3 ago. 2015

Masiva participación en la marcha.
(Por RNMA) Con esa consigna marchó el viernes 31 una caravana con 60 integrantes de los pueblos Qom, Pilagá, Wichí y Nivaclé, junto a organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos, desde la Torre de los ingleses frente a la estación Retiro hasta el Acampe Qo.Pi.Wi.Ni (que lleva más de cinco meses de existencia en el cruce de 9 de Julio y Avenida de Mayo), con paradas previas en el Obelisco porteño y Plaza de Mayo. La caravana había partido el día anterior en micros desde Formosa hacia Buenos Aires para reforzar la lucha por sus derechos ancestrales sobre las tierras que les están siendo arrebatadas, denunciar los ataques diarios a sus integrantes, la persecución que sufren de parte del gobernador kirchnerista formoseño Gildo Insfrán (Gobernador de la provincia desde 1995) y repudiar la inacción del gobierno nacional. Desde las 15 horas, la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) realizó una transmisión en vivo de la jornada, donde se escucharon diversos testimonios.

La jornada -que se realizó en vísperas del 1 de Agosto, Día de la Pachamama, Madre Tierr-  comenzó a las 15 en la Torre de los Ingleses, frente a la terminal de ómnibus y trenes de la estación de Retiro, donde diversas organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales recibieron con banderas whipala a los 60 integrantes de los pueblos Qom, Pilagá, Wichí y Nivaclé, que llegaban en varios micros a Buenos Aires para reforzar la lucha por sus tierras ancestrales. Una vez allí, alrededor de una hora después comenzó el largo peregrinar de la “Caravana Qo.Pi.Wi.Ni”, que ingresó al microcentro de la Ciudad de Buenos Aires por la ancha avenida 9 de Julio, mientras en los medios de comunicación masivos tradicionales se empezaban a hacer eco de la jornada de lucha a través de títulos como “vuelta complicada a casa” o “tránsito complicado en microcentro”, pero sin detallar las motivaciones y reclamos que sostenían la medida de lucha.
En ese marco, la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) realizó una transmisión especial que siguió desde el comienzo, a través de móviles desde el lugar, los avatares de la caravana y fue recogiendo diversos testimonios de las organizaciones y personalidades participantes, como Irineo Palomo. qom de la comunidad La Primavera de Formosa - e integrante del acampe en Buenos Aire-,  Patricia del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) en COB-La Brecha, la madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, Pablo Pimentel de APDH  La Matanza, y Eduardo Díaz, hijo del qarashe Félix Díaz.
Un poco más tarde, mientras la amenaza constante de nuevas lluvias (por la mañana del viernes 31 hubo lluvia torrencial en Buenos Aires) se despejaba y se veían los primeros rayos de sol, la Caravana QoPiWiNi caminaba frente al edificio del Teatro Colón y se acercaba a la zona del Obelisco porteño, punto neurálgico de la ciudad. La encabezaba una inmensa bandera blanca con la consiga “Qopiwini Lafwetes. La Tierra es Nuestra Vida. 5 meses + 500 Años Esperando”.
Luego la columna tomó por Diagonal Norte hacia la Plaza de Mayo, donde se encuentra la Casa Rosada. Una vez allí, en el centro político del país, protagonista de tantos momentos históricos, los integrantes de los pueblos originarios en lucha junto a las organizaciones sociales y políticas acompañantes, pasaban frente a la Catedral Metropolitana, casi confirmando eso de que “Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires”, y se aprontaban a llevar una vez más sus reclamos del reconocimiento del derecho ancestral a sus tierras, por la no persecusión, ataques y asesinatos a sus familias por parte del gobernador kirchnerista Gildo Insfrán, y el repudio a la inacción del Gobierno Nacional al estar en conocimiento de la situación que se vive en esa zona, y en otras, del interior del país.
Finalmente, la marcha se dirigió por Avenida de Mayo hasta el Acampe QoPiWiNi, donde esta nueva delegación de 60 integrantes de los pueblos Qom, Pilagá, Wichí, y Nivaclé llegados a Buenos Aires se sumaron al acampe para reforzar y continuar su lucha ancestral, que lleva más de 500 años. Como dijo Pablo Pimentel, de APDH La Matanza, en medio de la transmisión de la RNMA: “La pelota ahora quedó picando en el área del gobierno nacional”.

Voces en la Transmisión de la Caravana QoPiWiNi

La marcha salió de Retiro y llegó al
acampe una hora después.
La Red Nacional de Medios Alternativos realizó una transmisión especial para acompañar la marcha que - bajo la consigna “La tierra es nuestra vida”- se desarrolló desde la Torre de los Ingleses en el barrio porteño de Retiro hasta el acampe qopiwini en Avenida de Mayo y 9 de julio, que desde hace más de 5 meses llevan adelante las comunidades originarias de Formosa. La marcha fue la actividad de cierre de la Caravana que partió el jueves 30 de julio desde  Formosa y en la que viajaron para sumarse al acampe 60 integrantes de las cuatro naciones que habitan esa provincia: Qom, Pilagá, Wichi y Nivaclé, que se sumaron al acampe.
El primer contacto de la transmisión fue con Patricia del FOL (Frente de Organizaciones en Lucha) minutos antes del inicio de la marcha, quien se refirió al por qué de la caravana: “como organización social nos hemos acercado al acampe a darles nuestra solidaridad, y ellos nos decían que nunca lograban destrabar el conflicto y tener algún tipo de respuesta por parte del gobierno a la problemática concreta de las tierras que les vienen despojando. Entonces propusimos coordinar alguna acción más de conjunto para buscar algún tipo de visibilización y respuesta para esta problemática”.
“La situación concreta es que les están robando sus tierras –continuó Patricia–, las 3/4 partes de las tierras que tenían para vivir, cultivar, crear vida, se las están robando y vienen a Buenos Aires a hacer escuchar su reclamo, pero no los escucha nadie. Hay un dicho que dice que Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires, y lo hablamos con ellos en el seDSC 0350 copiantido de que había que hacer algo que se sintiera más en Buenos Aires, este pedido de que sean atendidos por el gobierno y es por eso que se les propone hacer la caravana. Son cuatro comunidades indígenas que están acampando en la 9 de julio, y la idea era que vinieran algunos representantes y hacer una convocatoria abierta a distintas organizaciones sociales y políticas, de derechos humanos, a quienes militan la problemática de los pueblos originarios, a todos los que se solidaricen con esta causa, para que esta caravana tenga alguna repercusión, y que el gobierno tenga que de alguna manera salir a expedirse respecto a por qué no hace nada con este reclamo que vienen haciendo las comunidades originarias. Ellos tienen cómo demostrar que las tierras les pertenecen, pero con las políticas de los gobiernos de turno se las van sacando y cediendo para otras cosas, por ejemplo han cedido 600 hectáreas para una universidad, también para algunas industrias, les van robando tierras y en el medio por supuesto se hacen matanzas”.

Viaje custodiado

La RNMA dialogó luego con Irineo Palomo, quien se encuentra en el acampe desde el primer día. En este marco, Palomo se refirió a cómo se encontraban sus hermanos recién llegados desde Formosa: “llegaron bien a pesar de todas las problemáticas que tuvieron que pasar en la provincia, me comentaron que había cantidad de efectivos policiales impidiendo la salida del ómnibus, pero llegaron y estamos muy agradecidos de que ellos hicieran todo lo posible para poder venir, es difícil salir de allá y venir, toda la provincia está bordeada por uniformados, está la Policía y la Gendarmería impidiendo que el ómnibus llegue a destino. Pero gracias a Dios no pasó nada y dejaron libres a los hermanos. Ojala que todo esto sea difundido por los medios nacionales e internacionales y esperamos alguna respuesta, esto es algo que desde el mes pasado venimos planificando y también agradecemos a la gente que ha podido ayudar, que ha aportado en algo a la causa de nosotros como indígenas”.
Palomo además destacó la magnitud de la movilización que estaban realizando en ese momento: “es algo muy simbólico para todos nosotros, para el país. Anteriormente habíamos hecho marchas más cortas, al Congreso, a la Casa Rosada, y lo mismo pasó el 29 de mayo pasado cuando fuimos hasta la casa de Gobierno para presentar un petitorio donde figuran todas las problemáticas que sufrimos como indígenas en la provincia. Marchamos del acampe a la Casa Rosada y estuvimos ahí casi 5 horas esperando y al final no hubo una solución. Se entregaron los papeles en la mesa de entrada, pensamos que íbamos a poder dialogar con el señor Aníbal Fernández, queríamos entablar una mesa de diálogo pero no hubo caso, entonces los papeles volvieron de vuelta porque nadie firmó, y es ahí donde entendemos que nadie quiere tomar la problemática indígena como responsabilidad, nos dejan así como que no nos integran dentro de la sociedad de lo que es Argentina, nosotros siempre fuimos muy discriminados en todos lados”.

Discriminación

Al momento del inicio de la movilización, la RNMA pudo dialogar brevemente con Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quien destacó la cantidad de personas que participaban de la marcha: “sigo pensando que antes de irse este gobierno tendría ir devolviendo las tierras para que dentro de unos cuantos años no tengamos que hacer una campaña para sacar a todos los invasores a los que les están dando las tierras, porqueDSC 0354 copia primero fueron los ingleses, los españoles, Roca, y ahora las siguen tomando, y hasta hay una colonia de chinos en Formosa. ¿Por qué no se toman medidas para devolver esas tierras y que la gente viva dignamente? El acampe va a continuar, hasta que no los reciba la presidenta van a estar acá, tienen derecho, y están defendiendo la tierra y la vida digna, yo creo que ya es hora de que se termine este empecinamiento y esta discriminación porque lo peor es que acá hay discriminación. En esta Argentina que es para todos y todas, resulta que hay discriminación. Es terrible. Ojalá que en algún momento se piense un poco en que la historia corre y la imagen de Argentina no se puede ver empañada con acciones que no corresponden”.

Responsabilidades

El reclamo es por las tierras y por
otras cuestiones mucho más básicas.
Para Pablo Pimentel, referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, la llegada de los 60 hermanos de Formosa es una bocanada de aire fresco para quienes están desde hace más de 5 meses en el acampe qopiwini: “sobre todo para su líder espiritual que está muy mal anímicamente, físicamente, yo le mando un fuerte abrazo y homenaje a Félix Díaz que la está pasando muy mal. Recién con Norita (Cortiñas) hablábamos que necesitaría apoyo psicológico, y ella con mucha sabiduría meridiana me dice: ‘sí, es en la Casa de Gobierno que lo tienen que atender, la psiquiatra o psicóloga Cristina’. Es una vergüenza que a 5 meses de acampe y a 5 años de la represión y a 5 siglos del comienzo del desastre en América, los hermanos todavía no hayan sido atendidos, no digo resuelto porque sería una locura que resuelvan todo, sino que los atiendan, que los pongan en agenda y vean cómo resuelven la devolución de las tierras, el cumplimiento de la ley, que no los sigan más con causas penales, es algo realmente muy doloroso, pero estoy contento porque hay un montón de gente, me doy vuelta y para adelante y para atrás hay 100, 200 metros de compañeros, compañeras de distintas organizaciones, muchos hermanos originarios”,
Pablo Pimentel está enojado, indignado, se le nota y no lo disimula, en diálogo con la RNMA, en el marco de esta transmisión especial, se refirió especialmente a las responsabilidades – incumplidas – del gobierno nacional: “aprovecho esta transmisión de los medios alternativos, que es el mejor medio que tienen los que no tienen voz y los pobres de la Argentina, para decir que la pelota quedó picando ahora en el área del gobierno, y el que la tiene que hacer jugar, o por lo menos el que ha dado la palabra es el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda. Tienen que convocar al qopiwini a una reunión con actores con decisión política del gobierno de Formosa pero también del gobierno nacional, porque son los dos gobiernos los que tienen que restituir tierras. Uno, las tierras de la familia Celia y de la Universidad de Formosa, y la Nación les tiene que devolver el parque nacional donde están sus recursos naturales para la pesca, la caza, que es nada menos que el agua, la Laguna Blanca. Los quieren dejar como un macetero de la 9 de julio, y la verdad que no lo vamos a permitir, como organismos de derechos humanos debemos seguir acompañando pero no un acompañamiento para que siga brotando el macetero, sino para que se resuelva de fondo la demanda y el objetivo que es la devolución de las tierras”.
Hace pocas semanas, las comunidades iban a marchar desde el acampe hasta Plaza de Mayo para visibilizar su reclamo en el marco de la inauguración del monumento de Juana Azurduy detrás de la Casa Rosada, evento del que participaron los presidentes de Argentina y Bolivia. Sin embargo, Fresneda realizó gestiones con Pimentel y el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, para visitar el acampe y de alguna manera frenar la movilización. Al respecto, Pimentel reflexionó: “justo empezaba la feria judicial, las vacaciones de invierno y Fresneda me decía que iba a ser difícil encontrar gente en la provincia (de Formosa para reunirse) y yo le respondí que eso no era excusa y que llamara y convocara a una reunión para el 3 de agosto. Espero que ya tenga planificada una reunión, porque para mí como militante y un poco si se quiere garante de esta demanda este lunes 3 se termina la espera, y junto a Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel y Aldo Etchegoyen seguiremos insistiendo por otro canales para que la señora presidenta no solamente se digne a atender, sino que le resuelva políticamente esta devolución de las tierras y todas las denuncias penales que tiene Félix Díaz, otros hermanos, y la sumo a Relmu de Neuquén, porque los gobiernos provinciales feudales han encontrado un mecanismo de castigo con las causas judiciales, y no se imaginan el dolor que le está causando a Félix, un desánimo moral por tener esas causas sobre sus espaldas, y los hijos que están con un miedo terrible de que su padre termine preso, todo por haber tenido el tupé de haberse plantado ante el gobierno de Gildo Insfrán y decirle ‘no nos va a joder más, no nos va a robar más la tierra y devuelva lo que nos robaron’”.
En este sentido, Pimentel se mostró especialmente preocupado por el estado de salud del Qarashe de la Comunidad Qom La Primavera. Félix Díaz se encuentra desde hace varias semanas en la casa de una compañera: “le mandé un mensaje porque quiero ir a verlo, no me contestó, y sé que cuando no contesta es porque el ánimo no le da ni para agarrar el teléfono, de todos modos voy a ir, me voy a poner a disposición. Él lo que quiere es volver a su comunidad, volver con Amanda y sus hijos a vivir una vida normal de un hermano originario que quiere vivir en este país pero que se le respete la preexistencia que tiene que ver con su cultura, su política, su economía, su sustento, y todo esto está basado estrictamente en el territorio, en lo que es la tierra, y si les sacan la tierra los matan, y lo que están haciendo es matarlos… y que no le pase nada a Félix Díaz porque va a haber una única responsable de esto y lamentablemente lo tengo que decir es la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En la Argentina estamos acostumbrados a llorar sobre lo que se derramó, sobre el pibe que desapareció, sobre el pibe que mató la policía, sobre alguien que desapareció en un hospital público, sobre las chicas que se las chupa la trata de personas, entonces hagamos prevención y todos los que estamos en derechos humanos, no solamente los organismos independientes, obliguemos, exijamos al gobierno nacional a que resuelva de una vez por todas esto, y si no lo resuelve con la ignominia, la ignorancia, con el dejar plantado, no contestar cartas, con dejar al Premio Nobel de la Paz esperando 4 horas en la Casa de Gobierno junto con madres de Plaza de Mayo y nosotros sin recibir una nota habla realmente mal, no se entiende, habla de una contradicción y una hipocresía cuando se dice que este es el gobierno que se ha destacado en la política de derechos humanos. Los derechos humanos se defienden o se violan, no tienen términos medios. En esta materia, como en tantas otras, el gobierno nacional los está violando, acompañando a gobiernos provinciales que los vienen haciendo hace años, y esto hay que darlo vuelta, hay que resolverlo. Félix tiene una fuerte depresión, no jodamos, entonces yo le exijo a la señora presidenta que arbitre todos los medios para que se solucione inmediatamente la demanda central que es la devolución de la tierra”.
A la falta de respuesta por parte del gobierno nacional, reflejado en el ninguneo de Aníbal Fernández, el silencio de Cristina Fernández y las demoras de Fresneda, se suman otros hechos que debieron soportar las comunidades en estos más de 5 meses de acampe qopiwini, como la bomba molotov que arrojaron desconocidos dentro de la carpa desde una moto a fines de abril pasado.

