11 abr. 2015

(Por La Retaguardia) Lo dijo Bruno Pilon, integrante del Movimiento de Pequeños Agricultores de Brasil, que se encuentra en Argentina participando de VI Congreso continental de la CLOC-VC (Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – Vía Campesina), el mayor espacio de articulación de los movimientos campesinos e indígenas de la región. Dialogamos con Pilon sobre los efectos del uso de agrotóxicos y las diferencias entre los modos de producción capitalistas y los comunitarios. También se refirió a las charlas que han mantenido con campesinos argentinos acerca de la construcción de medios de comunicación propios, comunitarios, alternativos y populares.

Las actividades del VI Congreso Continental de la CLOC-VC se desarrollarán hasta el 17 de abril, e incluyen la participación de más de 1000 dirigentes de toda América Latina, además de representantes de África, Asia y Europa que integran el Comité de Coordinación Internacional de La Vía Campesina (CCI).
El objetivo de este Congreso es conocer las diferentes experiencias y debates vigentes hoy en el movimiento campesino latinoamericano y mundial. Entre los distintos participantes se encuentra Bruno Pilon, que integra el Movimiento de Pequeños Agricultores de Brasil.
En diálogo con La Retaguardia, Pilon contó cuáles son sus expectativas respecto a este VI Congreso: “es un marco de la lucha campesina en todo el continente, nosotros estamos en la base de la producción desde la producción agrícola, mineral, ambiental, pero todavía somos desplazados, entonces estamos acá en este VI Congreso para mostrar la voz de todos los campesinos y campesinas que están fuertes y vivos. Nosotros no estamos todos los días en los grandes periódicos, estamos constantemente produciendo el alimento que va a la mesa de todas las personas. Globalmente, los campesinos y campesinas producen más del 70% de la alimentación del mundo, con menos aportes del gobierno, con las peores tierras, pero igual así conseguimos producir la alimentación básica del pueblo”, aseveró Pilon.

Campeones del Mundo

Sin duda, los agrotóxicos serán uno de los temas centrales del debate, ya que su problemática recorre transversalmente todos los países participantes. Al respecto, Pilon señaló: “los pesticidas, los agrotóxicos son parte de un tema duro pero central en la agricultura y el campesinado. El agrotóxico hace parte de la historia por una intervención del capital después de la Segunda Guerra Mundial. El año pasado Brasil no alcanzó la Copa Mundial pero se alzó nuevamente como el país que más consume pesticidas en el mundo. Es como si cada brasileño consumiera por año más de cinco kilos de agrotóxicos. Esto va tanto para los que trabajan en el campo como para los que consumen los alimentos contaminados en las ciudades. Las grandes universidades, los grandes expertos dicen que no hacen problemas, pero sí que lo hacen, hacen mucho. En los congresos de la CLOC, los campesinos y las campesinas estamos aquí para mostrar que existen otras formas de producción que no necesitan de agrotóxicos”.

La relación con las superestructuras

En los últimos años, en Argentina algunos movimientos campesinos se han ido acercando al gobierno de Cristina Fernández, a pesar de que el modelo agropecuario, basado en la soja, no se ha modificado. La Retaguardia le consultó a Bruno Pilon cómo es la relación entre los movimientos campesinos y los gobiernos del Partido de los Trabajadores en Brasil: “hay mucho esfuerzo de movimientos campesinos en la toma de tierras para la reforma agraria, en las experiencias autónomas, pero para la reforma de verdad se necesita de un apoyo estructural. En Brasil empezamos algunos avances con el gobierno. El año pasado hubo avances con el Plan de la Agricultura Orgánica. Se necesita del apoyo estructural de todos los gobiernos para cambiar el modelo de producción del campo”.
Pilon remarcó que la construcción de un nuevo modelo productivo para la agricultura donde no se necesiten pesticidas, solo es posible con el apoyo popular de los movimientos campesinos y un apoyo estructural del Estado: “parece ser algo duro o una utopía, pero es una utopía que tiene que ser necesaria para mejorar la salud de la alimentación de las personas. En Brasil aumentaron mucho los casos de cáncer y otras enfermedades relacionadas con los pesticidas, entonces necesitamos mejorar la salud del pueblo, que el Estado invierta en una producción sin pesticidas”.

La comunicación campesina

Otra elemento presente en Argentina es la experiencia de radios comunitarias entre los movimientos campesinos, es decir medios en manos de las propias organizaciones. “Argentina ha tenido logros más importantes, más fuertes, las experiencias de las radios comunitarias en Argentina son una base para la experiencia brasileña, necesitamos avanzar también ahí. Las radios, más allá del crecimiento de internet y la televisión, continúa siendo el medio de comunicación principal del campesinado en Brasil y en el mundo –aseveró Pilon–, entonces para hablar con el campesinado precisamos hacerlo a través de la radio. Los últimos tiempos hemos debatido fuerte con el Estado la necesidad de la democratización de los medios de comunicación brasileños, que la mayoría está en manos del capital privado, de la derecha, y solo se habla de lo que la derecha quiere escuchar. Nosotros esperamos que los pasos que se dieron en Argentina también ocurran en Brasil, es algo que el gobierno brasileño no consiguió cambiar hasta ahora, pero hemos visto acá algunas cosas que aún deben hacerse mayores pero aún así son más fuertes que en Brasil”, opinó.

El 10 y 11 de abril se lleva adelante la IV Asamblea de la Juventud Rural, mientras que el 12 y 13 es el turno de la V Asamblea Continental de Mujeres. En tanto, la apertura oficial del Congreso se desarrollará el 14 de abril. Las actualizaciones con los principales debates de cada una de las jornadas se pueden consultar en el sitio web de la CLOC.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario