27 nov. 2014

El Negro Soares ayer tras la
absolución de Luz y Diego (Foto LR)
(Por RNMA) La Justicia confirmó que la causa contra Luz Gómez y Diego Romero fue armada. Se los acusaba del asesinato de un colectivero durante un asalto en Castelar, localidad del Oeste del Gran Buenos Aires en 2011. El fallo fue tan claro y corto que el propio abogado de los acusados, Eduardo Soares, a raíz de un embotellamiento de tránsito se lo perdió. Cuando el Tribunal Oral Federal Nº5 de Morón absolvía a la pareja, en las escaleras del juzgado, Fernando Tebele, quien cubría para La Retaguardia  y Enredando las Mañanas, pudo acercarnos las primeras palabras del abogado Soares, sobre el veredicto.

“Ni me hables de la lectura. Justo me trabé en la autopista y cuando llegué ya habían terminado de leer y me hicieron firmar la parte resolutiva”, comenzaba el letrado.
Si bien estaba contento por la absolución de Luz y Diego, Soares se quejaba sobre la decisión de los jueces: “los absolvieron, y por lo que vi, no es por el beneficio de la duda, sino porque el Tribunal plantea que las pruebas no son suficientes. Tengo que ver los argumentos. No hicieron lugar a la nulidad. Lo que el tribunal alegó demuestra que la corporación no es solo de los fiscales, de la policía, sino que también incluye a los defensores oficiales y a veces también a los jueces, porque está claro que este juicio fue nulo, no había que haber hecho este juicio. Era nulo, como nulo el reconocimiento”.
Se lamentó por la oportunidad de haber cerrado de otra manera la causa: “bueno, el tribunal llega hasta un punto, pero no alcanza a definir este tipo de nulidades, y bien que lo hubiera hecho, porque hubiera saneado mucho más en la administración de justicia en la provincia de Buenos Aires”.

-Fernando Tebele: Vos que caminas por sedes judiciales, para valorizar tu acción como abogado militante, ¿qué hubiera pasado de no haber tenido un abogado que se puso la causa al hombro y no hubieran estado las organizaciones sociales, estarían absueltos?

-Eduardo Soares: No, pero no solo por mi trabajo técnico. Si los chicos no hubieran tenido una madre como Amalia, el aguante periodístico-politico que tuvieron, pero te diría más: suponete que fueran dos pibes con antecedentes judiciales, trabajadores, como demostraron que son, con esas pruebas, con el reconocimiento, suponete que no se acordaban que hicieron ese día, no se acordaban, o que estuvieron todo el día en su casa y no tenían testigos, los hubieran condenado. Entonces, no es solo mi trabajo, hay casos similares, como lo hubiera condenado a Bordón, porque el hecho es que cuando entrás a juicio, entrás al partido perdiendo 3 a 0 y te hecharon el arquero, más o menos eso es un juicio, porque llegás a esa instancia habiendo pasado por distintos estamentos de la justicia. Cuando sos pobre estás más jodido todavía, porque esto no hubiera pasado con dos chicos rubios de La Horqueta.
En realidad, si estos pibes hubieran sido dos changarines como hay montones que tienen antecedentes judiciales, están condenados, no había manera, no habría podido torcer el rumbo. Imagínense un juicio en secreto como se dan cientos de miles, sin todas estas personas (por los militantes de DDHH) escuchando, sin duda hubiera sido condenados. Avalados por la defensoría oficial, la pública.
Si hay alguien que no defiende a la policía en esta provincia (Buenos Aires) soy yo. Pero la responsabilidad principal no es de la policía, es de la justicia, de los fiscales,, ellos son los jefes de la policia y si un fiscal permite que se hagan estas cosas, que se hagan reconocimientos como los que se hicieron, lo que nadie obvia es que había un fiscal. Que ordenó las medidas de prueba por ejemplo permitió que se manipulara la sangre y demás cosas, entonces eso para ellos son elementos de prueba y para nosotros de absolución.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario