que tenemos, o si vemos la proporción de compañeras y compañeros muertos en la Masacre de Trelew. Había ámbitos donde yo he participado en los que las mujeres eran mayoría”.
Soares afirmó que haciendo una lectura de cuál era la línea principal de esa etapa, la lucha de Montoneros no solo no hacía discriminaciones en cuestiones de género, sino que por el contrario, incluía a todo el pueblo: “ni siquiera se discutía la identidad sexual, cada uno era libre en ese sentido, ni siquiera había una apertura en el sentido de que acá puede entrar cualquiera, no había una prohibición, directamente era una cuestión tácita, no figuraba en el estatuto, en ningún lado, lo mismo pasaba con el tema de la emancipación de las mujeres. No había en la legislación montonera definiciones como hay ahora que te dicen que el 25% de una lista de partidos de la burguesía tienen que ser mujeres, eso no existía porque en algún ámbito podía ser el 10% y en otro el 50%, depende de la cantidad de compañeras, de la calidad, de las evaluaciones de su cuadro, yo diría que era una identidad política que fue precursora en cuestiones de género”.

El día del Militante Montonero

El Día del Militante Montonero se conmemora el 7 de setiembre, aniversario de la caída en combate de dos comandantes montoneros fundadores, Fernando Abal Medina y Gustavo Ramus: “ellos fueron muertos en una emboscada que les tendió la policía en un bar de Hurlingham, el famoso La Rueda de William Morris. Entonces ese día fue asumido mucho después como el día nacional del montonero, en homenaje a esos dos revolucionarios que murieron combatiendo. En esos momentos eran buscados intensamente porque se los acusaba de ser partícipes y autores del secuestro y ejecución de aquel famoso general de la Revolución Fusiladora, aquel ejecutor de prisioneros como fue el General (Pedro) Aramburu. El 7 de setiembre es un día muy caro a la historia no solo montonera, yo diría a la historia de la generación de los revolucionarios de la izquierda nacional de aquellos años. Algunas veces hemos hecho el homenaje en el mismo lugar, pero como este año cae en día domingo lo vamos a hacer el lunes 8, también en un lugar histórico que es el Sindicato de Empleados de Farmacia, un lugar muy querido no solo para los montoneros, sino para generaciones de peronistas revolucionarios que habían luchado ya duramente contra el imperialismo y a favor del socialismo antes de que algunos de nosotros naciéramos o andábamos en pañales. Será un acto humilde, con oradores, viejos cuadros militantes sobrevivientes, el Pelado Perdía que es uno de los pocos comandantes que quedó. Nosotros hemos perdido dos comandancias enteras, por eso que se dice que los jefes mandaban a los jóvenes a pelear y ellos se iban a Europa. Bueno, toda  la primera camada fundadora de la organización Montoneros fue muerta en combate o desaparecida: Sabino Navarro, Abal Medina, Ramus, (Norma) Arrostito, el gordo (Emilio) Maza, y de la segunda camada de 15 oficiales superiores que constituían la conducción del Consejo Nacional de la organización montonera solo quedan vivos tres, uno de esos tres, Roberto Cirilo Perdía, más conocido por amigos y enemigos como el Pelado Perdía, será de la partida”.

Herencia y lucha de clases

-Alfredo Grande: El gobierno nacional se ha jactado en algún momento de heredar algo de esa lucha libertaria de los ’70, e incluso la derecha a veces lo acusa de ser montonero, ¿cómo es posible que el kirchnerismo pueda haber tenido o tenga todavía quizás, un aura de izquierda y pretenda ocupar ese género político que en algún momento ocupó Montoneros, la Tendencia Revolucionaria del peronismo, el Peronismo de Base?

-Eduardo Soares: hoy eso ocurre menos, porque el corrimiento… no sé si el término es el corrimiento a la derecha del gobierno, porque el problema es que si uno dice que se está corriendo a la derecha en los últimos años quiere decir que en algún momento el gobierno fue de izquierda, y por lo menos muchos de nosotros eso lo negamos. Creo que esto tiene que ver en primer lugar con algo que los montoneros y sobre todo la conducción viva, los principales cuadros de la organización, no pudieron o no pudimos saldar, que tiene que ver con la derrota. Nuestra organización, igual que otras como el PRT-ERP y prácticamente la totalidad de las organizaciones revolucionarias de la década del ’70, fuimos derrotados en lo militar, en lo político, etcétera. Analizar y determinar las causas de la derrota es algo que creo que es una deuda pendiente entre otras cosas que la conducción de nuestra organización no ha podido resolver por distintas razones. Tampoco la dirección PRT-ERP ha podido resolverla. Sí ha podido en alguna manera, independientemente de las resoluciones que hayan tenido, y podemos no acordar con el análisis que pudieron haber hecho considerando el futuro posterior de sus cuadros militantes, por ejemplo, los tupamaros de Uruguay. Creo que ellos pudieron sentarse a discutir entre ellos y determinar cuáles fueron las causas de sus derrotas, después si esas causas son las acertadas o no y si han sido coherentes con el análisis es otra cosa, pero nosotros no hemos podido.
La derrota es el elemento, el vector principal que sustenta todos los demás, porque genera desde las más heroicas actitudes y coherencias revolucionarias hasta las miserias más desastrosas. A mí me da la sensación que nuestros amos del norte, nuestros grandes enemigos, el imperialismo norteamericano y sobre todo los círculos de sus ideas, han implementado para América Latina en determinados lugares, determinadas políticas, y militares que hicieron un trabajo sucio, que vinieron a resolver en gran parte el desarrollo de las fuerzas reaccionarias; porque a veces también hay sectores, organismos de derechos humanos históricos y prestigiosos y sectores de la izquierda argentina que pareciera que la historia la cuentan como que de pronto cinco militares se volvieron locos y salieron a matar a chiquitos que iban a repartir salchichas y leches en las villas, y en realidad lo que estaba habiendo era el más alto nivel de la lucha de clases en la Argentina.
Por un lado, estaban las organizaciones armadas que luchaban por la construcción e imposición del socialismo en la Argentina, tomar el poder para hacer de la Argentina un estado socialista, y por otro lado fuerzas reaccionarias pro-imperialistas que luchaban justamente para profundizar el sistema capitalista, esa misma lucha de clases se dio en el seno del peronismo, depende de cómo se resolviera esa lucha iba a determinarse también vehículo para qué iba a ser el peronismo en el futuro, es decir que si ganaban los sectores pro-imperialistas, pro-oligárquicos, burocráticos, reaccionarios y de derecha del peronismo era una cosa y si ganaban los sectores revolucionarios iba a ser otra cosa, es decir que el peronismo podía ser vehículo para una u otra construcción. De hecho, a partir de los primeros días a partir del 25 de mayo de 1973 parecía que el peronismo iba a ser vehículo para la construcción de una determinada línea y proyecto político, eso fue frustrado fundamentalmente por la intervención de Perón, y en gran parte también porque las fuerzas reaccionarias del peronismo pujaron para eso. Pero esa lucha de clases en el seno del peronismo siguió, ni siquiera el propio Perón la pudo parar, Ezeiza fue un ejemplo de eso, el mismo 1 de mayo de 1974, es decir el enfrentamiento que nosotros tuvimos con Perón en la Plaza; enfrentamiento que ningún sector de la izquierda tuvo, no hay un solo sector de la izquierda de este país que se haya enfrentado.
Lo concreto es que el golpe militar de marzo de 1976 vino a resolver esa contradicción entre otras cosas, no digo exclusivamente, pero el avance de las fuerzas revolucionarias en Argentina en general y en el peronismo en particular tenía que ver con que ni la derecha peronista pudo con nosotros, ni las fuerzas regulares del Estado argentino pudieron con nosotros y en ese sentido los enemigos estratégicos, los yanquis, como lo hicieron en Chile y en otros lados, echaron mano a sus fuerzas estratégicas que son las Fuerzas Armadas, y ahí vinieron a resolver entre otras cosas la lucha de clases en el seno del peronismo, por eso después el peronismo puede ser vehículo para el peor de los liberalismos como fue durante el menemismo y también para esta paparruchada que se ve ahora que tiene, por un lado, un discurso que parece, como dicen ellos, Nac&Pop, y otro lado pagamos la deuda, decimos que no le vamos a pagar un peso a Repsol y le pagamos el doble, triplicamos los pobres, reprimimos a la clase obrera organizada y a la desocupada, tenemos el más alto índice de presos políticos desde 1983 hasta ahora, tenemos el más alto índice de muertos en acciones de reclamos y de movilizaciones desde 1983 hasta ahora, tenemos el más alto índice de desaparecidos; y el único Estado condenado por desaparición forzada de personas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos es este, el Estado nacional y popular de los derechos humanos.
Tenemos situaciones como que en el mismo momento que estamos todos festejando, creo que aún los que más nos estamos oponiendo a este gobierno hemos festejado y aplaudido y hasta llorado por la aparición de Guido Carlotto, y por otro lado en el mismo momento estaban poniendo en cana a otra nieta recuperada, Victoria Moyano. Esta situación tiene que ver a mi humilde entender y juicio con que hubo una lucha de clases interna dura en el seno del peronismo, que se desequilibró a favor de los sectores pro-imperialistas, la derecha peronista, con la intervención del imperialismo porque no se podía desequilibrar con las propias fuerzas, la derecha peronista no podía con los revolucionarios peronistas.

Detrás de los fondos buitres

-Irene Antinori: Vos hablabas de las posturas que tuvo y tiene este avance de la derecha, ¿qué mirada o lectura hacés de cómo se impuso la posición política del gobierno contra los fondos buitre?

-ES: En primer lugar, el gobierno escatima información y la tergiversa, porque ahora el gobierno aparece como adalid de la lucha contra buitres con los que ellos mismos arreglaron. La posición histórica, por lo menos nuestra, de las organizaciones que hemos resistido, no tanto con la identidad peronista sino con la reivindicación de esa historia, que no se arregla con el imperialismo, ha sido contraria a esto. Ellos fueron los primeros que arreglaron con los buitres, los que pagaron las deudas, los que arreglaron con el Club de París, con el FMI, con Repsol, los que pagaron fortunas que podrían dedicarse al desarrollo interno, ni siquiera han podido ser lo suficientemente guapos como para construir esa burguesía nacional del ’45, ni siquiera el peronismo del ’45 pudieron hacer y crear una burguesía de amigos, parasitaria, ladrona y corrupta.
(Thomas) Griesa es un juez que pusieron ellos, ahora dicen que es un juez de Avellaneda pero ellos fueron los que arreglaron que intervenga Griesa, qué otro país de América Latina ha hecho los acuerdos, ni siquiera los países más entreguistas, qué otro país tiene los problemas que tenemos nosotros a partir de nuestros propios acuerdos, porque son ellos mismos los que los han hecho, fue este gobierno, ni siquiera pueden decir que lo hizo Menem, De la Rúa, Cavallo , ellos hicieron esto y ahora están discutiendo por un mango más o un mango menos, poniéndonos a todos atrás de esto cuando en realidad mucho antes de esto le habíamos dicho al gobierno ‘señores siéntense a hablar con las fuerzas’, con la humildad que tenemos ni siquiera les decimos fuerzas revolucionarias; hace ocho, nueve años atrás les decíamos que unifiquen a las fuerzas progresistas, de izquierda, revolucionarias, que unifiquen, no dividan, ya que si nos unifican a todos, si se bancan nuestras críticas internas, todos podemos hacerle frente al imperialismo, a los buitre, a los reclamos de la deuda, desde mucho antes y con otra fortaleza. Pero lo que ellos hicieron fue arreglarse solos, primero lo arregló Néstor Kirchner que fue el principal responsable de esto y ahora ellos, estos que vienen ahora. Entonces de qué se la dan (Axel) Kicillof, La Cámpora, si ellos son los que arreglaron todo esto, ellos son los que lo pusieron a Griesa, los que firmaron los acuerdos, este mismo gobierno. El manejo de un gran sector de los medios de comunicación que tienen, la también presencia masiva de muchos compañeros nuestros ahí, muchos compañeros que vienen de nuestro palo, algunos creyendo con buena fe, otros de pillos que son, otros son buscadores de laburo porque no pueden ganar la vida por sus propios medios, hay de todo, la mayoría probablemente con buena fe. La verdad que las derrotas son así.

El acto en conmemoración del Día del Militante Montonero se realizará el lunes 8 de setiembre, a las 18.30, en la sede del Sindicato de Empleados de Farmacia, ubicada en Rincón 1044 de la Ciudad de Buenos Aires.

0 comentarios:

Publicar un comentario