8 ago. 2015

(Por La Retaguardia) Según dice la sinopsis de la película en su sitio oficial: Cuando la metrópolis promete oportunidad de progreso nos aglomeramos obnubilados por su brillo y magnitud. Propietarios, inquilinos, okupas, personas en situación de calle o en hoteles pensión, pobres, ricos, provincianos, porteños, campesinos, argentinos, extranjeros conviven en la ciudad. La padecen, la viven, la sueñan. La transitan en busca de refugio. Vanina y Cecilia, o las Hermanas Sánchez, realizadoras de este documental sobre la vivienda en la ciudad de Buenos Aires, fueron entrevistadas en el programa Mis Hijos Están con el Padre, que se emite por Radio La Retaguardia.

Vanina y Cecilia, realizadoras de este documental que analiza el problema de la vivienda en la ciudad de Buenos Aires, vinieron de Trenque Lauquen y Bolívar respectivamente.
Se extrañan ante la situación al punto de llevar a cabo la producción de un documental con 0 pesos (recibieron subsidio del INCAA pero para la postproducción) siendo dos chicas del interior que llegan a la ciudad. ¿Quienes habitamos Buenos Aires lo tenemos naturalizado? Al parecer muchos de nosotros sí.
En El nido urbano vemos:
Gente que llega a vivir en un hospital psiquiátrico por no tener otro lugar.
Gente viviendo en la calle.
Gente que alquila.
Gente que se mete en un crédito. ¿se mete? ¿meterse en? Sí.
Gente que desaloja gente.
Gente que okupa.
Gente que se asocia en cooperativas para construir su propia casa. El MOI (Movimiento de Ocupantes e inquilinos) trabaja de esta forma.

Dice Cecilia: "todos quedan enamorados del MOI cuando ven el documental. De esta manera gente que ni siquiera podía alquilar consigue encontrar contención en una organización y además logra tener su casa, es increíble. Ellos construyen sus viviendas desde una mirada de propiedad colectiva. Dentro del movimiento funcionan cooperativas de herrería, de carpintería, etc. que van realizando los distintos trabajos necesarios. Néstor, presidente del MOI, señala “la cooperativa es un pedazo de suelo robado al mercado”. Es muy valioso, pero no hay que olvidar que el estado debería garantizar el derecho a la vivienda.
Vanina: Según el gobierno de la ciudad habría entre unas 1.000 y 2.000 personas aproximadamente viviendo en la calle (dato del 2009/10). Según organizaciones como Proyecto 7, Médicos del Mundo, Médicos sin fronteras y otras habría unas 10.000. Además esta estadística no cuenta distintos niveles de precariedad, como quienes viven en hoteles. La opción que brinda el gobierno de la ciudad para estos casos, como los paradores, tiene capacidad para albergar a 800 personas".

-Mis Hijos: ¿Qué fue lo que más les llamó la atención a lo largo de su trabajo con este documental?

-Cecilia: A veces uno piensa que es caprichoso que alguien elija amontonarse en la urbe, pero después empezás a entender. Hay lógicas y hay políticas que generan esta situación. Por ejemplo el campo no está planteado como opción habitacional, se lo ha dejado para explotarlo económicamente, no hay opción de vivir en el campo. Está la centralidad, la comodidad y la posibilidad de trabajar que te da la ciudad, como se ve en la película. El documental se cuenta desde Buenos Aires, pero el espíritu es llegar a contar las ciudades, y contamos también El Chaco porque Sonia Sánchez habla de cómo vino desde allí porque en Buenos Aires por lo menos podía vivir de revolver la basura para comer, y contamos España, porque vemos como con la crisis española vino Iria desde Barcelona, donde participaba del movimiento okupa. Acá, en Buenos Aires, se centralizaban -por la política argentina también- un montón de situaciones o vivencias que contaban esta ciudad, pero también las ciudades con su centralidad, esa oportunidad de trabajo y relaciones que tiene la ciudad.
-Vanina: Una pregunta que nos hacíamos era la ciudad como espacio habitable y para quién habitable. Hubo un período que veíamos un montón de carteles de Se vende, Se vende, Se vende. Fue justo en ese momento que estaba todo el tema de las propiedades en dólares, la pregunta era ¿A quién se está vendiendo? Mientras desalojan gente de la misma ciudad.
Nos poníamos nosotras también en cuestión, pensar cuál era mi situación habitacional, que era sumamente inestable cuando en un momento creí que no, porque desde que vine del interior estoy alquilando y en realidad es una inestabilidad constante, porque cada dos años –ahora menos, cada seis meses- la renovación, entonces fue tomar conciencia de mi situación vulnerada y vulnerable en relación al hábitat, que muchas veces no queremos verlo porque como tenemos la plata pagamos y dejamos pasar. Me sirvió para registrar la inaccesibilidad que yo tenía en relación a una vivienda propia.

El nido urbano se puede ver en el cine Gaumont por lo menos hasta el 12 agosto a las 11:25 y 18:20, conseguir el DVD en la Feria del Encuentro, o contactarte con las Hermanas Sánchez en Facebook.

DESCARGAR

   

0 comentarios:

Publicar un comentario