27 jul. 2015

(Por Ángel Fernández Schejtman para La Retaguardia) Quien firma esta nota realiza el programa Paraguay Vive en Radio La Retaguardia, todos los jueves a las 19 hs. Es argentino, pero en su juventud militante logró escapar a Paraguay, cruzando por Formosa. Allí fue apresado por la dictadura de Stroessner y permaneció como preso político, por lo que es querellante en causas contra el Estado en ese país.
Asiste al juicio oral y público por la Masacre de Curuguaty. Aquí su crónica tras el día 1.

Hoy se realizó la primera audiencia pública de llamado Caso de la Masacre de Curuguaty. Esta audiencia que fuera suspendida en varias ocasiones, cambiando su sede por distintas razones invocadas por el Ministerio Público Fiscal, finalmente tuvo su inicio en el Palacio de Justicia de la Ciudad de Asunción, bajo rigurosas medidas de seguridad.
Al efecto que los Observadores, tanto nacionales como internacionales, pudieran seguir las instancias del juicio, se armó un espacio en la plaza frente al palacio de Justicia, con pantalla gigante, equipos de sonido y una fuerte custodia policial.
En ese recinto semiabierto, se agruparon algunos pocos familiares, y un número ínfimo de militantes. Mientras dentro del recinto se puede destacar la presencia de Nora Cortiñas, (Madres de Plaza de Mayo- Línea Fundadora), quien acompaña el desarrollo del juicio apoyando y observando que el mismo se lleve de acuerdo a las reglas del debido proceso, en especial de los Derechos de los Campesinos, victimas y acusados de victimarios.
Fue al comienzo mismo del proceso, que una desagradable e inesperada solicitud de uno de los imputados, dejó al colectivo de Observadores, los abogados defensores, y quienes lo seguían dentro del recinto confundidos y atribulados: fue la manifestación de disconformidad con el actuar de sus abogados, renunciando a su acompañamiento y solicitando ser asistido por la Defensa del Ministerio Público de la Defensa, o sea por un defensor oficial. Asimismo hicieron [email protected] los imputados.
Esto obligo a suspender el juicio, ya que el defensor Oficial manifestó que por el número de personas que debía representar se le hacia imposible asegurar el debido proceso.
Por este motivo, al contrario de lo que tal vez especularon algunos de los Campesinos, de que seria razón suficiente para "ganar" tiempo logrando una suspensión de mayor plazo, el Juzgado decidió que se continúe con el proceso en el día de mañana.
Esta decisión fue sorpresiva, sin haberla anticipado ni a sus abogados, con quienes los imputados habían estado en comunicación constante, en especial ante la proximidad del Juicio, tiene una gran variedad de interpretaciones.
Sabemos que en estos momentos hay reuniones entre el Grupo de Observadores, Militantes y Grupos de apoyo a fin de tener alguna comunicación con [email protected] Campesinos, para saber que estrategia seguir.
Es interpretación de este cronista, que estamos ante una jugada perversa y magistral de parte del Poder Judicial del Paraguay, que consigue varios objetivos: uno, sacar del medio a los Abogados Defensores, quienes estaban poniendo en jaque a fiscales y jueces; otra, desmoralizar a la Sociedad Civil, y dar un mensaje hacia la ONU, que en voz de la directora de derechos humanos para la región, quien había amonestado al Estado Paraguayo por suscribir y no cumplir los pactos internacionales, demostrando que las Victimas de esta injusticia, confían más en el Estado que los encarcela y re victimiza.
Como dice un alto Profesional del Derecho: en Paraguay, la sorpresa es que esto no haya pasado antes.
Por ahora hasta acá las novedades, hoy de tarde sigue una audiencia sobre una imputada Campesina que al momento de los hechos era menor de edad.

0 comentarios:

Publicar un comentario