24 jun. 2015

(Por La Retaguardia) Tras una intensa campaña tendiente a instalar las causas judiciales en las que el General (ahora retirado) César Milani debería dar explicaciones judiciales, ayer finalmente abandonó su cargo. Casi nadie creyó la explicación de las "razones estrictamente personales" que se esgrimieron oficialmente. Si bien su renuncia no implica que se ponga a disposición de una justicia a la que hasta aquí esquivó, puede suponerse que los pocos organismos de derechos humanos, los familiares del desaparecido conscripto Alberto Agapito Ledo, y los sobrevivientes que lo denuncian, Ramón Olivera y Oscar Schaller, intensificarán la presión para que Milani rinda cuentas ante la justicia. Anoche, horas después de la sorpresiva renuncia, Graciela Ledo, la hermana de Alberto, dialogó con Luis Angió en el programa Otras Voces Otras Propuestas, que se emite por Radio La Retaguardia. Las abogadas de la familia Ledo recibieron ayer amenazas telefónicas.

"Ha sido una noticia que nos causó sorpresa, por supuesto, no lo esperábamos. Habían sido muchas las pruebas del apoyo que tenía Milani por parte del Gabinete, de la presidenta, era el hombre de confianza. Yo también pongo en duda las "razones estrictamente personales" que él aduce. Creo que son razones de tipo político-electoralista más que nada. Es el fin de una etapa de un Gobierno y en plena campaña electoral, un hombre con esta imagen no le hace bien a ningún candidato oficialista. Es un hombre acusado de haber formado parte del aparato genocida tanto de La Rioja como de Tucumán, del Operativo Independencia. Acusado en varias causas, la más grave es la desaparición de mi hermano, radicada en Tucumán", comenzó diciendo Graciela Ledo. La hermana de Alberto había charlado la semana pasada con La Retaguardia, luego de la presentación de un Amicus curiae ante la justicia tucumana. En esa misma jornada fue recibida por el juez Bejas y el Fiscal General de la provincia, Gustavo Gómez: "el juez nos dijo que el Amicus Curiae no podrá tratarse mientras la causa esté paralizada por la falta de fiscales. También deslindó toda responsabilidad en la dilación de la causa y le cargó todas las culpas al fiscal. Esto seguirá paralizado hasta que la Cámara resuelva sobre las recusaciones, ya que el juez recusó al fiscal y la defensa de Milani recusó al fiscal Brito". Durante esa misma jornada Ledo visitó por primera vez la localidad de Morteros, donde su hermano fue visto por última vez. "Fue muy movilizante para mí porque nunca había ido al lugar. Me generó una gran tristeza pero al mismo tiempo, al sentirme tan acompañada por las organizaciones y la prensa me da la pauta de que nuestra familia no está sola en este reclamo de justicia. Que han pasado 39 años pero nuestro reclamo continúa vigente. Siempre digo que mientras haya un genocida suelto la sociedad argentina no se va a curar".

Testigos cuestionados

Ledo destacó la incansable y sostenida lucha: "creo que nuestro pedido ha sido, primero, que no se lo designe jefe del Ejército porque estaba sospechado; y luego, que se lo destituya y que se lo cite a indagatoria para que podamos saber de una vez por todas quiénes son los responsables de la desaparición de mi hermano y que paguen con la cárcel lo que hicieron. Su cargo, todo su poder y el aparato de inteligencia que maneja han obstaculizado este proceso de justicia, y porque los jueces, evidentemente, se dejan presionar, se dejan manipular. Y porque él ha ido comprando testigos también. Fíjese usted que hace un mes más o menos la Cámara de Apelaciones de Tucumán ha determinado que un testigo efectivamente debe ser investigado por falso testimonio. Es un testigo que ha preparado el doctor Adolfo Bertini, abogado defensor de Milani. La Cámara ha determinado que se lo investigue porque evidentemente ha mentido, y ha mentido para defender la postura de Milani. Nuestra familia ha redoblado su lucha desde hace dos años, cuando recién tomamos conocimiento de todo lo que había estado oculto para nosotros, de todo lo que él había ocultando, la justicia había sido lenta y había mantenido ese expediente quieto, sin moverlo, el capitán Esteban Sanguinetti vivía tranquilamente en España, nunca había sido citado a declarar. Nuestra lucha, acompañada por nuestras abogadas y por los organismos de derechos humanos que defienden los derechos humanos de ayer y de hoy, se ve fortalecida, esa lucha se ve fortalecida. Por supuesto que vamos a redoblar nuestro pedido de justicia. Con Milani como jefe del Ejército o con Milani retirado, no vamos a cesar nuestro pedido de justicia. Tiene que comparecer, tiene que dejar actuar a la justicia, y la justicia tiene que dejar de dilatar la causa para que al final tengamos justicia", dijo Graciela Ledo.

Las amenazas

Ledo ratificó que ayer mismo, luego de la renuncia de Milani, se recibió un llamado intimidatorio en la casa de la madre de las abogadas Reinoso. "Nuestras abogadas querellantes son dos hermanas, junto con la doctora Adriana Mercado Luna. En la casa de la madre de las doctoras Reinoso recibieron un llamado. Un hombre saludó y dejó de fondo una marcha militar. Esto es una amenaza evidente, más o menos como las amenazas que nos hicieron en diciembre de 2013 a nosotros. Con el fondo de una marcha militar, también nos dijeron que nos dejemos de joder con Milani porque ellos ganaron la guerra. Así, con esas palabras. Es una amenaza y como tal la tomamos y la denunciamos. También denuncié ante todos los medios hoy que hay una amenaza hacia las doctoras. Esto tiene que ver con que Milani deja un aparato de inteligencia militar totalmente fortalecido y aceitado, con tecnología de primer nivel, con un presupuesto elevadísimo y con muchísima gente de inteligencia", aseguró Ledo.

Luego de la sorpresa inicial, la familia Ledo se prepara para seguir su larga lucha de 39 años. Marcela Brizuela de Ledo, la mamá de Alberto, apenas si puede caminar por la artrosis que la aqueja. Sin embargo, cada jueves, se la puede ver en la Plaza 25 de Mayo de La Rioja. Aunque solo pueda sentarse en un banco, sigue siendo su manera de exigir verdad y justicia.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario