22 jul. 2015

Hospital Penna en CABA
(Por La Retaguardia) En nuestro país el aborto es legal cuando el embarazo es producto de una violación o cuando pone en riesgo la salud o la vida de la mujer. Para garantizar ese derecho, desde diciembre de 2014 el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires provee de medicación para realizar la práctica del aborto de manera ambulatoria en los centros de salud, en aquellos casos contemplados por la ley. Pero siempre aparecen barreras que impiden que las mujeres puedan acceder al derecho.Een diálogo con Oíd Mortales, el programa que conducen Cristina Varela y Luis Angió y que se emite por Radio La Retaguardia, la médica generalista Analía Bruno nos detalló una de tantas situaciones en las que los profesionales de la salud deben luchar para que se cumpla la ley, esta vez, en los centros de salud del área programática del Hospital Penna.

Analía Bruno detalló la situación: "desde diciembre del año pasado, los centros de salud de la ciudad tienen disponibilidad para llevar a cabo tratamientos de abortos medicamentosos de manera ambulatoria en situaciones legales de interrupción del embarazo. Es medicación que llega por el Ministerio de Salud de la ciudad. A principios de junio de este año, el director del Hospital Penna consideró que eso no podía resolverse en el primer nivel de atención, sino que tenía que ser solo en el hospital y baja una directiva en la que prohíbe que los centros de salud puedan hacer esta práctica. Pasamos un mes en esta situación y finalmente el 1 de julio tuvo que levantar la prohibición porque es algo que va más allá de la decisión de un director de un hospital; tiene que ver con una reglamentación incluso nacional, es algo que está estipulado en el Código Penal, la primera ley que tiene que aplicarse. La evidencia científica dice que esto puede ser algo que se puede atender de manera ambulatoria en el primer nivel de atención, por lo tanto, no había ningún tipo de razón para la prohibición".

—Oíd... mortales: ¿Cuál era el argumento por el cual decía que los centros de atención primera no podían hacer este tratamiento?

—Analía Bruno: Ninguno, no daba ningún argumento.

—OM: ¿De dónde suponen que podría venir?

—AB: Tiene que ver con abuso de autoridad, decisiones arbitrarias jerárquicas. Él lo explicaba de esta manera: él era el que decidía estas cosas. Lo que hay que rescatar de este conflicto es que los profesionales de la salud estamos organizados en la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, que nace hace diez años a partir de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Somos 400 profesiones de 13 provincias; seguimos creciendo, día a día llegan adhesiones a la red, que fueron un gran apoyo para revertir una decisión, un modo de ejercer la autoridad del hospital. Otra cosa interesante es que a partir este conflicto, que fue solo en el Penna, hubo, desde el Ministerio de Salud de la ciudad, un memo que se dirigió a todos los hospitales diciendo cuál era la normativa vigente en la ciudad con respecto a interrupciones legales del embarazo y actualizando esa información que no suele ser muy visible. Fue también un paso adelante en la lucha por garantizarles los derechos a las mujeres.

—OM: ¿Cuánto tiempo hace que está en el cargo el director?

—AB: Es relativamente nuevo.

—OM: En general, el área programática del Penna es la más fuerte, un área con una visión mucho más abierta, de avanzada.

—AB: Esto fue a contracorriente del laburo de muchos años de los equipos.

—OM: ¿Cómo está la situación hoy?

—AB: Son difíciles las condiciones de trabajo en general en las ciudad. El CeSAC N° 32, del que formo parte, es un lugar muy pequeño, lo que está ampliado es gracias al esfuerzo de los trabajadores y de la comunidad. Es un lugar de 35 metros cuadrados.

—OM: Es un departamento de un ambiente...

—AB: Menos. Estamos día a día luchando en muchos frentes.

—OM: ¿Dónde está ubicado?

—AB: En Nueva Pompeya, en el denominado Barrio Charrúa, donde se hace la tradicional fiesta de la Virgen de la comunidad boliviana.

—OM: Un lugar donde debe haber muchas necesidades primarias de salud.

—AB: Sí, por supuesto. Lindamos con la villa 1-11-14, la villa más grande la ciudad. Es un lugar que merecería tener otras condiciones. Tiene 20 años de historia y de mucha voluntad de los trabajadores que durante ese tiempo pasaron por ese lugar.

—OM: ¿Cuántos trabajadores hay allí?

—AB: Alrededor de 20. Somos pocos porque es un lugar muy chico. No siempre estamos todos juntos. Los días que tenemos reunión de equipo nos sentimos en el colectivo 60.

—OM: Tienen que salir a la calle, cortar la calle.

—AB: Hemos tenido diversas estrategias. Es importante en este momento celebrar el lanzamiento del Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal de embarazo. Es una actualización del Protocolo de aborto no punible del Ministerio de Salud de la Nación que, como tenía su última actualización previa al fallo "F. A. L." de la Corte Suprema de Justicia, se actualiza en abril de 2015. Toma el fallo de la Corte, pero tiene otros apartados que nos dan un paso en esta lucha que tiene que ver con considerar la interrupción del embarazo como un derecho, porque así lo dice su título; antes solo se mencionaba como la guía de aborto no punible. Hay un cambio simbólico hasta en cómo se está mencionando la problemática. Habla de personas, porque está incorporando también a las varones trans con posibilidad de embarazarse y que pueden solicitar la interrupción del embarazo. Habla de que la decisión de la mujer en estas circunstancias es incuestionable, da valor a la autonomía que las mujeres que tenemos que tener en estas circunstancias de nuestra vida; también le da mucho valor a la autonomía de las adolescentes. Es una herramienta que hay que seguir difundiendo, viralizando, así se conoce cada vez más y se lleva a la práctica. Facilita mucho la tarea también, hay que darle ese valor. Es un documento que clarifica mucho, cuál es la normativa y qué es lo que podemos hacer y, sobre todo, qué es lo que podemos hacer desde el primer nivel de atención, porque como que somos los protagonistas en este tema. Los obstáculos, en general, están en el segundo nivel, entonces, está bueno que el primer nivel de atención de todo el nivel se apropie de esta herramienta y que la lleve a la práctica, porque facilita el trabajo, da letra y nos da una espalda.


0 comentarios:

Publicar un comentario