26 sept. 2014

Alex Gordon, el dueño de la empresa
que intentan recuperar los trabajadores
(Por La Retaguardia) La historia de la empresa nacional y popular que dejó a sus trabajadores desocupados. Algunos de ellos no se quedaron quietos y la quieren tomar en sus manos. En diálogo con Enredando las Mañanas, Laura Ruffolo, comentó cómo sigue el conflicto que mantienen con Alex Gordon, el dueño de la cadena de hamburguesas que abandonó sus locales e ahora intenta cerrarlos, además del acoso diario que reciben de patotas y personal de Metrogas, y de cómo poco a poco la idea de la autogestión va instalándose entre los trabajadores.
 
Luego de la entrevista que se le realizara a Laura Ruffolo, una de las trabajadoras de la cadena de hamburguesas "Nac & Pop", en el programa "Otras Voces, Otras Propuestas" de Radio La Retaguardia, en Enredando Las Mañanas nos comunicamos con la trabajadora para saber cómo se sigue desarrollando el conflicto de los trabajadores con el dueño de la cadena, Alex Gordon, por la falta de pago de sueldos atrasados y conocer detalles del acoso diario que reciben de personas que circulan en los alrededores con actitud amenazante, personal de Metrogas, e integrantes del área de Control de Bromatología en algunos de las sucursales, en un claro intento de cierre y desalojo a los/as trabajadores/as de los locales.

-ELM: ¿Cómo está la situación allí?

-Laura Ruffolo: Hay otros compañeros de otros locales que parece que se están animando y también están tomando las riendas de los locales, como en Pellegrini y Perón, cerquita del Obelisco; suponemos que en Bolívar e Independencia está sucediendo lo mismo porque por suerte se están contagiando. Y con respecto a lo que decían de la polícia, que están tratando de desalojar locales, puedo decir que hoy a la madrugada, alrededor de las tres se bajaron unas personas de un auto, observando (ya habían venido a comer), siempre con una impronta muy amenazante. Parece que estaban armados. No sucedió nada porque los compañeros cerraron el frente, ya que los locales, productos de la precarización también, nunca tuvieron forma de ser cerrados. Ahora estamos tratando de conseguir para hacer algunas rejas nosotros. Los compañeros cerraron, resistieron, y los del auto se fueron. Pero los están observando.
Y hoy a la mañana vinieron también los de Metrogas porque tenían una orden de sacar el medidor. Por supuesto, no aceptamos, nos plantamos. Seguramente después vengan con la policía. O sea que Alex Gordon y sus secuases siguen actuando desde las sombras para evitar que nosotros tengamos nuestro plato de comida día a día.

-ELM: ¿Qué excusas da el personal de Metrogas para intentar sacar el medidor que hay en los locales?

-Laura Ruffolo: Nos fijamos. No hay deudas. De hecho, fuimos a pagar la boleta que llegó ayer. La excusa es que el dueño llamó y dijo que quiere retirar el medidor de gas. No nos explicaba más el porqué. Por supuesto que el señor venía a cumplir órdenes, estuvo muy colaborador igual con nosotros, pero así y todo igual nosotros nos tuvimos que plantar. La excusa es que el titular de la boleta lo quiere sacar. Como no hay deudas pudimos decir que no lo saquen. Acá estaremos y vamos a consultar con nuestros abogados.

-ELM: ¿Ustedes están tratando de trabajar con normalidad (dentro de la situación)?

-Laura Ruffolo: Sí. Es lo que estamos defendiendo y necesitando.

-ELM: ¿Han estado trabajando o en contacto con algunos de los nucleamientos de trabajadores de fábricas recuperadas, que tienen todo un camino hecho con respecto a qué hacer cuando los empresarios abandonan una empresa?

-Laura Ruffolo: Recién estamos empezando a dar esos pasitos. Pero sí. Ellos son las personas que también nos asesoran. Y distintos movimientos, también muy desinteresadamente, también se acercan, pasan un buen momento con nosotros y nos hacen el aguante para que no estemos solos. Yo estoy embarazada y me viene bien que siempre haya alguna persona. A mi siempre el primer miedo que me surge es que nos vengan a patotear o golpear. Por suerte nos acompañan. Y los compañeros de las fábricas recuperadas son un ejemplo a seguir para nosotros.

-ELM: ¿Cuántos locales y cuántos trabajadores tiene la empresa?

-Laura Ruffolo: Son alrededor de 18 locales, y unos 10 empleados por local. Serían 170 trabajadores/as en total. Los que estamos alzando la voz somos 10 en este local,  ojalá 10 en Pellegrini, un poco menos en Bolívar. Vamos de a poco. El lunes empezamos de ser 10 a ser unos 30. Estamos contentos con esta medida.

-ELM: ¿El resto que no se animó a dar el paso se mantienen en los locales o se encuentran cerrados?

-Laura Ruffolo: Están cerrando, están queriendo vaciarlos  - que ya lo venían haciendo – pero ahora con más ímpetu. Nosotros tenemos la esperanza que se vayan alzando, que estén agazapados y esperando el momento para saltar. No te podría decir porque los locales que se acercaron son los que yo te nombré.

-ELM: ¿Cómo están abasteciéndose a través de los proveedores? ¿Cómo se organizan?

-Laura Ruffolo: Nosotros tenemos nuestro propio lugar dónde guardamos el dinero. Con respecto a los proveedores, hay muchas empresas a las que les quedaron adeudando muchísimo dinero.  Y así y todo muchos proveedores nos están ayudando, dando la mercadería para que les paguemos de acá a unos días. Algunos nos han hecho algunas donaciones. Y estamos buscando nuevos proveedores. Lo ideal sería empezar a manejarnos con cooperativas y con fábricas recuperadas para proveernos. De a poco nos vamos relacionando con la gente del comercio justo y con los mismos proveedores que ellos comprenden y saben que somos trabajadores que no tenemos nada que ver con la deuda, y muy humanamente nos están brindando el apoyo, aunque sea moral, de palabra. O con productos. También hay compañeros que se acercan con alguna donación de verdura o carne, que siempre nos viene bien.

-ELM: ¿A nivel legal el Ministerio de Trabajo ha actuado?

Laura Ruffolo: antes de que el conflicto explotara este lunes, nosotros nos habíamos acercado al Ministerio de Trabajo y no habíamos obtenido respuesta porque, aunque tenemos, no tenemos sindicato. Ahora hubo un acercamiento del ministerio – en estos días les vamos a informar, no quiero decir mucho, porque es parte de la negociación – pero por suerte sí. Sí se han acercado de la defensoría del pueblo. Del miniterio pronto vamos a recibir novedades con respecto a ver cómo seguir. Sabemos que del otro aldo no van a aparecer, pero la formalidad así lo requiere.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario