15 jul. 2015

(Por RNMA) En el Enredando las mañanas del jueves 16 de julio repasamos una entrevista realizada por Luis Angió en su programa ¡OTRAS VOCES…OTRAS PROPUESTAS! a Carla Castelo, trabajadora de prensa de Radio Nacional, sobre el conflicto sindical que se viene desarrollando en ese medio público, y que originó un paro de actividades y una pelea entre los propios trabajadores. En este sentido, Castelo se refirió al enojo con los conductores que decidieron no adherir a la medida de fuerza.

La mayoría de los trabajadores de las distintas emisoras que Radio Nacional tiene a lo largo de todo el país llevó adelante un paro, primero de 24 horas, y luego de 48, en reclamo por mejoras salariales y  condiciones laborales, ya que muchos empleados están contratados y su situación es precarizada.
La última medida de fuerza se llevó adelante el lunes y martes siguiente a las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que el domingo a última hora un grupo de conductores de la radio grabó un programa sobre el tema para emitir durante una de las jornadas de paro a modo de “falso vivo”. Esto generó el repudio de los trabajadores que en el marco de una asamblea los declaró personas no gratas.
Al respecto, Carla Castelo, periodista de Radio Nacional, expresó: “el conflicto viene desde hace meses. Las autoridades no reciben a los dirigentes gremiales, la gente del interior que es la más afectada por el tema de los contratos y la precarización vino tres veces y no fue recibida. Ante esta situación, que era bastante alarmante, nosotros decidimos hacer un paro el jueves anterior a las elecciones porteñas. La medida fue llamada por todos los sindicatos, lo cual es algo que en Radio Nacional no pasa comúnmente, de hecho no pasó en otros paros; es la primera vez en diez años por lo menos que los trabajadores de todos los sindicatos paramos, y en la mayoría de las emisoras del país. Paramos el jueves; no llamaron a conciliación obligatoria, el lunes y el martes posteriores a las elecciones porteñas se había declarado el paro de 48 horas, y el domingo a la noche algunos integrantes de Radio Nacional, algunos conductores junto a las autoridades, decidieron armar un programa especial para pasar el lunes a la mañana que era el día del paro”.
En este sentido, Castelo dio cuenta de la sorpresa que esta actitud provocó en los trabajadores: “fueron periodistas que son los referentes de muchos de nosotros, que somos kirchneristas, y terminaron haciendo una cosa así, que para nosotros fue una carnereada absoluta, nos sorprendió tanto, nos dolió tanto que saltamos en las redes sociales y durante la asamblea se los declaró personas no gratas a los que habían realizado esto. Ellos son Roberto Caballero, Hernán Brienza, Cynthia García y Ari Lijalad. Esto tomó mucha dimensión en muchos lugares, y lo que yo siento y lamento más es que como los medios hegemónicos toman esto para pegarle al gobierno, el cuestionamiento es hacia los trabajadores de la radio, como que le damos pasto a los medios hegemónicos para que critiquen al gobierno, cuando en realidad las autoridades podrían haber llamado a conciliación obligatoria o por lo menos atenerse al paro y no generar este conflicto que ahora está agudizado porque los trabajadores estamos enojadísimos”.
Durante la charla con Carla Castelo se escuchó un fragmento de una entrevista efectuada por Víctor Hugo Moralesen su programa La Mañana, por Radio Continental y que además que tiene un programa de música en Radio Nacional, a Roberto Caballero:
-Víctor Hugo Morales: Que Clarín se sirva de una información en la cual se cuestiona el procedimiento de personas como las que acabo de mencionar a mí me rompió el corazón, porque es servirles un centro a los más impresentables que existen.
-Roberto Caballero: Me parece que estamos siendo de algún modo objeto, blanco de una mafia en Argentina que es la mafia de Héctor Magnetto, yo esto lo quería inscribir en algo más amplio que tiene que ver con el secuestro virtual que sufrió Sandra Russo, que tiene que ver también con una acusación contra mi mujer, Cynthia Ottaviano, como organizadora del posporno en Ciencias Sociales, algo que después fue desmentido por la propia UBA, y me parece que a esto hay que inscribirlo en una cosa más amplia, que tiene que ver con atacar, difamar, aislar socialmente a aquellos que de un modo u otro venimos dando pelea por la democratización de la comunicación y contra los monopolios en la Argentina, me parece que nos quieren asociar a lo horrible, a lo injusto, nos quieren asociar de algún modo a aquello que es detestable cuando en verdad nosotros tenemos una trayectoria y la hemos puesto, como vos sabes y formas parte de eso, al servicio de una comunicación no monopólica. Yo sigo creyendo que los monopolios en la Argentina conspiran contra la democracia, me parece que el Grupo Clarín conspira contra la democracia, y la verdad lo único que tengo para decir en relación a esto es que yo no pienso callarme, yo pienso seguir haciendo lo mío, me han demostrado que les molesta y cuanto más les molesta más me afirmo en lo que creo.

