5 ago. 2015

El nuevo Código Civil y Comercial
entró en vigencia con el comienzo
 de agosto.
(Por La Retaguardia) La integrante y dirigente de CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional), explicó ayer en el programa Sueños Posibles, que conduce Alfredo Grande junto a Irene Antinori en Radio La Retaguardia, cuál era su opinión respecto del nuevo libro que organiza y regula las relaciones civiles y privadas de las personas. “El derecho debería seguir a los hechos, y no viceversa. Porque cambiemos denominaciones no cambia la cuestión práctica”, dijo Verdú en relación a las repercusiones que tuvieron las modificaciones rotundas del lenguaje en comparación con el Código anterior.


Familia 

La abogada explicó que un niño de 13 a 17 años, ahora, es considerado un “adolescente”, y puede decidir por sí mismo sobre tratamientos no invasivos y que no comprometan su estado de salud. “Me imagino a un chico de 13 diciendo a su mamá que no quiere usar aparatos en los dientes”, ironizó, y enfatizó que es un postulado que puede tener consecuencias complejas.

Pueblos originarios 

Verdú explicó luego el tratamiento a la cuestión de los pueblos originarios: “en uno de los primeros artículos reconoce los derechos de los pueblos originarios a sus tierras ancestralmente ocupadas. Los Qom, los Wichi, los Pilagá, siguen estando en Avenida de Mayo y 9 de Julio esperando que un funcionario del gobierno nacional les de cinco de pelota”. Realizó la misma valoración ante el hecho de que ahora está permitido utilizar nombres en idiomas originarios de América.

Salud mental

Finalmente, la abogada fue consultada acerca de las condiciones de internación de las personas imposibilitadas por problemas psiquiátricos, y detalló la nueva legislación y la distancia que guarda con la realidad del sistema de salud público. Ya no está contemplado para la justicia utilizar el término “insanía” para referirse a una persona incapacitada parcial o totalmente, por cuestiones psíquicas, para decidir por sí misma. “Dice con toda claridad que una persona con una adicción que necesite una internación, debe recibirla. Cada tres renglones menciona el superior interés del niño, y allí lo tenemos a Germán Medina”, Verdú se refiere a un joven que sufría un cuadro psiquiátrico y una fuerte adicción al paco y al pegamento. “Los padres solicitaron a un juez de Morón que por favor les brindara un lugar de internación cerrado y la respuesta del juez fue encerrarlo en el instituto Roca, de características penales y donde acaban de morir dos chicos quemados”, explicó Verdú. El relato continúa: a los once días de estar encerrado y sometido a los malos tratos que padecen los jóvenes en esos lugares que son “cárceles de chicos”, Germán se suicidó. Quedó constatado, luego, que el Cuerpo Médico Forense advertía que era un niño con altas probabilidades de autolesiones.
 Verdú se detuvo en un segundo caso con características similares: un muchacho que sufrió un brote psicótico como resultado de una intoxicación con cocaína y alcohol. “Estaba en un hotel alojamiento con la novia, empezó a romper cosas, médicos del SAME lo eslingaron como un salchichón en la camilla, lo llevaron al hospital Borda y en el estacionamiento de la guardia, sin siquiera darle ingreso, le encajaron una jeringa que contenía tres drogas que le provocaron un edema agudo de pulmón y se murió”, relató. El error médico consistió en aseverar que se trataba de un problema psiquiátrico, cuando en realidad era una intoxicación.

Elecciones

Por fuera de la discusión sobre el Código, Alfredo Grande le preguntó a Verdú sobre las PASO. La abogada afirmó que son proscriptivas debido a que se debe alcanzar un piso de votos proporcional al padrón que propicia que “quienes tienen un mayor aparato propagandístico, puedan tener mayor capacidad en el mecanismo electoral.”

El Código Civil todavía es una incógnita que recién comienza a develarse. Todo indica que habrá para todos lo gustos: desde avances en la práctica ahora oficializados por la nueva letra; pasando por progresos escritos que habrá que llevar a la práctica; hasta aquellas situaciones que son polémicas, como el camino de la ribera, que deja la vera de los ríos a disposición de manos privadas.

0 comentarios:

Publicar un comentario