23 may. 2015

Orellana festejando su
absolución
 (Por La Retaguardia) El fallo fue conocido esta mañana cuando la letrada de la Gremial de Abogados, Gabriela Conder, tuvo acceso al papel que acredita la absolución y que ilustra esta nota, más abajo. Cierta sorpresa fue rápidamente transformada en alegría. El joven estaba preso desde que ocurrió el hecho que se le imputaba: el asesinato de un comerciante tras un robo. Orellana había recuperado su libertad anoche, en lo que fue el principio del fin de la odisea que tuvo que vivir este joven humilde que, como tantos otros, son víctimas de causas armadas por la policía bonaerense, tanto para cobrarles negativas de salir a robar para ellos (Gabriel Blanco, Luciano Arruga), como para cubrir al verdadero autor del crimen, tal como sería en este caso. En esta absolución fue fundamental la tarea de la Coordinadora Antirrepresiva del Oeste.


El acta de la absolución:
Orellana absuelto.
El espacio que articula a organismos y militantes de derechos humanos de la zona oeste del conurbano bonaerense tomó esta causa y la condujo hacia un resultado positivo. No es la primera vez que consiguen un resultado así. Los casos de Aylén y Marina Jara, las jóvenes hermanas que estuvieron presas acusadas de tentativa de homicidio por defenderse de un abusador; el de Diego Romero y Luz Gómez, presos durante casi dos años por haber perdido una mochila que luego fue plantada en la escena de un crimen; el de Francisco Núñez, hermano de una víctima de gatillo fácil, Diego, que estuvo preso por otra causa armada. En todas ellas intervino la Coordinadora, que se vinculó con la Gremial de Abogados y organizó diferentes actividades para visibilizar los casos. Esto produjo gran acompañamiento ante la justicia y en todos los casos se consiguió la libertad y absolución de las víctimas.

Las irregularidades del caso

José Luis Orellana fue acusado de haber asesinado a un comerciante de origen chino durante un intento de robo en un supermercado de San Miguel. A pesar de que los testigos y los vecinos de la zona sabían que él no había sido el joven, que sufre de un retraso madurativo, fue privado de su libertad. Durante 2 años estuvo detenido en el penal de Mercedes y la causa fue llevada a juicio oral y público, que comenzó el jueves 21 de mayo, a partir de una instrucción de la causa plagada de irregularidades. Así lo explicó, la abogada Gabriela Conder en diálogo con La Retaguardia: “en los papeles, en la causa que nosotros recibimos estaba claro que el que había cometido el delito era José Luis porque había incluso una rueda de reconocimiento positiva, había un montón de elementos que lo indicaban como autor del hecho, pero en el debate fueron apareciendo todos los testimonios contradictorios, no hubo uno de los policías que declarara algo que coincidiera con lo dicho por otro efectivo. Decían que en el lugar del hecho había un montón de gente, otro decía que no había nadie, uno decía que fueron hasta el lugar, otros que no".
Conder agregó que la fiscalía también actuó muy mal en esta causa: “no investigó, el policía actúa a orden de la fiscalía, pero las primeras actuaciones son fundamentales y ahí actúa la policía. Después la fiscalía confirma estas actuaciones; por ejemplo, si una persona dispara y lo agarran enseguida, le hacen esta prueba de barrido electrónico para ver si hay pólvora, a José Luis no lo hicieron esto. Lo describen por la ropa pero no tuvieron la precaución de secuestrar las ropas de José Luis, solo lo detienen por la campera que llevaba puesta, el gorrito y porque era de tez morocha. Tampoco sabemos si esa descripción la dieron los que lo vieron o se lo inventó la policía, no lo sabemos todavía. Eso lo afirma y lo sostiene la fiscalía y el juez de garantías que actúa hasta la elevación a juicio".
La letrada agregó que en el barrio de José Luis todos sabían que el autor del hecho fue un chico al que le dicen “El Melli”. “Saben quién es, porque uno lo vio con un arma, se sabe, no sabemos si El Melli actúa para la policía, que podría ser, o que por un tema de no trabajar agarran a cualquier perejil, entonces tienen un homicidio y tienen un culpable, eso les sirve para los números de la provincia, esto no es inocente”.
La Gremial de Abogados recién asumió la defensa de José Luis poco antes del comienzo del juicio. En este sentido, Conder aseguró que previamente el joven no tuvo defensa efectiva: “permitieron una rueda de reconocimiento que apuntaba a un pibe morocho, con el pelo corto y delgado, después los demás eran uno blanco y gordo, otro tenía chivita y otro estaba rapado, así que era directamente una rueda armada de reconocimiento, no solo por la fiscalía, sino que la defensa admitió que se haga una rueda así. Y por esa rueda, que es algo fundamental, José Luis estuvo 2 años preso”.
En este punto, la abogada denunció que el joven no contó con el derecho de la presunción de inocencia: “eso no existe para estos chicos, porque es toda una población carcelaria para la que no hay presunción de inocencia, porque si ese derecho hubiese sido efectivo, José Luis no hubiese estado encarcelado. Él estuvo en Mercedes y un día antes del inicio del juicio tuvimos una audiencia en la que pedimos un habeas corpus por las condiciones en las que él estaba. La verdad que él estaba muy mal, nos enteramos que sufría ataques de epilepsia, y que no había sido medicado ni tenía atención médica. Todos esos ataques tienen un daño permanente, no tiene vuelta atrás, no sé qué cantidad de neuronas se pierde ante cada ataque, y José Luis los sufría y no tenía medicación. Encima no había ninguna pericia psicológica en los 2 años que llevaba José Luis detenido, porque en la instrucción no le hicieron ningún examen, ni psicológico, ni psiquiátrico. Recién en abril de este año le hicieron uno psiquiátrico a sabiendas que José Luis tenía una discapacidad y de que en el expediente está lleno de referencias a esta discapacidad, y nunca le hicieron estas dos pericias fundamentales como para ir a juicio y ver si es inimputable o no. Esa es la instrucción que se hace”.

La Absolución

Orellana festeja: se acabó la
pesadilla.
La Retaguardia dialogó con la abogada Conder este sábado durante la mañana, además de agradecerle especialmente a su colega de la Gremial, Verónica Heredia, por el apoyo brindado, contó que José Luis la estaba esperando para desayunar: “por la discapacidad que tiene, a veces parece un niño, y por teléfono me decía ‘te voy a estar esperando’, así que quiero ir a verlo y a abrazarlo porque él la pasó muy mal, porque con la discapacidad que tiene, no está preparado para toda la violencia que se vive en las cárceles”.
El juicio se desarrolló este jueves 21 y viernes 22 de mayo. En su alegato la fiscalía pidió prisión perpetua para José Luis. Sin embargo, el tribunal no acompañó el pedido de la fiscalía sino que dictó la absolución. Al respecto, Conder explicó: "nosotros no nos notificamos, de hecho tenemos que ir a la lectura de la sentencia el jueves 28 de mayo, a las 12, en el tribunal, pero anoche (viernes) me llamaron los familiares para avisarme que le daban la libertad a José Luis. Leo el papel y dice sentencia absolutoria, pero formalmente tenemos que ir el jueves a presentarnos”.

