19 jul. 2015

El ex presidente de Paraguay,
Fernando Lugo.
(Por La Retaguardia) El inicio del proceso está previsto para fines de julio luego de 3 suspensiones previas. Allí se juzgarán los hechos ocurridos el 15 de junio de 2012, conocidos como la Masacre de Curuguaty, en el que fueron asesinados 11 campesinos y 6 policías. A partir de esos hechos, el por entonces presidente Fernando Lugo fue sometido a un juicio político exprés y separado de su cargo. Sin embargo en este juicio están acusados, sin ninguna prueba condenatoria, campesinos únicamente por la muerte de los efectivos, bajo delitos como “homicidio tentado”, “Invasión de inmueble ajeno” y “asociación criminal”. Aquí el testimonio de Lugo en diálogo con el programa Paraguay Vive, que conduce Ángel Fernández Schejtman y se emite los jueves a las 19.

El 15 de junio de 2012, más de 300 policías del Grupo de Operaciones Especiales y de los cuerpos de elite de la Policía Nacional ingresaron a las tierras “Marina Kue”, ubicadas en el distrito de Curuguaty, del departamento de Canindeyú. El objetivo era desalojar un campamento campesino, integrado por más de 60 personas, que se encontraba ocupando estos terrenos. El violento operativo incluyó heridos, detenidos, torturados y fusilados: 11 campesinos y 6 policías fueron asesinados.
La investigación de lo sucedido quedó en manos de la Fiscalía de Curuguaty, la misma que había ordenado el desalojo. En pocos días presentó los resultados, acusando solo a campesinos por la muerte de los efectivos policiales y no dando ningún tipo de información sobre los campesinos asesinados.
Así es como Rubén Villalba, Felipe Martínez, Adalberto Castro, Néstor Castrol, Luis Olmedo, Arnaldo Quintana, Lucía Agüero, Fani Olmedo, Dolores López Peralta, Alcides Ramón Agüero y Juan Carlos Tillería llegaron a esta instancia de juicio siendo los únicos acusados, imputados por asociación criminal e invasión de inmueble.
Una semana después de la masacre, el por entonces presidente paraguayo Fernando Lugo fue destituido y asumió su vicepresidente Federico Franco.
En el programa Paraguay Vive que conduce Ángel Fernández Schejtman y se emite por Radio La Retaguardia, se repasaron estos hechos y se recordó una entrevista realizada a Lugo pocos meses después de la separación de su cargo a través de este juicio político exprés.
En este diálogo se le consultó sobre la injerencia de Estados Unidos en estos hechos de 2012: “la cuestión del golpe de Estado parlamentario, materializado el 21 y 22 de junio, fue la 24ª vez que se hablaba en el parlamento nacional. Cuando asumimos el 15 de agosto de 2008 se decía que no íbamos a durar 3 meses, en noviembre dijeron Navidad, después dijeron marzo de 2009, y ya en ese momento hay una información de la embajada norteamericana a través de wikileaks en la que se hablaba de la gestión de un golpe de Estado al presidente Lugo; 23 veces se proyectó. Sin ninguna duda desde 2009 la embajada norteamericana tenía conocimiento, se suele decir que en Estados Unidos no hay golpe de Estado porque no hay embajada norteamericana. Yo creo que muchas de las cosas que pasan en Paraguay no se hacen sin la anuencia y el respaldo, por lo menos, del norte. Y acá hay una lucha de hegemonía regional sobre el país, Paraguay es un enclave en la región y yo creo que aquel primer encuentro que hemos tenido con el presidente Obama en Trinidad y Tobago, que también generó mucha expectativa, ilusión, esperanza de que cambiaría la política hacia América Latina, yo creo que el país del norte hay ciertas cosas que no olvida que le ha hecho América Latina en los últimos años, como no permitirle el proyecto de integración del ALCA, que fue enterrado en Mar del Plata, y otros proyectos para con la región y el país, y no pueden aguantar que haya una región integrada por eso ahora hay que debilitar al Mercosur, a la Unasur, y creo que nosotros apostamos por la integración regional, Mercosur, Unasur, creo que son medidas y opciones de política exterior que marcaban la diferencia con regímenes anteriores en Paraguay”, expresó el presidente paraguayo destituido.
Respecto a la masacre de Curuguaty, Lugo expresó en aquella oportunidad que “es un tema emblemático, nosotros dijimos que allí iba a haber 3 filones de investigación, uno iba a ser la fiscalía, otro la policía y el tercero los grupos campesinos,. Nosotros que éramos gobierno no queríamos un informe oficial para blanquear una masacre de esa naturaleza, y estábamos conformando un grupo de personas notables, incluso con organismos internacionales, para que nos aclare qué pasó realmente en Curuguaty, hasta hoy hay un manto de olvido y silencio sobre esa Masacre, creemos que algún día sabremos lo que realmente ha pasado en esa triste masacre donde policías y campesinos han perdido la vida, y creemos al mismo tiempo que más temprano que tarde la verdad no puede ser tan escurridiza como dice la filosofía de dejarnos esperar tanto tiempo para conocer la verdad”.
Resulta difícil creer que a partir del juicio que se iniciará a fines de julio, si no se produce una nueva suspensión, se conocerá la verdad. Solo será juzgado, sin pruebas determinantes, un grupo de campesinos por la muerte de los policías. Nada se ha avanzado realmente en la investigación de los asesinatos de las 17 personas que perdieron la vida en el marco de la Masacre de Curuguaty, ni tampoco del golpe de Estado parlamentario contra Fernando Lugo, tal como él mismo lo definió en diálogo con Paraguay Vive.

0 comentarios:

Publicar un comentario