Derechos constitucionales

Casi al cierre de la movilización, arribando al acampe de Avenida de Mayo y 9 de julio, dialogamos con Eduardo Díaz, integrante de la Comunidad La Primavera recién llegado desde Formosa: “hemos venido hoy desde la provincia, estamos con los cuatro pueblos de la provincia, somos 60 hermanos que hemos venido a reforzar el acampe de la qopiwini porque los hermanos están desde hace 5 meses sin obtener una respuesta de parte del gobierno nacional y en este momento estamos marchando para demostrar que nosotros seguimos reclamando, pidiendo una respuesta por parte de los funcionarios que tienen poder de decisión en este momento que es muy complicado, muy difícil porque estamos planteando los problemas de la tierra. Fue muy difícil pero llegamos hasta la capital de Buenos Aires a acompañar a nuestros hermanos que están acampando en este momento”.
Díaz agradeció especialmente el aporte de las organizaciones sociales para solventar el gasto del micro para trasladarse y denunció las presiones recibidas por las comunidades en Formosa: “en este momento nuestra provincia está haciendo mucha presión a través de la justicia. Cuando iniciamos la caravana y fuimos a buscar a nuestros hermanos wichis en el oeste de Formosa nos hemos encontrado con las fuerzas de seguridad de la provincia custodiando la entrada de los hermanos de la comunidad Pilagá para que no viajen para Capital. La persecución a través de la fuerza pública es impresionante. En este momento lo que estamos haciendo es estar siempre al lado de organizaciones que luchan, defendiendo la vida, defendiendo el derecho de cada uno; esta es una lucha para que el poder se haga cargo de lo que ellos han puesto en la Constitución porque nos garantizaron el respeto a nuestra identidad y nuestra cultura, y también el derecho a la propiedad de la tierra. En este momento estamos unidos para seguir exigiendo por nuestros derechos, para que se destrabe esta situación porque no queremos seguir lamentando la muerte de nuestros hermanos, que son víctimas muchas veces de la fuerza pública porque estamos defendiendo nuestro territorio con nuestra vida y no queremos más eso. Tenemos derechos que están en la Constitución y el Estado tiene que garantizar nuestro derecho a la identidad”.
Eduardo dio cuenta también de la preocupación entre las comunidades por el estado de salud de Félix Díaz: “él hizo un desgaste muy fuerte en estos meses, porque estuvo intentando convocar a los hermanos a través de la cumbre que se hizo en capital y también surgió el problema de salud hace poco, que todavía no ha podido superar, él está haciendo reposo en este momento, queremos que se mejore para que nosotros podamos tenerlo siempre al lado nuestro porque él es el que ha podido llevar adelante a nuestra comunidad y a todas las comunidades que están presentes en este momento”.
El 14 de agosto se cumplirán 6 meses de acampe y tal como aseguró Irineo Palomo durante la transmisión de la RNMA se quedaran allí, en Avenida de Mayo y 9 de julio, pleno centro porteño, por tiempo indefinido: “hasta que haya una respuesta por parte del gobierno, hasta que haya una solución”.

DESCARGAR

La transmisión de la RNMA se hizo desde los estudios de Radio La Retaguardia, con móviles de Juan Felpeto de ANRed, Daniel Giovaninni de Radio La Colectiva y Juliana Díaz Lozano de Radionauta.  La producción gráfica realizada por Red Eco y ANRed.

0 comentarios:

Publicar un comentario