Al respecto, Castelo manifestó: “creo que nosotros no le dimos pasto a nadie y que justamente fueron ellos, las autoridades por un lado y los periodistas por el otro, que se prestaron a carnerear el paro los que le terminaron dando letra a los medios hegemónicos, a Clarín o a quién sea. La cuestión es que el kirchnerismo reivindica la lucha de los trabajadores, el derecho de los trabajadores a paritarias anuales, el derecho de los trabajadores a huelga, y nosotros nos atenemos a eso. Cristina dice que nos empoderemos de la defensa de nuestros derechos y yo hago eso; realmente que a mí me digan que yo conspiro con los medios hegemónicos me duele horrendamente, porque además son los conductores que ganan mucha más plata que nosotros los que tienen espalda para decirle que no a las autoridades, y no el contratado que gana 5 lucas en Santa Fe que no puede hacer ni siquiera un paro y se tiene que callar la boca porque tiene miedo de perder el trabajo (…). Algo que pasa muy seguido, y no solo en Radio Nacional o en el kirchnerismo, es que los conductores se solidarizan con los conductores, con sus pares, y en definitiva cuando ven que sus amigos son llamados personas no gratas se solidarizan con ellos, nosotros pasamos a ser como los que le dimos pasto al enemigo. Yo no estoy de acuerdo con eso, pero es la posición de Víctor Hugo”.
En este punto, la trabajadora de prensa se refirió a la necesidad, dentro del espacio kirchnerista, de permitirse el disenso: “en Radio Nacional hay muchos kirchneristas y otros que no, poder disentir dentro del kichnerismo no me parece mal, me parece que tenemos que aprender a disentir y mucho más en este momento en que Cristina va a salir del gobierno, que viene otro gobierno, que todos los trabajadores de los medios públicos nos sentimos muy expuestos porque no sabemos lo que puede pasar, entonces me parece que ellos deberían solidarizarse con nosotros y no justamente demonizarnos. También nos corren con esto de que ahora se va a elegir a dos modelos de gobierno, y la gente que hace paro o la gente que está de acuerdo con el paro no va a votar a Macri, me parece que en eso se manipula mucho para que nos quedemos en definitiva callados, no defendamos nada y dejemos que los trabajadores precarizados sigan en esa situación y puedan ser despedidos en cuanto cambie el gobierno, o ahora mismo, no lo sabemos”.
Durante estos días de conflicto, Carla Castelo tuvo un enfrentamiento en particular con Hernán Brienza: “tuve una pelea directa con él porque yo publiqué en mi muro de facebook, cuando estaba muy enojada, que ellos habían carnereado el paro y yo me había sentido muy decepcionada por Brienza; y él en su muro me etiquetó y me insultó muchísimo y además recordó una anécdota que no es que sea falaz sino que él lo dice como le conviene, cuando mi viejo (Adolfo Castelo) estaba enfermo de cáncer, y me pareció muy bajo, además los seguidores de Brienza me insultaron muchísimo y fue muy duro, pero también creo que en el kirchnerismo se tiene que dar cierta capacidad de poder discrepar sin que nos caguemos a insultos, me parece que esto no ayuda a nadie, no le aporta nada a nadie y después todos salen a hacerse las víctimas, y yo realmente me sentí muy dolida por ese posteo y por todo lo que dijeron, lo denuncié en facebook como acoso, entonces se lo censuraron a Brienza y él salió a decir que se lo censuraban los poderosos, y realmente no creo que sea así, me parece que los poderosos se ocupan de cosas como las que descubrió Julian Assange de Wikileaks, no de nosotros, entonces la manipulación de la información no me gusta y lo de Brienza me duele personalmente”.
En cuanto a cómo se encuentra actualmente el conflicto, Castelo explicó: “se ha llamado a una conciliación obligatoria para los próximos días, y estamos a la espera de esa conciliación, tratando de difundir el conflicto, que la gente sepa, entienda que no es contra el gobierno; entre otras cosas me han dicho que era como cuando los ferroviarios quisieron hacerle un paro a Perón y Evita. Pero no tiene nada que ver un paro de transporte, no se puede ni comparar con un paro en una radio, me parece que en ese sentido se manipula la información como para que nosotros quedemos muy mal parados. Nosotros estamos esperando, estamos muy unidos, estamos enojados, dolidos, decepcionados con algunas de las figuras que por lo menos a mí me representaban, pero estamos en pie de lucha”.

DESCARGAR O ESCUCHAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario