11 feb. 2015

La nota que Félix Díaz entregó
la semana pasada en el INAI.
(Por La Retaguardia) La Comunidad La Primavera de la etnia Qom, permanece cortando la ruta 86 desde el 4 de febrero y por tiempo indeterminado hasta obtener respuestas en sus pedidos de acceso a la vivienda, a la energía eléctrica y caminos seguros, entre otros reclamos históricos. Amanda Asijak, la esposa del líder de la comunidad, Félix Díaz, explicó desde la misma ruta cuáles son esas demandas y volvió a referirse a los ataques permanentes a los están sometidos por propios hermanos qom ligados al gobierno provincial de Gildo Insfrán.


"Nosotros estamos reclamando por el tema de vivienda, del camino. Son cuatro puntos los que tocamos. Pero todavía estamos en la ruta, tenemos que aguantar el calor muy fuerte, la comida de la gente que está acá. Seguimos todavía de pie, tenemos que seguir adelante nuestra lucha. Hoy llegó la gente del Gobierno, Gildo Insfrán, el gobernador. También llegaron nuestros hermanos qom y el hijo del cacique. Ellos traen sus patoteros, pero los patoteros no son grandes, son criaturas. Pero ahora estamos bien.

—LR: Cuando decís que se presentó gente de Insfrán, ¿a qué funcionarios te referís, políticos o policiales?

—AA: La gente que vive acá en la comunidad qom son hermanos nuestros, pero ellos trabajan con el Gobierno de Insfrán. Son punteros políticos.

—LR: ¿Con qué finalidad?

—AA: Querían que levantemos el corte. Pero no podemos levantarlo. Estamos pidiendo las cuatro carpetas, pero hasta ahora no aparece nada. Ayer vino otra hermana qom, concejala. Siempre no está mintiendo, ayer dijo que iban a traer tubos para arreglar los caminos. Pero como es puntera política, es muy mentirosa. Se llama Mirta Machagaik.

—LR: ¿A qué te referís cuando hablás de cuatro carpetas?

—AA: Lo primero y fundamental que estamos pidiendo es el arreglo del camino. También la vivienda, luz eléctrica y salud. En nuestra comunidad están abandonados todos los chicos. No había doctores, solamente odontólogos.

—LR: Está en Buenos Aires Félix Díaz, tu esposo. ¿Esta movida está ligada a esa misma tarea de visibilizar el conflicto que vino a hacer Félix?

—AA: Sí.

—LR: En cuanto a la posibilidad de que haya represión, que la han sufrido varias veces, ¿hay presencia policial, se puede temer que suceda algo no deseable?

—AA: Ahora estamos un poco más tranquilos, pero anoche llegó un montón de gente....  Están juntando a todos los chicos que toman bebidas alcohólicas para que ellos puedan pelear contra las mujeres y las abuelas. Yo siempre digo que tenemos que hacer un esfuerzo para poder llegar a las carpetas técnicas que pedimos. Por ahora estamos en la ruta.

—LR: Cuando te referís a los caminos, ¿es muy difícil llegar a su comunidad y salir de ella porque se anegan por la lluvia?

—AA: En esta zona hay un camino en el medio de la comunidad que está muy feo. Cuando llueve no se puede entrar, donde está la radio, los medicamentos. Por eso estamos reclamando para que el Gobierno nos escuche.

—LR: Te preguntaba por la presencia policial, y en realidad es la segunda vez que hacés referencia  a amenazas que les llegan por parte de civiles. ¿Esto se está dando más en el último tiempo, que las amenazas, en lugar de venir de la Policía, vienen de patotas civiles?

—AA: Sí. Las patotas cíviles que llegaron hoy son hermanos que viven acá en la comunidad. Pero ellos no se pueden acercar porque los gendarmes están en la ruta. Y solamente dos hermanos que hablaron con Cristino (Sanabria, referente del sector de la comunidad afín al gobierno provincial), el pastor y la concejala. Ojalá que ellos nos comprendan. Ellos están bien, pero los demás hermanos que viven en la comunidad no. Están sufriendo. Eso es lo fundamental para nosotros como madres. No vamos a bajar los brazos, tenemos que seguir adelante en la lucha.

—LR: ¿Hasta cuándo piensan quedarse allí?

—AA: Tenemos que estar acá hasta que nos escuchen, nos den las carpetas que pedimos, hasta que arreglen las viviendas que necesitan nuestras abuelas, nuestros ancianos. Cuando llegan las viviendas, los punteros las agarran primero y las reparten entre los familiares.

—LR: Nos hablás de una comunidad dividida entre personas que están un poco mejor porque están con quienes gobiernan y entre ustedes, que están reclamando por el bienestar de la comunidad.

—AA: Sí.

—LR: ¿Están interrumpiendo el tránsito en la ruta?

—AA: Sí. Es un corte general. Vinieron los periodistas de Canal 11, pero no permitimos que se acerquen. Cuando filman dicen que todos estamos bien, pero no es así.

—LR: No están permitiendo que la prensa tradicional se acerque.

—AA: Nosotros necesitamos la prensa que viene de Capital. Y los que están trabajando con el Gildo (por Insfrán, el gobernador), no queremos eso porque son mentirosos, son políticos.

—LR: Están hablando de medios de Formosa. Por eso necesitan presencia de medios nacional que puedan mostrar con mayor libertad lo que está sucediendo allí. Hay un reclamo histórico de ustedes que tiene que ver con la seguridad.

—AA: Siempre nos acompañan los gendarmes, en la ruta, en mi casa. Pusieron una casilla para poder estar cerca. Les agradezco a ellos porque acompañan a los hermanos acá en la ruta.

—LR: Se sienten protegidos por los gendarmes.

—AA: Pero no por la Policía. A veces nos critican, nos dicen un montón de cosas. Pero siempre estamos atentos.

Por ahora, los qom de la Comunidad La Primavera permanecen en la ruta 86. Mientras tanto, Félix Díaz realiza gestiones en Buenos Aires para que se atiendan los reclamos históricos de la comunidad.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario