18 may. 2015

Vanesa Orieta, un ícono en la
 lucha con la violencia institucional
(Por RNMA) “Es importante este fallo, los abogados han dicho que es el único fallo donde se condena por torturas psicológicas efectuadas sobre un joven de 16 años, un niño para la ley, esto marca un precedente para muchas otras causas. Es también poder darles esperanzas a otros familiares a la hora de denunciar y a la hora de exigir justicia, creo que también marca el sufrimiento que hoy padecen nuestros jóvenes producto de la criminalización y la discriminación”, afirmó Vanesa Orieta, hermana de Luciano, pocos minutos después de conocerse la condena a 10 años de prisión para el policía Julio Diego Torales por las torturas cometidas al joven de 16 años en setiembre de 2008 en el destacamento de Lomas del Mirador.

“Esto no cambia para nada la situación que viven los jóvenes en los barrios, pero creo que vamos a poder marcar pequeños precedentes que ayudarán a que en algún momento podamos escribir un Nunca Más y que los jóvenes no sufran más esta situación”, agregó Vanesa.
La hermana de Luciano destacó tanto el rol del fiscal José Luis Longobardi como el de los abogados querellantes: “creo que hay que valorar el rol que cumplió el fiscal cuando quisieron poner en el banquillo de los acusados a Luciano, dijo que era algo canallesco y que Luciano no estaba para hacer una defensa de lo que se lo está acusando, y dejó en claro que estaban sus familiares hablando a través de Luciano, contando el sufrimiento que a él le tocó padecer. Y nosotras con mucha tranquilidad vivimos todo este proceso porque lo que hicimos fue por supuesto exponer el enorme sufrimiento pero no hubo contradicciones en cada uno de los relatos, fue muy sincero todo lo que ocurrió aquí, por eso consideramos que este fallo es importantísimo”.
En cuanto al accionar de las querellas, subrayó: “me parece que acá se hizo un trabajo en equipo muy respetuoso, porque se encontraba la APDH La Matanza, un organismo del lugar, un organismo nuestro, del barrio, de San Justo, del partido de La Matanza, junto con el CELS que tiene por supuesto un grupo de profesionales con herramientas muy importantes para poder lograr procesos como este, en el que encontramos condenas; pero también el rol de la familia fue muy importante acá, nosotros fuimos una familia muy activa que intervino en cada una de las reuniones, que pudo opinar y discutir cuando algo no estaba claro, acá se dio un trabajo en equipo en el que los actores cumplieron con cada uno de sus objetivos de una forma muy respetuosa. Y creo que eso habla también de que se puede construir aun teniendo algunas diferencias pero respetándonos y sobre todo escuchando a la familia, porque tuvieron una atención muy grande a todo lo que la familia estaba pasando y lo que la familia quería expresar”.
En relación a la APDH La Matanza, Vanesa recordó la causa armada contra el organismo, impulsada por los abogados defensores de los policías detenidos acusados del crimen de Gabriel Blanco, asesinado en una comisaría de Isidro Casanova. Este lunes 18 de mayo por la tarde, se realizará una movilización en rechazo a la persecución contra la APDH y su referente Pablo Pimentel (acusado de extorsión) y para exigir justicia por Gabriel. Al respecto, Orieta remarcó: “a la APDH se le ha armado una causa armada, que pone en riesgo el desarrollo de cada uno de los laburantes que defienden los derechos humanos. Acá se ha denunciado a un organismo por el armado de una situación judicial, nosotros lo que queremos es que la justicia se expida rápidamente y que por supuesto la APDH quede librada de esa situación y entendemos que este es un accionar que obedece al trabajo de abogados, policías, familiares de policías que lo que quieren hacer es tapar la causa principal que es la de Gabriel Blanco, un pibe que ha quedado comprobado que fue asesinado dentro de una comisaría, porque se han hecho peritajes. Este es un caso que ocurre con anterioridad al caso de Luciano, que tendrá juicio y me parece que estos atropellos, estas amenazas tienen que ver con la activa participación de la APDH en causas relacionadas con la defensa de los derechos humanos”.
Al ser consultada acerca de cómo seguirá ahora sus vidas, Vanesa respondió: “ahora lo próximo es ir por el resto de los responsables; los que participaron de las audiencias escucharon que hubo otros funcionarios policiales que reconocieron la situación de encierro de Luciano, que se ubicaron en el lugar donde estaba Luciano, que reconocieron el estado de alteración de la familia producto de que estaba encerrado padeciendo golpizas, ellos lo atribuían a algo normal que ocurre en las comisarías que las familias se pongan nerviosas, pero creo que nuestro testimonio dio lugar a que la justicia entendiera que esos gritos tenían que ver con el sufrimiento de Luciano, eso quedó bien expresado y ahora sí vamos por el resto de las responsabilidades y esto claramente va a marcar un antecedente en la causa principal, una causa que sigue investigándose, donde recordemos que se intentó desviar la información como que se trató simplemente de un accidente de tránsito, esta sentencia vuelve a poner el caso de Luciano en el mismo lugar donde nosotros siempre quisimos que esté, investigándose las responsabilidades policiales y este antecedente realmente es valioso para ese proceso”.
Apenas una semana antes, los familiares y amigos de Luciano se habían ido de la audiencia de alegatos con el peso del pedido de la defensa de iniciarles una causa por falso testimonio a Vanesa y a Gabriel Apud (amigo de Luciano). En su sentencia, el Tribunal Oral Nº3 de La Matanza, integrado por Diana Volpicina, Gustavo Navarrine y Liliana Logroño, desestimó la solicitud de los abogados de Torales y condenó al imputado a 10 años por las torturas a Luciano, teniendo en cuenta no solo las físicas sino también las torturas psicológicas.
Una sentencia que a Vanesa la sorprendió: “no me lo esperaba, siempre pienso lo peor, pero porque uno está acostumbrado a ver el sufrimiento de los familiares que no acceden a la justicia, entonces uno viene con una mirada muy negativa. Me sorprendió y estoy relajada porque no ha avanzado ese proceso por falso testimonio que querían instalar para dos de los testigos. Así que a partir de ahora es irnos para nuestras casas, esto terminó para nosotros por lo menos por ahora, descansar y seguir…”.

Video de H.I.J.O.S. Mar del Plata

           

0 comentarios:

Publicar un comentario