El acompañamiento de las organizaciones

Pablo Contreras Varas es parte de H.I.J.O.S. Zona Oeste. Radiante de alegría, intentó hacer un análisis general de la situación: "casi dos años nos llevó aprender las características que engloban a esta causa, desde que la tomamos como Coordinadora Antirrepresiva del Oeste siempre confiamos en la familia y en la inocencia de José Luis. Este resultado se da gracias al amor; sí, el amor a la lucha, el amor a la defensa de los olvidados, el amor a esta militancia que marca cómo vivimos nuestras vidas y que a muchos les cuesta comprender".
Contreras Varas no disimuló su sorpresa ante el fallo absolutorio: "con este final, que ninguno esperaba, se me llena el alma y el corazón, venimos por el camino correcto y no me hablen ya de rachas, esto es consecuencia de un accionar político elegido por la mayoría de los que formamos parte de la coordinadora". En un mensaje enviado a sus compañeros de la Coordinadora, también dejó un lugar importante para resaltar el trabajo de la abogada Gabriela Conder: "brindo por los que tuvieron que soportar en estas últimas semanas de tanta ansiedad y en especial por una enorme mujer militante y, allá en el fondo, abogada, la Chiqui Gabriela Conder: sin vos esto no hubiera sido posible, sabelo", escribió Pablo, aún conmovido por la noticia. "Nosotros no construimos con odios ni rencores, construimos con el amor hacia nuestros ideales organizándonos y luchando siempre, respetando a la familia. Estoy Feliz. gracias por esta gran noticia y por José Luis en las calles nuevamente. Gracias", concluyó.

Las otras causas

La Coordinadora Antirrepresiva del Oeste y la Gremial de Abogados se encuentran de manera permanente trabajando solidariamente en causas donde las víctimas, muchas veces disfrazados de victimarios por la propia justicia, no cuentan con los recursos para defenderse. Ya pasaron los duros y difíciles casos de Diego y Luz, de las hermanas Jara, ahora el de José Luis Orellana, pero las luchas continúan. “Entre las causas que tenemos en estos momentos se encuentra el de la violación de una chica en la zona sur, en Burzaco, una violación hecha por gente de Gendarmería que está como alojada en un club de la zona. Esa causa la verdad que es lamentable, porque es una niña de 15 años violada por un integrante de Gendarmería. Después tenemos una causa por femicidio en Tigre. La próxima semana  habrá una audiencia en la que están citados a declarar (el jefe del Ejército, César) Milani y (el ministro de Defensa, Agustín) Rossi, por el habeas corpus presentado por Gustavo, el hijo de Nora Cortiñas. En la Gremial esta causa la llevan Verónica Heredia y el Negro Soares”, detalló Conder.
La abogada también se refirió a las recientes novedades en la causa de Yanina González, la joven que fue absuelta hace unos meses tras haber sido acusada de abandono de persona seguida de muerte, por la muerte de su hija de 2 años, quien en realidad habría muerto como consecuencia de los golpes recibidos por Alejandro Fernández, por entonces pareja de Yanina. “Me notificaron ayer (por el viernes) que la llaman a Yanina como testigo por el femicidio de su hija, donde está imputado Fernández, la ex pareja de ella, pero también me notificaron el día anterior que la fiscal apeló (la condena) y que la causa cayó en la Cámara. La misma fiscal que llama para declarar a Yanina como testigo también sostiene la acusación en contra de ella", es decir que la fiscal Carolina Carballido Calatayud, que pidió que Yanina fuera condenada por abandono de persona seguida de muerte, es la que ahora la llama en calidad de testigo: "Es la misma fiscal, yo pensé que se iba a excusar pero no lo hizo, así que la vamos a recusar nosotros. En la causa contra su ex pareja Yanina está como particular damnificada, pero la llama a declarar como testigo la misma fiscal que la sigue acusando y sigue sosteniendo la acusación apelando su absolución. Estos son los fiscales que tenemos”, cerró Conder.
La de Yanina es una de las tantas luchas que Gabriela Conder, junto a sus compañeros tanto de la Gremial como de la Coordinadora Antirrepresiva del Oeste, deben dar todos los días. Una lucha que suele tener días difíciles, pero también grandes logros como lo son las absoluciones de José Luis Orellana, Aylén y Marina Jara, y Luz Gómez y Diego Romero. Como dijo Contreras Varas, ya no es una racha, es interceder con el apoyo de las organizaciones en las causas donde la justicia actúa con su mirada de clase.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario