30 abr. 2015

(Por RNMA) Tras la aprobación unánime en la Cámara de Diputados, fue convertido en ley el proyecto que otorga una compensación económica para los ex trabajadores de YPF. Los trabajadores llevaban más de 20 años reclamando por este derecho. Para dar su opinión al respecto fue entrevistado José Pepino Fernández, líder de la UTD Mosconi, en el programa Enredando las Mañanas del jueves 30 de abril.

La situación de desamparo de los trabajadores tuvo su origen en la privatización de la petrolera estatal durante la presidencia de Carlos Menem. En aquel entonces los empleados que fueran apartados de su trabajo a causa de la venta de las acciones, acabarían recibiendo el 10% de estas mismas a modo de compensación, un pago que no se llevó adelante para los 36.000 ex trabajadores.
Desde ese momento los perjudicados llevaron adelante manifestaciones en sus respectivas localidades, primero enfrentándose a la medida privatista y luego exigiendo el cumplimiento de la condición que se había establecido tras la privatización, acompañando a su vez los distintos reclamos surgidos de la miseria que dejó la pérdida de empleo por esas zonas.
Sobre la aprobación del proyecto Pepino Fernández aclaró que hay varias cuestiones por las cuales aún no considera que se haya terminado el reclamo. “Los culpables de la privatización Menem, Romero, ninguno está preso, por eso aún seguimos indignados” dijo el entrevistado.
También existen inquietudes respecto al monto del resarcimiento, siendo que YPF se administra en dólares y a los damnificados se les indemnizará en pesos. Fernández declaró: “ahora nos quieren dar 311.000 pesos, pero en aquel entonces se trataba de 250.000 dólares, y yo creo que eso sigue siendo lo que corresponde”.
No sólo es una cuestión de no haber recibido un importe durante estos últimos 20 años, sino que el desarrollo petrolero representaba una fuente de trabajo fundamental para cada uno de los ex trabajadores, ya que eran empleos que fueron ocupados por varias generaciones familiares.
El día a día tras la privatización significó claramente un problema para los cesanteados, ya que al perder la que fue durante años la principal fuente de empleo debieron incursionar en diferentes rubros para poder satisfacer las necesidades básicas.
“Nosotros no dormíamos por defender nuestro laburo, nos dejaron en la calle sin nada, sin ser agricultor, ni constructor, ni nada, empezamos desde cero, haciendo un enorme esfuerzo para poder trabajar, para pasar a ser constructor, para pasar a ser agricultor, después debimos pasar a ser piqueteros” explicaba Pepino Fernández.
Si los 20 años sin respuesta no son suficiente prueba para reflejar que la falta por parte de los gobiernos corresponde a falta de voluntad política, el hecho de que los ex trabajadores no sólo reclamasen por sus derechos, sino que hayan construido distintas propuestas para salvar la situación en la que se encuentran y que estas no fuesen escuchadas, lo deja claro.
Desde la UTD (Unión de Trabajadores Desocupados) Mosconi se presentó en varias ocasiones un proyecto con el fin de reactivar una serie de pozos destinados a la extracción de hidrocarburos; se trata de pozos que hoy en día son marginales, ya que fueron preparados pero no están siendo explotados.
Fernández explicó que este proyecto podría generar empleo para 10.000 personas y que desde la UTD ya tienen la experiencia de reactivar pozos en varios lugares del país, dando buenos resultados, el único problema es la falta de respuestas por parte de los gobiernos.
Además se le agrega el hecho de que esos pozos no sólo no se encuentran operativos, sino que el trabajo de tapamiento realizado por las empresas no ha sido reforzado y hoy en día se producen filtraciones de petróleo que acaban contaminando la zona. Pepino Fernández destacó al respecto que se indemniza a Repsol por la expropiación de sus acciones, pero no se le realizan exigencias en cuanto a la contaminación producida.
La intención tras la aprobación de este proyecto es continuar reclamando por un pago correspondiente al valor fijado en los 90 ya que el objetivo de algunos de los ex empleados es invertir ese monto en la propia YPF para impulsar el desarrollo de la empresa en las distintas provincias del interior, logrando de esta forma varias fuentes de trabajo que perduren.

ESCUCHAR O DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario