23 ago. 2015

El Consejo Superior de la UNS
suspendió a Montezanti
(Foto: juiciobahiablanca.wordpress.com)
(Por La Retaguardia) En Oral y Público repasamos y actualizamos junto a Mauro Llaneza, integrante de FM de la Calle, radio hermana de Bahía Blanca, la situación caliente que se vive en esa localidad con respecto a los juicios por crímenes de lesa humanidad. El tercer tramo por los delitos cometidos por la Armada durante la última dictadura cívico militar, el accionar del Poder Judicial local para impedir que avancen nuevas causas y algunas modificaciones que podrían revertir este escenario. Días después de esta charla, el presidente de la Cámara Federal de Bahía Blanca, Néstor Montezanti, fue suspendido de sus tareas académicas en la Universidad Nacional del Sur (UNS), ya que su nombre figura en los archivos de personal civil de inteligencia. En los próximos días deberá presentarse a indagatoria en la causa Triple A.

El tercer juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en Bahía Blanca se encuentra en su etapa de alegatos. En este tramo se está juzgando a represores que pertenecen a la Armada Argentina y a las fuerzas subordinadas, que actuaron desde la Base Naval Puerto Belgrano, sede del Comando de Operaciones Navales. También están imputados integrantes del Ejército, el Servicio Penitenciario y la Policía bonaerenses.
“Este juicio pone el eje en la Armada argentina, justamente en el Comando de Operaciones Navales que funciona en la Base Naval Puerto Belgrano, con su centro clandestino que funcionó en el Buque ARA 9 de Julio, y también el de Baterías, además de otros que articularon y trabajaron en forma conjunta con otras fuerzas, porque también aquí hay integrantes del Ejército, de la Policía Bonaerense, de la Prefectura Naval que son parte de los acusados; menos de los que debieran estar por supuesto, muchos fueron quedando en el camino, de hecho arrancaron 25 y ya son 23 por distintas razones de salud, y uno murió horas antes del inicio del debate”, explicó Manuel Llaneza, integrante de FM de la Calle, en diálogo con Oral y Público.
El 10 de agosto, los fiscales José Nebbia y Miguel Ángel Palazzani comenzaron a desarrollar su alegato. Al respecto, Llaneza especificó: “iniciaron con un repaso en principio muy por arriba del contexto histórico, dando por sentado todos los debates que hay acumulados, pero marcando algunos puntos que son insoslayables y que se repiten en cada uno de estos debates, me refiero al rol de La Nueva Provincia. Tengamos en cuenta que en este juicio en particular se están juzgando los secuestros y homicidios de los dos obreros gráficos de La Nueva Provincia (Miguel Ángel Loyola y Enrique Heinrich) por lo que hubo testigos y mucha prueba que estuvo directamente relacionada con ese accionar, más allá de que cuando se habla de lesa humanidad en Bahía Blanca es inevitable llegar a la familia Massot al momento de analizar esos hechos. También hubo un particular párrafo para el rol de la Iglesia y específicamente con los capellanes, se mencionaron algunos casos de la Armada, y de cómo esta fuerza tenía al igual que el Ejército específicamente regulado cuál era el rol de los capellanes, de los sacerdotes, cómo se determinaban en la guerra psicológica, y también este contraste con lo que fue la Armada en sus orígenes vinculando a la gesta de la Revolución de Mayo de 1810, a la Independencia, y el contraste con 1955 y el golpe de Estado, el bombardeo de la Plaza de Mayo, con Bahía Blanca lamentablemente aportando también un punto de partida de aquellos aviones, de aquel bautismo de la fuerza aérea naval, y también por supuesto el rol de la tortura y de la cobardía absoluta en la ejecución de militantes en la década del ’70, y a partir de allí la descripción más puntual de lo que era cada una de las fuerzas de tareas que actuó en esta región en particular y ya llegando a describir algunos de los hechos. El alegato va a continuar recién dentro de 15 días”.
En este sentido, Llaneza remarcó que en Bahía Blanca, los procesos de enjuiciamiento por delitos de lesa humanidad vienen funcionando hace varios años, casi sin inconvenientes, con algunas falencias que se repiten también en otros juicios del país: “la lentitud de las audiencias que se hacen cada 15 días, los milicos en prisión domiciliaria en su gran mayoría, sobre todo en los casos de Marinos, pero que vienen transcurriendo aún a paso lento los debates orales con aquel tribunal que comenzó a juzgar a los represores del V Cuerpo de Ejército en el año 2011, y ahora estamos en un tercer tramo que inició su etapa de alegatos”.

Justicia cómplice

En los últimos meses se han conocido varias informaciones que tiene a la justicia bahiense como protagonista. Así lo confirmó Llaneza, quien señaló que actualmente existe un debate muy fuerte respecto al propio funcionamiento del Poder Judicial federal en la jurisdicción: “tenemos un nuevo juez subrogante en uno de sus juzgados federales que es Alejo Ramos Padilla, que ha dado sin dudas un aire renovado al avance de estas causas, y con una fuerte disputa también respecto de aquellos elementos que constantemente oponen resistencia al avance de estas causas. Hay una figura en particular que hoy está en el eje de estas cuestiones que es la de Néstor Luis Montezanti, que es el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, del que ya sabíamos hacía tiempo de su vinculación ideológica con aquel sector represor, desde hace menos tiempo sabemos que efectivamente fue personal civil de inteligencia en el Destacamento 181 de nuestra ciudad, y ya hace algunos años se empezó a denunciar concretamente sus vínculos con la Triple A, por ejemplo en instancias como la Universidad Nacional del Sur (UNS)”. Montezanti fue suspendido de sus funciones docentes en la UNS la semana pasada.
Según explicó Llaneza a Oral y Público, Montezanti cuenta con mucho poder en Bahía Blanca pero este mes de agosto comenzó mal para él y puede terminar peor: "el 25 tiene que estar dando explicaciones en la Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura, y el 27 fue citado a indagatoria por Ramos Padilla en la causa de la Triple A, o sea hay una imputación concreta por aquellos vínculos con la Triple A, por su rol como personal civil de Inteligencia y también por un caso puntual del secuestro y torturas padecido por un militante de la Juventud Peronista, y en esa misma investigación tenemos 5 detenidos por la causa de la Triple A, personajes que estaban vinculados a los jefes de las bandas parapoliciales que fueron 2 referentes máximos, hoy fallecidos impunes, el ex diputado del peronismo ortodoxo Rodolfo Fito Ponce, que era el titular de la CGT aquí, y Remus Tetus, el interventor de la Universidad, que se llevó a varios de los matones de Ponce como fuerza de seguridad, los contrató formalmente por la Universidad, y 5 de ellos que sobreviven ya están detenidos y dando explicaciones ante la justicia”.

Massot

El director del diario La Nueva Provincia fue beneficiado en marzo de este año por el juez de Bahía Blanca Claudio Pontet, que le dictó la falta de mérito en la causa en la que era investigado por los secuestros, torturas y muertes de los obreros gráficos Miguel Ángel Loyola y Enrique Heinrich. Este tipo de dictamen no implica que Vicente Massot haya sido sobreseído por lo que es posible continuar investigando su accionar durante el Terrorismo de Estado. Sobre esta situación, Mauro Llaneza expresó: “en Bahía ha cambiado el funcionamiento de la justicia y cómo operó toda una maniobra orquestada casi al detalle para mover al juez que había avanzado incluso con la indagatoria en dos ocasiones, y una tercera declaración ‘espontánea’, que fue la primera que tuvo Massot en el juzgado, que fue el doctor Álvaro Coleffi, que terminó expulsado de la justicia justamente con una intervención de Montezanti, que estaba excusado en esta causa pero habilitó esa tarea en Superintendencia, para decirlo técnicamente, para decir que habían perdido toda confianza en este juez subrogante y lo echó directamente, era secretario del Juzgado Federal Nº 1. Con la intervención del Consejo de la Magistratura, el secretario subrogante Santiago Ulpiano Martínez y quien lo siguió en esta causa cuando también fue corrido de la investigación, que fue un abogado de la matrícula de Bahía, Claudio Pontet, ambos fueron apartados de estas investigaciones y queda allí latente una posibilidad de que se cuestione lo actuado por este magistrado. Desde la fiscalía ya se lo ha hecho por lo menos públicamente, con este otro cúmulo de causas y presentaciones, y otros que se fueron dando, es indudable que ahí habrá que ver, tendrá que tomar la justicia una valoración si efectivamente todo lo actuado por aquel juez que fue apartado en los casos en que intervino el Consejo de la Magistratura, si tiene validez o no. En el caso de Coleffi, que es quien más investigó y estaba a punto de tomar una determinación respecto de su situación procesal, Alejo Ramos Padilla deberá ver si cuenta con las herramientas suficientes como para revertir esa situación,  o el mismo Consejo. Los cierto es que las pruebas están, lo que hubo fue una valoración muy a la medida de Massot para poder llegar justamente a la falta de mérito”.

Armada

Aprovechando la presencia también de Víctor Basterra, sobreviviente de la ESMA, en el aire de Oral y Público, se le consultó tanto a él como al integrante de FM de la Calle sobre la posible coordinación y vinculación entre los integrantes de la Armada y Base Naval que operaba en Bahía Blanca y la misma fuerza que actuaba en la Escuela de Mecánica.
“En su momento, un suboficial de la Armada Julio Fernández me comentó que él había andado por Bahía, había hecho un comentario, y que había sido interventor en una facultad.  No sé si vivirá, yo tendría 34 años y él me llevaba unos 7 años. Por otro lado, a Rodolfo Ponce yo le hice un carnet de portación de armas, una falsificación que se había hecho en la ESMA del Renar (Registro Nacional de Armas)”, recordó Basterra, en alusión a las tareas de mano de obra esclava realizadas en ese lugar de muerte. 
“Esa información la he leído en la causa, está valorada también como prueba en esa investigación”, agregó Llaneza en relación a los dichos de Basterra. En cuanto a los vínculos, Mauro enumeró: “pienso en las visitas del propio Massot a la ESMA, la presencia de los máximos jerarcas de la Armada en Puerto Belgrano, y algunos casos de víctimas que han pasado por los dos centros clandestinos de detención. Si no me equivoco, aquí estaba el centro neurálgico de lo que era la represión de la Armada por lo cual es muy habitual ver este tipo de nexos con lo que era la represión en otras jurisdicciones donde actuaba”.

El alegato de la fiscalía en el tercer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en Bahía Blanca continuarán este lunes y martes. En tanto, las querellas y las defensas alegarán los días 1, 2, 22 y 23 de setiembre. Las audiencias se llevan adelante en los tribunales ubicados en Colón 80 de Bahía, a partir de las 9 de la mañana.

0 comentarios:

Publicar un comentario