11 feb. 2015

(Por La Retaguardia) Ayer por la mañana los mensajes comenzaron a correr por los medios alternativos: el gobierno porteño comenzaba a enrejar el Parque Lezama. Los vecinos comenzaron a movilizarse y anoche, cuando se realizó esta nota, se habían paralizado las obras. Mauricio no es Macri, sino un integrante de la Asamblea del Parque Lezama, que dialogó con el programa radial Tengo Una Idea, que se emite los martes a las 21 por Radio La Retaguardia. 

Mauricio comenzó contando cómo se enteraron del comienzo de las obras para enrejar el parque, que estaban paralizadas desde hace al menos dos años. "La convocatoria de hoy fue porque nos despertamos y vimos que estaban empezando a enrejar el parque. Cuando nos enteramos, vinimos a la mañana algunos compañeros que salimos de trabajar y estábamos por el barrio a preguntar de qué se trataba, por qué estaban instalando las rejas, siendo que el consenso que se había logrado con el Gobierno de la Ciudad y el Ministerio de Ambiente y Espacio Público hace dos años era no enrejar el parque. Esto viene atado a una denuncia que hizo el subsecretario de Uso del Espacio Público, Patricio Di Stefano, diciendo que había habido vandalismo en el Parque Lezama, cosa que nosotros salimos a denunciar que no era así, porque las cosas que él denunció estaban rotas y faltaban desde el año pasado, no había sido en los últimos días como dijo. Desde ese lugar fuimos a la comisaría a ver si había radicado alguna denuncia, y no lo había hecho y tampoco había avisado a la Comisión nacional de Monumentos Históricos, que es la que tiene bajo su tutela, su guarda, el Parque Lezama. Lo primero que tendría que haber hecho él es eso porque se supuestamente se habían vandalizado monumentos históricos nacionales", explicó Mauricio.

—Tengo Una Idea: Ustedes han sacado un comunicado de prensa y hoy instan al funcionario a demostrar que las denuncias que denunció en el diario La Nación el 26 de enero las tenga que comprobar.

—Mauricio: Sí. Nosotros sabemos es que Rómulo y Remo faltaban desde el año pasado, sabemos que el copón que él dijo que estaba escrito con aerosol estaba escrito desde el año pasado. Los copones no estaban vandalizados, sino que estaban rotos porque la empresa que los está instalando los instaló mal y se quebraban. Una serie de cosas que sabemos, porque estamos en el parque, que no son realidad. Salimos a denunciar, a hacer una contradenuncia, porque se están utilizando a los medios para poner una excusa de enrejado, porque ese el fin, decir: "Ya hicimos la prueba piloto. Fue vandalizado el parque, entonces, vamos a poner rejas". Pero esa prueba  piloto que nos habían prometido que iban a hacer (tener parque sin rejas) nunca se cumplió porque el parque nuca estuvo abierto. El parque está hace ocho meses cerrado en obras.

—TUI: La entidad que se encarga de cuidar los monumentos históricos de los parques vino con esta idea de enrejar desde el Gobierno de De la Rúa. ¿Es así?

—M: Hay varios actores que están dentro del parque. El parque Monumento Histórico Nacional, entonces, hay una Comisión Nacional de Monumentos Históricos que tiene bajo la tutela el parque y sus monumentos. Ahora, está el Gobierno de la Ciudad por otro lado, que lo que hace es ir con su plan, su proyecto de mejoras en el parque —puesta en valor le llaman ellos; nosotros decimos que no es puesta en valor porque ya lo tiene—. Para cada obra y proyecto que tiene que hacer sobre el parque, el Gobierno de la Ciudad tiene que presentarle a la comisión para que lo apruebe, porque es Monumento Histórico, no se pueden modificar algunas cuestiones a nivel museología, monumentos, patrimonio.

—TUI: Para explicarle a la gente que sí está a favor de las rejas en los parques, ¿cuál es el concepto que ustedes manejan del no a la reja?

—M: Lo primero que decimos es que no es únicamente un no a las rejas, sino que es la posibilidad de decidir sobre nuestros parques. Los parques son de todos, son un espacio público, un espacio en común que nos pertenece a todos los ciudadanos. Entonces, desde ese lugar, cada parque tiene una particularidad. Tal vez lo que funcionó en el Parque Centenario con las rejas y que la gente está contenta con ese proyecto, no pasa en el Parque Lezama, porque este es un parque muy utilizado por La Boca, Barracas, San Telmo, donde hay una particularidad de gente que utiliza el parque, que necesita al parque como un derecho al esparcimiento. Al poner una reja, les estás coartando la posibilidad de que use el parque en cualquier momento, por ejemplo, a gente que trabaja a la noche y quiere venir con los hijos un rato.

TUI: ¿El mantenimiento no sería paso previo a una política de enrejado?

—M: Totalmente. Eso es lo que venimos planteando desde hace dos años, que el parque estaba venido abajo y sin mantenimiento durante diez años. Lo que viene a solucionar que el parque esté lindo no son las rejas, es la inversión de plata, el mantenimiento que le van a hacer. Las rejas lo único que hace es excluir, echar la gente que está durmiendo ahí. En vez de hacer una política de fondo, de darle casas o hacer una política de viviendas a nivel Ciudad, a esa gente la expulsamos. Y después, además, no iluminás bien el parque, no ponés placeros y guardaparques para que mantengan el parque, lo soluciono con una reja y listo, ya me aseguro de que el parque no va a tener mucho mantenimiento, no voy a tener que gastar plata, siempre va a estar verde. El indicador de parque verde va a estar siempre para su lado. Pero sin gente porque la gente no va a poder usarlo.

—TUI: ¿En qué quedaron hoy (por ayer)? ¿Se frenó el enrejado?

—M: Cuando llegamos a la mañana, las obras se pararon, los obreros se fueron. En un momento vino la Policía Metropolitana, pero simplemente fue para estar ahí, sin muchos efectivos. Hicimos una asamblea, quedamos en pedir una reunión con Di Stefano. Fuimos a la reunión, le planteamos nuestra situación, nuestra posición. Estamos llevando la voz de los vecinos, porque los que fuimos a la reunión éramos simplemente transmisores de todos los vecinos que estaban esperando en el parque. Nos dijo: "Esa es la opinión de ustedes, yo tengo otra. Yo soy Gobierno y la decisión ya la tomé". Esa fue su respuesta totalmente autoritaria.

—TUI: Porque aquí detrás hay una concepción determinada de lo que es el espacio público. 

—M: Quieren un parque para poca gente, para ellos mismos, que van a venir con el Ministerio de Ambiente y Espacio Público a las exoficinas de Canale, en Marín García frente al parque. Quieren un espacio para su uso determinado, para sacarse fotos a través de la ventana.

—TUI: ¿Cuándo se reúnen?

—M: Nos reunimos mañana (por hoy) a las cinco de la tarde en el parque en asamblea. A las seis vamos a hacer un corte en Martín García e Irala, a la altura de donde están poniendo las rejas en la parte baja. Convocamos a todos los vecinos a que vengan. La idea es hacer guardia durante todo el día para que no reanuden las obras hasta que no logremos articular el frenado.

—TUI: Y que terminen con lo que se comprometieron...

—M: Tendrían que haber terminado en diciembre, y todavía está en obra el parque y la gente no la puede usar. La página de Facebook es Parque Lezama Comisión Vecinal, que es la que está dentro del Consejo Consultivo de la Comuna, y también Asamblea del Parque Lezama.

Los vecinos y organizaciones políticas y sociales que los acompañan están en asamblea permanente ante este avance al que consideran ilegal.


DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario