2 abr. 2015

Félix Díaz ayer durante el corte porteño
(Foto: ANRed)
 (Por La Retaguardia y ANRed) Los representantes de las cuatro comunidades originarias de Formosa que se encuentran acampando desde hace semanas, cortaron el tránsito ayer a lo largo de toda la Avenida 9 de julio. Cansados de no recibir ningún tipo de respuesta por parte de las autoridades nacionales, llevaron adelante esta medida para hacer oír su voz y reclamos. Escuchamos las palabras de Félix Díaz y Héctor Alonso de la comunidad qom La Primavera, y también las de un policía al que lo único que le importaba era liberar el tránsito.

Desde mediados de febrero, un grupo de referentes de comunidades originarias de Formosa inició un acampe en solidaridad con el corte de la ruta 86 que realizaban sus hermanos en aquella provincia. Los desalojos, golpes y quemas de casas hicieron que la carpa en el cruce de Avenida de Mayo y 9 de Julio continuara e incluso se ampliara. Hoy se encuentra allí líderes de las cuatro comunidades de Formosa: Qom, Wichí, Pilagá y Nivaclé. Las semanas transcurrieron sin reacción por parte de las autoridades nacionales, a pesar de la entrega de un petitorio dando cuenta de los reclamos. Así fue como las comunidades comenzaron a hacer cortes en este punto tan céntrico de la Ciudad de Buenos Aires. El último fue este miércoles 1 de abril, día previo al inicio del fin de semana largo por Semana Santa.
“Estamos muy preocupados por lo que pasa, estamos muy superados por muchas razones, la indiferencia que nos hacen, nos matan, y la verdad que estamos muy tristes, el gobierno nacional debería responder a estos reclamos para poder destrabar todos los conflictos que se están generando por la falta de aplicación de los derechos de los pueblos indígenas. No hemos tenido ninguna respuesta, ni siquiera un funcionario de menor rango para poder consultar, nada. Además, ya se nota el debilitamiento físico de las personas que están acá, por el calor del día, la falta de agua, el dormir mal, la contaminación ambiental, todo esto hace que las personas, especialmente las mujeres, estén físicamente muy debilitados”, expresó Félix Díaz a través de un testimonio recogido por Juan Felpeto, de la Agencia de Noticias Redacción (ANRed).
Actualmente acampan en el centro porteño 60 referentes de los cuatro pueblos de la provincia de Formosa. “Le estamos exigiendo al Estado argentino el cumplimiento y la aplicación de los derechos constitucionales ya establecidos –agregó Díaz–. En el artículo 65, inciso 17, está el tema del organismo que debería ser el responsable de acompañar este proceso, que es el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas que nunca está, este debería ser el primero en interesarse y pedir al gobierno nacional la entrevista que nosotros  estamos buscando”.

Escenas de una larga noche de otoño

-Efectivo policial: La verdad se contraponen dos derechos, ustedes tienen un reclamo que están peticionando ante las autoridades, y por otro lado está el derecho a transitar libremente de todos los que se están yendo a casa después de una jornada laboral…
-Héctor Alonso, de la comunidad qom La Primavera: El gobierno hizo un desalojo, nos quemó nuestras casas, esto nos duele a nosotros. Hemos entregado una nota a la presidenta, pero nunca se respondió. Hoy 28 líderes están acá presentes, nosotros o vamos a llevar buenas noticias o vamos a morir acá. Nosotros hemos venido a dar nuestra vida para defender a nuestro pueblo, y nos vamos a ir con nuestro cajón a la comunidad o vamos a vivir bien. No sé qué va a pasar pero queremos llevar buenas noticias. Quiero que la presidente nos escuche. El gobierno sigue matando, en los hospitales ya no se atiende, no como corresponde, nosotros hacemos este reclamo porque queremos que la presidenta escuche, porque no queremos seguir más con que nos matan por falta de salud, por desalojos, nos golpean, somos humanos, no somos animales. Cuando toman los cargos se olvidan de la comunidad. Nosotros hemos llegado acá, estamos en la ruta 86 desde el 9 de febrero, hemos levantado al gobierno de la provincia de Formosa, pero nunca cumplen y siguen matando. El 24 de marzo hicimos la marcha, pero cuando volvimos a la noche recibimos la noticia de que había desalojo, han disparado, han lastimado mujeres, nenes, y eso lo hizo la policía de la provincia de Formosa, ¿quién dio orden? El gobernador.
-Efectivo policial: Vamos a ver si podemos descomprimir un poco el tema del tránsito. Nada más…

Voluntad política

Héctor Alonso, con el bombo, tras abandonar
la idea que el policía entendería.
(Foto ANRed)
Tras el intento de que el policía entendiera, sin éxito, los motivos por los que se estaba desarrollando el corte, Héctor Alonso aseveró: “estamos en Avenida 9 de Julio, estamos reclamando por nuestros derechos, queremos que la presidenta escuche nuestra voz. Nosotros estamos aquí desde el 14 de febrero acampando, hemos dejado a nuestras familias, sé que duele estar acá, abandonar nuestras familias, sé que sabemos cómo están pasando nuestros hermanos y nuestros hijos porque por defender nuestros derechos, nuestra provincia siguen haciendo desalojos y despojo de la tierra, nosotros no queremos más, y el gobierno de la provincia sigue matando comunidades, niños, ya no se atiende en los hospitales. Nosotros no queremos más eso, queremos basta ya, estamos aquí no sé si vamos a llevar buenas noticias o va a haber desalojo, no sabemos cómo va a pasar porque no queremos que pase como pasó en 2010 que tuvimos represión, y nos quemaron nuestras casas, hemos salido al corte y nos quemaron todas nuestras cosas, pero seguimos vivos. No sabemos qué es lo que vamos a recibir, yo sé que la gente se molesta por el corte, pero a nosotros también nos molesta cuando nos matan, nos duele cuando nos matan a nuestros hermanos, a nuestros hijos, nos duele cuando quemaron nuestro rancho, nuestra casa, nuestros DNIs, todo lo que teníamos, llevando el dolor hasta hoy, y no sé qué vamos a hacer. 28 líderes estamos presentes para seguir luchando y defender nuestros derechos”.
Félix Díaz también se refirió a la importancia de entender el por qué del corte: “sabemos que es muy duro pero nos gustaría que la ciudadanía también nos entienda que en nuestros territorios está muriendo gente, que no hay agua, no hay acceso a la salud, entonces es la única medida que estamos haciendo, el Estado argentino es el responsable de lo que está pasando porque si hubiera voluntad política esto no iba a pasar. Esto no depende de la ciudadanía, depende del gobierno nacional de tener la voluntad política para destrabar con un interés y acceder a este diálogo que nosotros necesitamos para poder volver a nuestras casas”.
El corte al tránsito continuó tal como estaba previsto por decisión de la asamblea del acampe hasta las 22. Los referentes de las comunidades permanecen en la carpa montada en Avenida de Mayo y 9 de Julio. Las autoridades nacionales mantienen su silencio.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario